jueves, 17 de enero de 2013

0 Sasa Curcic: el George Best serbio (y VII)


Antes de que el equipo inglés pusiera los millones sobre la mesa, Curcic había firmado por el Atlético de Madrid, pero la operación no llegó a realizarse, o sea, que los Gil no pagaron. Sasa dice que cree que fue Radomir Anticquien finalmente echó abajo el fichaje porque no le encajaba en su esquema. Y no le quita la razón, Sasa también considera ahora que no se hubiera integrado en su Atlético de Pantic y el doblete. De hecho, en su momento se alegró de no venir a España. Creía que ya había demasiados serbios en la piel de toro y prefería abrirse paso en Inglaterra, con menos competencia.
Sasa_boltonAsí que en el 96 llegó al Bolton como sustituto deJason McAteer, que se fue al Liverpool por cuatro millones de libras. Al principio alucinó con las costumbres, como que cada jugador calentase por su cuenta, algo que en Serbia hacían todos juntos en equipo siempre. Y si bien en un inicio no brilló, pronto llegó al corazoncito de una afición que no tardó en considerarle diez veces mejor jugador que McAteer y la mitad de caro. El director técnico del Bolton, Roy McFarland, le dio instrucciones claras nada más llegar: “No quiero verte defendiendo, solo tira para delante hacia la portería ¡no defiendas!”. Y Curcic se adaptó perfectamente. De octubre del 95 a mayo del 96 fue el man of the match dieciocho veces.
Sky Sports rodó un documental de una hora sobre su vida. Norman Blount, presidente del club escocés Queen of the South, pudo haberlo fichado. Por medio de un serbio que tenía una pizzería en su ciudad contactaron con Ivan Golac, el mítico jugador del Partizan, que logró traer a su antiguo club a jugar un amistoso. Los crno-beli les metieron cuatro. Sasa se salió y Blount creyó haber visto al “nuevo Gheorge Hagi”.
En Bolton le bautizaron como “El serbio mágico”. La afición le adoraba, hasta le llamaron la atención por celebrar un gol entre los hooligans. Él devolvía los cumplidos: “Cada partido que juego para Bolton es especial y creo que los fans de Bolton son también especiales. Me siento como si estuviera en el mejor equipo de Inglaterra”, declaró. Pero hubo otro pequeño problemilla: bajaron a segunda. Estuvieron a punto de salvarse, pero no lo lograron. En cualquier caso, Curcic aseguró que cumpliría los cuatro años de contrato igualmente, lo que cayó maravillosamente bien entre los aficionados. Así que se fue muy tranquilo de vacaciones a Barbados con Savo Milosevic y su mujer, de recién casados, y Dragan Ciric y su novia. Sasa, por su parte, se llevó a una chavala que no paró de pedirle dinero cada día para comprar ropa. El protagonista de esta historia terminó tan harto de ella que, en el avión de vuelta, abrió el equipaje de la chica y le regaló a los pasajeros toda la ropa que había comprado. Ella se puso a llorar. La pobre pensaba que, como Sasa solo la iba a utilizar para ser un rollo de verano, no le quedaba otra que aprovechar la situación.
Cuando volvió a Bolton recibió una llamada. Era del club donde estaba su amigo Milosevic, el Aston Villa. Le hacían oferta millonaria. Aunque estaba encantado, no lo dudó. Se dijo “es momento de hacer caja” y tomó una decisión de la que se arrepentiría toda la vida.
Álvaro Corazón Rural, Jelena Arsic y Sasa Ozmo
Jot Down


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates