viernes, 28 de diciembre de 2012

0 Mas y el Gobierno de la independencia


Como la mayonesa de bote, el nuevo Gobierno de Artur Mas lleva impresa la fecha de caducidad en la etiqueta: 2014. Malo, pésimo o peor, lo único cierto es que habrá de ser igual de efímero que el que le precedió. Si su presidente cumple la palabra dada a la Esquerra, porque, llegado ese instante procesal, quedará inhabilitado por la Justicia para ejercer cargo público en aplicación de lo establecido en sentencia del Constitucional sobre el plan de su alter egoIbarretxe. Si no la cumple, porque sería la propia política quien lo desautorizase tras faltar por segunda vez consecutiva a lo prometido.
A falta de notario, acaso no le quedaría otra salida en esa tesitura que acudir a la consulta de algún psiquiatra. Sea como fuere, en ambos escenarios la normal continuidad de la legislatura se antoja imposible. De ahí que, apenas recién nacida, esté muriendo: la precampaña electoral ha comenzado antes incluso de que los consejeros hayan tomado posesión de sus carteras. Consejeros entre los que solo el titular de Economía, Mas-Colell, resulta ser alguien extramuros de la política profesional. El resto del equipo lo componen un ramillete de oscuros apparatchiks sin otro oficio que el independentismo a jornada completa a cambio de catorce pagas y lo que caiga.
Triste ejército de sombras chinescas que encabeza la vicepresidenta Ortega, contumaz zurupeta que, siguiendo una ya muy arraigada tradición local, se hizo pasar por licenciada universitaria desde la atalaya de un precario bachiller. A su vera, Germà Gordó y Francesc Homs, dos talibanes del pinyol, la guardia de corps del hijísimo Oriol, comandarán la tripulación de un viaje a Ítaca con escala más que probable en algún juzgado de lo penal. Tras ellos, la marinería rasa, cerca de una docena de medianías comarcales entre la que únicamente destaca Ferran Mascarell, el último mohicano de la izquierda caviar barcelonesa. Una lección viviente, ese Mascarell, de la versatilidad ideológica del alto mando doméstico. Justo en medio de la reunión donde iba a anunciar su candidatura en las primarias socialistas para la Alcaldía, recibió una llamada de móvil. Era Mas comunicándole que acababa de nombrarlo consejero de Cultura. Ni un minuto tardó en romper el carné del PSC. Todo por la pàtria. Lo dicho, un Gobierno de bote. 
José García Domínguez / Libertad Digital

0 Protagonistas Sierra 24/12/2012




0 sep1983- Jiménez Losantos defiende al catalanista Roca frente a Umbral

jueves, 27 de diciembre de 2012

0 ago1983- Esperpéntica boda de Lolita Flores. El monaguillo

viernes, 21 de diciembre de 2012

0 El del PSG que estrella un R8 como forma de protesta



Javier Pastore, futbolista del PSG, estrelló su coche Audi R8 en uno de los aparcamientos de la ciudad deportiva del equipo parisino. Pero no fue accidente. El argentino lo hizo de forma intencionada en forma de protesta porque sólo Ibrahimovic puede estacionar su vehículo en ese parking del staff técnico, según informa Fox Sports.
El argentino mostró su disconformidad con el personal que custodia el aparcamiento de la ciudad deportiva del PSG. Pastore quiso aparcar su coche en la zona del staff técnico donde los jugadores no pueden excepto Ibrahimovic que sí puede dejarlo ahí. Como no le dejaron no se le ocurrió otra cosa que estrellar su coche contra una de las puertas de acceso.
Extraído de Marca.com

0 Queremos Hablar de Empresa 18/12/2012




0 jun1983- Cebrián saca el 'caso Efe' contra Anson, guerra entre 'El País' y 'ABC"

jueves, 20 de diciembre de 2012

0 Los Soprano - Escena final




0 Juguetes


 Porque las peleas Maravilla-Chávez y Márquez-Pacquiaohan pulverizado los registros de la expectación, un lugarcomunista de guardia ha tenido la santa paciencia de amontonar un puñado de cáscaras de pipas para arrojarlas a la cara de las gentes del boxeo.

    –Se huele otra vez el dinero, el gran negocio de los juguetes rotos.

    ¡Juguetes rotos!

    Está el periodismo para hablar de olores a dinero, de grandes negocios y de juguetes rotos.

    Me gustan los toros y el boxeo. No sé qué pueda saberse de la vida sin andarse entre cuerdas y barreras, toallas y capotes. El torero Rafael Perea Boni me descubrió al boxeador Petia Petrov. Tengo dos amigos, David Gistau y Jorge Bustos, que practican en el ring y, sin embargo, escriben, no como Dios, que lo hace recto con renglones torcidos, sino como Alcántara, que fue boxeador de juventud y que es un diablo de la prosa concreta y exacta del que siempre que escribe es porque tiene algo que decir.

    A Alcántara, precisamente, en la madrugada de un premio taurino en Sevilla, le oí contar, fascinado, cómo Urtain había decidido arrojarse al vacío una noche del verano del 92 en que, al entrar en casa, pulsó el interruptor y no hubo luz.

    Y donde el poeta veía una chispa iluminadora del estupor del suicidio los cómicos de “Animalario” sólo vieron la ocasión de un mitin antifranquista (¡Franco en el 92!), que es el abrevadero del progre de guardia que nos afea el gusto del boxeo colocándonos frente a nuestros remordimientos (?), a pesar de esos periódicos que, a fin de salvarnos las almas, no informan del boxeo… “por conciencia editorial”.

    Nuestro progre da por cierto (en palabras de Russell) que la conciencia, que es la voz de Dios, es una guía infalible para salir de cualquier perplejidad práctica.

Ignacio Ruiz Quintano
ABC 
Ir al blog de Ruiz Quintano, Salmonetes Ya No Nos Quedan

0 Ignacio González y el rey negro



0 jun1983- De la Cierva ('Ya') pone en evidencia a Umbral ('El País') sobre historia

miércoles, 19 de diciembre de 2012

0 Bowling For Columbine




0 Cartas de César González-Ruano a Emilio Romero (IV)




Marzo,1959.

Querido Emilio:

Lo malo es que de nuevo no tienes razón. Y a ciertas edades de la vida y de esas muchas conciencias entre las que está la conciencia profesional, eso es grave. He dejado, ni siquiera un mes, de publicar en Pueblo por falta material de tiempo, como llevo más de dos meses sin cumplir mi colaboración en Televisión. Es un mínimo derecho del hombre libre que cobra, además de mal, por lo que publica, no por nómina. Tú puedes sustituirme con alguna extravagante pluma indocta de esas a las que, confundiendo un periódico con un asilo, das cabida en tus páginas. Pero es también una medida arbitraria y de muy discutible aprobación el día de mañana: permitirse el lujo de prescindir de alguien que vale, pongamos como diez, por otro que vale, pongamos como uno. Un director es otra cosa que un señor que, por irritaciones personales, va contra el periódico que le han conferido. Es por último de mediano gusto dar un portazo cuando es de uno la puerta. Esta vez no quiero arreglar yo las cosas noblemente. No puedo apartarme de mi estimación, porque eso no es simplemente voluntario y yo te la sigo teniendo. Eres un gran tipo, lleno de inteligencia y de confusiones.

Si alguna vez volviera cualquier tortilla, yo no te la guardo .Estáte seguro. Para mí sigues siendo el Emilio de hasta el 6 de marzo. Como dice la sentencia árabe, “suerte en la separación”.

Un abrazo. César González-Ruano.

He tenido sin enviar esta carta un día para repasarla en frío. En modo alguno me hubiera perdonado contigo una injusticia ni una cólera momentánea. No la hay. Probablemente, el día de mañana, no podremos decir lo mismo.

0 Pedrerol: "no podemos tener a becarios haciendo el programa"




0 jun1983- Mercedes Milá (TVE) criticada por Anson ('ABC') y elogiado por Umbral ("El País")

martes, 18 de diciembre de 2012

0 Martin Luther King Jr.'s widow and child (1969)

Moneta Sleet Jr.
Ebony Magazine

0 Queremos Hablar de Deporte 17/12/2012




0 ¿Abraham? ¿Sansón? ¿Dalila?


Me lo comentó el otro día una profesora que trabaja en un colegio laico, mixto, de excelente nivel y prestigio. Con vitola culta y liberal. De los veintitantos niños de ocho a nueve años que tiene en su clase, sólo dos cursan Religión como asignatura optativa. Y en el resto del cole, más menos. Casi todos los padres eligen para sus hijos algo llamado Alternativa. Eso me picó la curiosidad. Lo mismo me da para insultar a alguien el próximo domingo, me dije. Que en los últimos artículos me he amariconado mucho. Así que esta semana hice algunas preguntas y obtuve, como veía venir, apasionantes respuestas. Y conclusiones. La principal, básicamente, es que lo mismo con el Pepé, con el Pesoe o con la madre que nos parió, esto va a seguir siendo una puñetera bazofia para analfabetos. Porque seamos justos. Ni siquiera podemos echar la culpa a los planes infames de educación que unos y otros nos llevan asestando desde hace tiempo. Los primeros responsables, los culpables son los mismos papis. O sea. No sé si me explico. Somos nosotros.

Imagino que a estas alturas de la página y sus titulares algún simple habrá pensado: vaya carca, el amigo Reverte, pidiendo el catecismo para los niños. Pero no estoy hablando de eso. Cuando lamento que los padres elijan para sus niños Alternativa en lugar de Religión, no añoro doctrina cristiana ni encaje de bolillos teológico. A mi juicio, la asignatura de Religión debería ser un espacio donde a un niño se le dotara de los mecanismos culturales adecuados para comprender el peso y papel de las religiones en el mundo: Islam, budismo, etcétera. Lo que se trajina. Lo que hay. Y también, naturalmente, el Cristianismo y el peso indudable que la Iglesia Católica, para bien y para mal, ha tenido en veinte siglos de civilización y cultura europea. En las bases de lo que algunos aún llamamos Occidente. Lo mismo que la cultura clásica, el Renacimiento o la Ilustración: somos Homero, Platón y la Enciclopedia tanto como los Evangelios y la Biblia. A ver de qué manera van a poder interpretar las claves de esa cultura europea, disfrutarla y aprovecharla, chicos a los que se limita la posibilidad de conocer sus raíces elementales. Su sedimento de siglos. Por poner un ejemplo fácil: de qué le sirve a un joven visitar el museo del Prado si desconoce los mitos y personajes que figuran en la mayor parte de los cuadros.

Arturo Pérez Reverte
XL Semanal
Leer la Patente de corso completa de esta semana

0 may1983- Anson ('ABC') vs Pradera ('El País'), comienza la guerra entre los dos diarios

lunes, 17 de diciembre de 2012

0 Queremos Hablar de Empresa 11/12/2012




0 Gallardón y la lucha contra el libre mercado


El Ministerio de Industria no podría forzar a todos los españoles para que comprasen en El Corte Inglés, pero el de Justicia sí puede obligarlos a contratar los servicios profesionales de un notario o un registrador de la propiedad. Servicios que hasta ayer eran públicos y gratuitos y que, a partir de ahora, devendrán privados y de pago. Servicios, por lo demás, que ninguna razón objetiva impediría que continuasen siendo provistos por el Estado. Ninguna salvo, claro está, la voluntad del ministro Gallardón de premiar con una lluvia de maná a esas dos corporaciones. Notarios y registradores se beneficiaron de la burbuja inmobiliaria facturando lo que no estaba en los libros. Y se beneficiarán de la crisis facturando por lo que no debería estar en sus libros. Pierda quien pierda, ellos siempre ganan. Gracias a Gallardón, claro.
En España, es sabido, no hay liberales por la misma razón que suelen escasear los democristianos en Arabia Saudita: porque el clima moral del país no lo tolera. De ahí que lo de estos lares se parezca a cualquier cosa menos al capitalismo de libre mercado. Lo nuestro es algo que quizá se podría llamar mercantilismo plutocrático, lúcida definición acuñada por un antiguo fontanero monclovita, Ángel Pascual-Ramsay. Así, la doctrina canónica, igual la de los partidos que la de la prensa y las instituciones, se deshace en entusiastas cantos a las virtudes del liberalismo económico. La opinión respetable rinde devoto culto al reverendo Adam Smith. Y sus epígonos seglares, desde Milton Friedman al doctrinario Hayek, disponen hoy de altares laicos en todos los rincones de al península.
Pero la praxis hispana, ¡ay!, consiste en hacer justo lo contrario: en resguardarse de los fríos vientos de la competencia merced a la promiscuidad incestuosa de lo público y lo privado. Salvo muy contadas y meritorias excepciones, la capacidad innovadora de la clase empresarial española solo brilla por su destreza sin igual para captar rentas en los despachos oficiales. Los empresarios patrios están acostumbrados a competir, sí, pero únicamente con el fin de ganar el favor del poder político pujando por mil y una prebendas administrativas. Desengañémonos, en España, el verdadero capitalismo ni está ni se le espera. Por eso la mala fe (pública) de Gallardón.
José García Domínguez / Libertad Digital

0 Volverás a Columbine


Trece años después de la masacre del Instituto Columbine, como en una macabra revancha del destino, el horror vuelve a golpear las conciencias de los norteamericanos, tan aferrados a su sacrosanto derecho constitucional a portar armas.
El consabido espectáculo de lamentos y lágrimas seguirá durante días a la tragedia de Connecticut. Acudirá el presidente Obama a pronunciar discursos y consolar a las víctimas. Pero nadie moverá un dedo para ponérselo más difícil a los asesinos. Como dijo el malogrado Charlton Heston: "Tendréis que arrancarme el arma de mi cadáver"...
Con más de 200 millones de pistolas en circulación, con la mayor proporción de pistoleros por cabeza de todo el planeta, es de esperar que en cualquier momento se produzca una tragedia similar. La duda no es ya cuándo, sino dónde será el próximo tiroteo, "patrocinado" por la todopoderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA), auténtica responsable de la epidemia que causa todos los años más de 30.000 muertes en Estados Unidos (incluidos los suicidios, con las pistolas siempre a mano).
La penúltima lluvia de balas fue en un cine de Aurora, este mismo verano, cuando 12 personas resultaron muertas y 59 heridas en un pase de la ultraviolenta 'El caballero oscuro: la leyenda renace'. Tiempo antes, en Arizona, uno de tantos perturbados con pistola mató a seis personas yatravesó con una bala el cráneo de la congresista Gabrielle Giffords, que meses antes había presumido ante su electorado: "Tengo un Glock de 9 milímetros y soy muy buena disparando".

Lecciones no aprendidas

Ahora, como entonces, los lamentos de políticos se estrellan contra esa "incultura" de la violencia arraigada en la América profunda y alimentada por el 'lobby' de las armas que, digámoslo claro, tiene comprada a tres cuartas partes del Congreso norteamericano, incluido un buen puñado de demócratas.
Pese al impacto de la masacre del Columbine (13 muertos y dos suicidios), pese a la conmoción causada en el 2007 por la matanza de la Universidad Virginia Tech (32 muertos), pese a los cambios prometidos por Obama, lo cierto es que nunca cambia nada. El NRA invierte más dinero que nunca en la ruleta de la política y logra que se aprueben 'leyes de autodefensa', como la que se cobró la vida del adolescentes Trayvon Martin en Florida.
El 'lobby' de la pólvora tiene la máquina bien engrasada, y por nada del mundo va a permitir que las leyes para reforzar el control de las armas se convierta en un tema palpitante, no ahora ni nunca. Los pistoleros fueron fieles a su cita en las dos convenciones, la republicana y la demócrata, y ahora llega el momento de recoger la cosecha de pólvora.
Como en Columbine, los grandes medios contribuirán al circo montado alrededor de la tragedia y nadie (salvo que Michael Moore lo vuelva intentar con una secuela) se atreverá a ahondar en las raíces de la tragedia. Con lo fácil que sería publicar una lista de todos los políticos 'untados' por la NRA y cómplices de la masacre de Connecticut...
Pero los pistoleros, con flamante sede en los alrededores de Washington, seguirán en pie de guerra y pronto contraatacarán su ejército peculiar lacayos de las relaciones públicas, repitiendo por activa y pasiva la letal consigna: "No matan las pistolas, matan las personas". ¡Acabáramos!
Carlos Fresneda / El Mundo

0 mar1983- De la Cierva ('Ya') se querella contra los de 'Diario16' (Gutiérrez, PedroJota y Jaúregui)

miércoles, 12 de diciembre de 2012

0 Cartas de César González-Ruano a Emilio Romero (III)




Diciembre, 1958.

Querido Emilio:

A mi edad, puedo permitir que se me haga cualquier injusticia, pero difícilmente perdonarme a mí mismo el hacerla yo.

Acertada, desde luego, tu determinación espontánea de suspender mi colaboración. Egoístamente esta determinación coincide con que me alivia del trabajo que menos me convenía, aunque no fuera el que menos me interesara. Partiendo de la seguridad inicial que tienes de que yo acepto de pleno, y sin intento de arreglo tu idea, de que consiento hasta en la ya más peregrina de que me concedas la libertad, según tu propia expresión, debo, si no ya al Director, al amigo, que corrió aquel día a la cama donde estaba muriéndome, aunque él en el uso de su derecho, no de un deber, no se explique, una explicación. Uno de tus más asiduos colaboradores vino a explicarme el ataque –que no puedo juzgar yo mismo- que me hiciste en la Televisión, lugar en el que también trabajo. Eran unas declaraciones públicas bien terminantes. Eso provocó mi telegrama que no has debido meditar en tu prudente comedimiento, en lo que tenía de natural reproche legítimo e incluso cariñoso. El telegrama decía textualmente: “Me alegra infinito tu nuevo triunfo y siento no poder corresponderte en algunas apreciaciones literarias demasiado públicas. Punto. A mí, privada y públicamente, me gusta siempre lo que tú haces. Punto. Felicidades.” O sea, que yo no correspondía a tu gratuita impertinencia, no por ninguna bondad, sino porque a mí en cambio me gustaba tu labor, tu manera, lo que había dicho siempre pública y privadamente. Sigue en pie lo que tú has dicho, tu ofensa, y no se puso en pie ninguna ofensa mía. Ni se pondrá, querido Emilio.

No volveré a escribir en Pueblo. Pero no me perdonaría yo –en tanto que vamos muriéndonos- que esto quedara confuso. Tanto que iré a verte a ti, al que me vino a ver un día a Cuenca, para despedirme. Si Dios te nubla la cabeza de soberbia de tal modo que no me quieres ver, ya es otra cosa. De ciertos pasos no me arrepentiré nunca. Y uno de ellos es el de subir las escaleras de Pueblo para decirte personalmente: adiós.

Te saluda, César González-Ruano.

0 Queremos Hablar de Deporte 10/12/2012




0 Dreams of Better Times (1968)

Toshio Sakai
United Press


0 feb1983- Umbral ('El País') expulsado del Ruano por pedir depuración para Aguinaga

martes, 11 de diciembre de 2012

0 Chava




Todo empezó el 6 de Febrero de 1971. Aquel frío día de invierno, en la sierra abulense, nacía José María Jiménez “Chava”. Un hombre en perpetua comunión con la bicicleta, su pasión, su perdición.

Para situarnos antes de la forja de una leyenda, es de ley hablar de sus inicios. Chava pronto haría sus faenas, y que faenas, en las cercanías de su pueblo, El Barraco, aquí al lado y cerca de Ávila cuna de grandísimos escaladores entre los que destaca su cuñado, Carlos Sastre, ganador del Tour de Francia 2008. Años después, la figura del Chava quedó tan presente entre los niños del lugar que todos, en la calle, se pedían ser él.

El joven Chava, en la categoría amateur pronto comenzó a destacar, imponiéndose en cada cumbre que pisaba con la facilidad de un serpa. Los resultados no tardaron en llegar, el Circuito Montañés era suyo.

Estos demoledores triunfos llegaron a oídos de Banesto. Corría el año 1992, la estructura heredada de Reynolds, era manejada por dos navarros de pro como Echávarri y Unzúe. Eran tiempos en los que Banesto era el equipo de España, con Miguel Indurain abonado al maillot amarillo tras destrozar a mil y un rivales de la talla de Lemond, Chiapucci o Fignon.

Chava, muy bisoño y lejos de los focos que apuntaban a Indurain, poco a poco preparaba su salto a la élite. Y lo preparaba como sólo él sabía, escalando. Llegó el declive de Indurain allá por 1996, el de Villaba dejaba huérfana a la bicicleta española con su retirada. “A rey muerto, a rey puesto” pensó la prensa española; Olano era su heredero natural. Sin embargo, el guipuzcoano no colmó las expectativas y fracasó en su digno intento de sustituir al campeonísimo. Corría peligro el ciclismo español de entrar en un descenso como si fuera el del Tourmalet.

Pero apareció él, Chava. No ganaba, era irregular, estaba desconectado de la carrera decían sus detractores, puristas del ciclismo como si de un Tendido 7 de cunetas y bidones se tratara. Sin embargo él nos hipnotizaba, bailaba con la bicicleta un tango de emociones desde el momento en el que la carretera selecciona héroes.

Llegaron triunfos, triunfos muy sonados como el campeonato de España en 1997, y sobre todo etapas en la Vuelta a España. “Su” Vuelta a España, donde la afición le arropaba, mimaba y brindaba por él como si de un Niño Jesús se tratara. Vencían otros la ronda española, nombres respetables pero olvidables.

Sin embargo, Chava era la  tertulia de bar, ya podía llevar el jersey de líder el que quisiera, que entre café, puro y carajillo, la conversación era de Chava. Podía ser su espectacular galopada al triunfo o…su petardazo más sonado. Era él, exceso en todo, defecto en nada.

No queremos dejar pasar por alto su triunfo más recordado. Mítico, inesperado, heroico, divino. Todo adjetivo queda corto a su triunfo en el Anglirú. La montaña que desafiaba al hombre en el lejano 1999. Sólo los más atrevidos habían aventurado su suerte a la montaña más temible que jamás había conocido España. Porcentajes desafiantes a la ley física sólo apto para valientes. De ese día recordamos dos imágenes del que perdió y del que ganó. Del Ying y el Yang. Porque todos hemos sido muchas veces Pavel Tonkov, pero no todos hemos rozado la gloria con la yema de los dedos como aquel septiembre, lo hizo Jiménez.

Llegado el día de marras, la neblina asturiana daba la bienvenida al Infierno, seguramente más de uno pensó que el Diablo esperaba arriba de la montaña para coronar al expedicionario más afortunado. Caminaba Pavel Tonkov, con su característico ritmo cansino pero atinado al triunfo, era un vencedor honorable para inaugurar el Rey de Reyes de la montaña española, pero la afición española no quedaba satisfecha. Todos querían a Chava…Y Chava no defraudó, emergió entre la niebla, cuando la montaña agonizaba, como si de un torpedo de fabricación soviética se tratara para borrar del mapa a Tonkov y coronar el Anglirú como vencedor. Era el triunfo de la afición, todas las ilusiones de los más apasionados de la bicicleta se depositaron en aquella victoria. Tan bella, tan recordada. Después vendrían más visitas al Angliru, pero coincidirán en que solo hay un primer amor: y el corazón siempre nos dirá que la inocencia del 20% la rompimos con el Chava.

Después de algún triunfo más en el cambio de Siglo, todo cambió. Esa cabeza que sólo soñaba con rampas y porcentajes, se abandonó a su propia suerte. Un autocastigo por el que pasaron otros grandes de la montaña, Pantani sin ir más lejos. Estuvieron siempre tan cerca del cielo que le cogieron el gusto y allí están. La muerte sorprendió al Chava en su mejor momento tras las épocas problemáticas, cuando dejó de contar los días de tres en tres. Entonces tiró de la bicicleta, su amor, el nuestro, para dejar claro que quería salir del infierno. Pero los excesos, imperiosos excesos como los definiría Tom Wolfe en su Hoguera de las vanidades, pasaron factura y un 6 de diciembre de 2003 decía adiós. Adiós para siempre.

Hoy, 9 años después de su muerte, te seguimos recordando Chava. Cada palmo de carretera en la Vuelta a España tiene una pintada escueta, con cinco letras. C H A V A. Muchos ganaron más que tú, pero tú ganaste el premio eterno, el que sólo consiguen los elegidos: el premio del público. Porque aunque no lo creas, sigues siendo tertulia de bar, héroe del pueblo ciclista y siempre, siempre, estarás en nuestra memoria. Eres eterno, José María Jiménez. Eres eterno, Chava.

A.Briega

0 El asilo de Petrinja

Ayer telefoneé a Márquez. Lo hago de vez en cuando, aunque no con demasiada frecuencia. Como él. Son conversaciones breves, casi secas. De pocas palabras y en nuestro viejo tono habitual: cómo estás, capullo, cacho cabrón, etcétera. Te llamo cuando vaya a Madrid, o hazlo tú cuando pases por Valencia. Todo eso. Lo de siempre. A veces nos vemos, comemos juntos -siempre trae en la muñeca el Rolex que le regalé con los derechos de autor de Territorio comanche-. Y tomamos algo entre viejos rituales: más silencios que palabras. A veces gotean nombres de amigos muertos mezclados con nombres de amigos vivos: Julio Fuentes, Miguel Gil, los otros que no llegaron a viejos. Y los que siguen ahí, envejeciendo unos peor que otros, o todos mal. Los que seguimos. Ni Márquez ni yo somos de contarnos batallitas. Hablamos de su crío, al que llamó Arturo. De cómo lo lleva por las mañanas al colegio o pasean juntos frente al mar. De la vida tranquila dedicada a él desde que se jubiló de la tele, de la Betacam, de los hoteles con agujeros, de las carreteras inciertas, de las calles alfombradas con cristales rotos. De quedarse luego una hora en cuclillas en su habitación en Zagreb, Sarajevo, Bagdad, Beirut, la cámara en el suelo, la espalda contra la pared, las botas manchadas de sangre seca, fumando cigarrillos mientras se le borraban despacio de la retina las imágenes grabadas ese día. Cuando me cruzo con alguno de los otros viejos colegas y me pregunta por Márquez, si se resignó a vivir como la gente normal, siempre digo lo mismo: «Se habría pegado un tiro, supongo. ¿Qué otra cosa podía hacer él?... Ese puñetero crío le salvó la vida».

Arturo Pérez-Reverte
XL Semanal
Leer la Patente de corso completa de esta semana

0 feb1983- Umbral ('El País') vs Pedro Rodríguez ('ABC'), el gallo y Campmany

lunes, 10 de diciembre de 2012

0 A balón parado

@Haiku_T

La mitad de los goles recibidos por el Madrid, todos decisivos, vienen “a balón parado”, que es la forma pipera de llamar a las brevas que caen de la higuera que mece la madurez de Casillas. “Yo no le pido que pare las que vayan dentro –dijo una vez Di Stéfano a un portero suyo–, pero, por favor, no me meta las que vayan fuera.” Hughes sostiene que Íker ha sido siempre un genio de la cal. Por eso Del Bosque prefería a César y por eso Capello pensó en Diego López. Pero la “baraka” tiene razones que la razón no entiende.

Ignacio Ruiz Quintano
ABC

Del blog de Ignacio Ruiz Quintano, Salmonetes Ya No Nos Quedan

0 Verde, piedra y tierra

Pedro Rubio

0 Protagonistas Sierra 10/12/2012




0 Todo lo que Sistach no le contará sobre la inmersión


Resulta que lo de Quebec era mentira. También lo de Quebec. Pues en ningún rincón de la Vía Láctea, excepto en Cataluña, existe esa aberración pedagógica llamada inmersión lingüística obligatoria; en ninguno. La historia de Canadá, tantas veces repetida, resultó ser otro cuento chino para engañar a los incautos. La inmersión en francés, ahora lo sabemos, es allí voluntaria para los hijos de padres anglófonos, algo más del veinte por ciento de la población local. Así las cosas, nadie que no tenga por lengua materna el francés acaba siendo escolarizado a la fuerza en ese idioma. Ni siquiera en Quebec sucede.
Huelga decir que en Finlandia, el país que goza del mejor sistema educativo del mundo, la minoría de habla sueca recibe la instrucción docente completa en su idioma. No se les ha pasado jamás por la cabeza sumergirlos en el finés. Como el difunto Copito de Nieve, la Sagrada Familia de Gaudí y la coima fija del tres por ciento en cualquier obra pública, la inmersión preceptiva es algo genuina e identitariamente catalán. Un atropello que cuando los nacionalistas intuyen amenazado se justifica apelando al piadoso argumento de la cohesión social, como Sistach. Los niños, predican los alguaciles del Santo Oficio Lingüístico, han de estar todos juntitos y hablando en el mismo idioma a fin de evitar una fatal división entre catalanes.
O sea, justo lo que ya ocurría en el franquismo, cuando en las aulas solo se usaba el castellano, el código común al conjunto de la población. Aunque, entonces, los catalanistas clamaban airados que aquello, el monolingüismo, constituía un muy horrible crimen contra la delicada naturaleza cultural del alumnado. Y por qué lo harán, se podría preguntar algún alma cándida. Buena pregunta que, ay, conlleva una respuesta demoledoramente simple: porque nadie vindicaría el catalán si no resultase obligatorio y comportara mil pequeños privilegios su uso. Si la gente fuese libre para utilizar el idioma de su antojo, el tan loado tesoro de la lengua catalana acabaría en un contenedor de trastos viejos junto a otros cachivaches inútiles. Ningún catalán le concedería la menor importancia. Suena crudo, sí. Pero qué le vamos a hacer, nois, todos los idiomas no pueden ser rubios, tener los ojos azules y medir un metro noventa.
José García Domínguez / Libertad Digital

0 oct1982- Portadas ante el triunfo electoral de Felipe González (PSOE)

domingo, 9 de diciembre de 2012

0 Fútbol y literatura: "Oda a Jacinto Quincoces", Federico Muelas




…Sobre el verde tapiz la geometría
delirando en los pies del delantero;
páginas de sutil caligrafía
buscando el “visto bueno” del arquero:
el inútil vigor de la estirada
dejándola por siembre rubricada
Federico Muelas
Revista Garcilaso, Nº7, 1943

0 Cartas de César González-Ruano a Emilio Romero (II)




Noviembre,1957

Querido Emilio:

Contra los consejos médicos que aún no lo consideraban prudente, me he venido.

No debo aún ver a nadie ni quiero que se me vea hasta que esté un poco más potable. Creo que pueda ser cosa de cinco o seis días. A la primera persona que deseo ver y abrazar es a ti. ¡Qué maravilla de ser humano eres! Me he alegrad de todo; leí lo de Barcelona. Cualquier cosa llámame por teléfono. Si no en cuanto humanamente pueda, te veré. Me falla el pulso. Me he quedado como un Gironella cualquiera.

Te abrazo con todo agradecimiento y de corazón, César.

Emilio Romero
Los papeles reservados de Emilio Romero, 1985

0 sep1982- Nuevo 'Hora25' en la SER, Rico, Jiménez y las tertulias de Ónega

sábado, 8 de diciembre de 2012

0 Messi catilinario


El primer síntoma lo percibí en el Parlamento, cuando un diputado de CiU, ardiente su intervención de destino manifiesto, cerró el discurso citando una frase de Vicente del Bosque. O sea, aún peor, en términos de excelencia intelectual, que si hubiera recurrido a la arenga de Mel Gibson haciendo de Braveheart. 
Ahora nos encontramos con Messi, un poco pensador orgánico, y otro poco ser taumatúrgico, con cuyos dolores de rodilla se paralizan las respiraciones, zanjando el pleito del bilingüismo con una autoridad que el mundo no recordaba desde las Catilinarias. Y no me lo entretengan más con estas fruslerías, a Messi, que tiene una cola de leprosos esperando la imposición de manos y luego va a resolver el teorema de Fermat. 
Hace tiempo que el F.C. Barcelona tiene asumida su naturaleza de ejército desarmado, y que la ejerce como ahora, aun a riesgo de que parezca que ahorma la conciencia de sus futbolistas como si hubiera condiciones de pertenencia ajenas a las propias del fútbol. Lo nuevo no es esto, sino que se conceda a los futbolistas, de un modo cada vez más desinhibido, cierta capacidad de influencia moral por la que se cree que a alguno de ellos pertenece el derecho a la última palabra en asuntos de la vida pública. Macías citó a Del Bosque como si ahí hubiera encontrado un argumento irrefutable para conceder la independencia, como si el entrenador fuera el depositario de la infalibilidad de Churchill. Sabíamos que, en la escombrera nacional, entre todos los colapsos institucionales, sólo los futbolistas conservaban una imagen de éxito. Pero nunca sospechamos que terminarían siendo reclamados para sustituir a los gurúes de la conducta colectiva, un poco como ha ocurrido en Ucrania, de cuya decadencia corrupta ha emergido, como único hombre limpio, cargado de futuro, un boxeador campeón del mundo. 
Ésta ha de ser otra acepción de la anti-política y del secarral intelectual: cuando Messi sostiene el relato y Del Bosque ingresa en el libro de citas. Si tuviéramos una tradición heroica relacionada con los militares, en lugar de con los deportistas, estaríamos a punto de hacer presidente a un Eisenhower. Que, a falta de un Ike, no podamos pasar de un Tito Vilanova, da fe de hasta qué punto nuestro tiempo nos aboca a la melancolía. 
David Gistau/ El Mundo

0 Cartas de César González-Ruano a Emilio Romero (I)




Querido y admirado Emilio:

Esta pesada y esperpéntica broma –estas bodas de sangre- va mejor. Aunque lentamente, reacciono creo que del todo. Dentro de pocos días creo que estaré normal. Los gastos, querido Emilio, han sido sencillamente horrorosos, aun con la ayuda de la Asociación en la que sé que también debo mucho a tus gestiones para los medicamentos. Luego mes y medio sin ganar nada. Total, que aun haciendo prodigios la pobre Mary, no tengo en este momento un duro. Me gusta más deberte a ti todo. Tengo en ti una total confianza. ¿Puedes ayudarme con dos mil pesetas más que con las otras cuatro que inolvidablemente me llevaste a Cuenca, hacen seis mil que descontaremos como tú convengas? Ya sabes que no se pide nunca por gusto. Si te es fácil, puedes dárselas a mi secretario, Pedro Garmendía, que personalmente te lleva éste, y si no a Pérez Cútoli que viene a verme esta tarde a las cinco con Marino para convenir la nueva sección.

Te lo agradecería en el alma tu viejo amigo, César.

Emilio Romero
Los papeles reservados de Emilio Romero, 1985

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates