lunes, 7 de enero de 2013

0 La expresión del Bernabéu




Twitter es ahora el área donde se muestra el conocimiento como en Grecia se mostraba en las ágoras. El reconocimiento es unánime: “sabes, cuando un grupo de expertos que creen que sabes, lo dicen”.

Y así los followers y lo que es más importante: su número.

Decía Juan Pablo Arenas, un periodista de los que ya no quedan, con asombrosa razón que Twitter y por ende el pueblo, prefiere a Escolar que a Steven Pinker y como tal lo retrata el número de seguidores.

De lo que no estamos seguros es si de la democracia popular y participativa prefiere a Iker o Adán. Así ambos suelen ser trending topic cuando juega el otro evocándonos, ay, a los fallecimientos de Carrillo y Fraga y viceversa, donde el otro (siempre los demás) eran los más apuntados.

Sea uno de Casillas, de Adán o de ninguno, como es mi caso, el guion escrito ayer por el que inventó esto se le fue de las manos. En Inglaterra, incluso, daría para un libro de Nick Hornby y unos cuantos “ysis”, que son las portadas de la prensa británica. El principal “ysi” es “¿Y si hubiera parado el penalti Casillas?” del penalti que Casillas no paró. Aunque visto lo visto, los “ysis” son estipulables y atribuibles a las dos primeras salidas del yerno de España o los dos goles que encajó de unos txuri-urdin con más miedo que vergüenza: “¿Y si los hubiera parado también?”.

Dicho lo cual, el guion de los que no tienen Twitter se escribe en cartulinas en las que se expresa el saber colectivo como la que ilustra el artículo. La madre mirando al fotógrafo como la vaca pastando mira pasar al tren, acomodada junto al guion familiar escrito al alimón exigiendo a Mourinho que se “valla” como quien exige el libro de reclamaciones, oiga.

Así las cosas, pasamos del pater familias al niño que impone, como indicaba Malevo, desde pasar de curso con asignaturas suspensas, a exigir que no les unten el morro cuando quema mobiliario urbano, a que hoy sea fiesta o a pedir la cabeza de Mou. Y los progenitores haciendo materia de la frase de Kierkegaard:

La gente demanda libertad de expresión como una compensación por la libertad de pensamiento que rara vez usó”.


Darío Novo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates