domingo, 30 de septiembre de 2012

0 De la grada a la trinchera (VI)


Los Tigres de Arkan
En la grada inferior del fondo sur los Delije rugen. El cemento de las gradas parece retumbar. Las explosiones de potentes petardos se suceden. Han venido al completo y ya están donde querían. En la grada superior hay algunos aficionados croatas. Sobre las pistas de atletismo, policías, coches de bomberos y ambulancias, preparadas por si fuera necesario. Luce el sol en Zagreb, a veces oculto por el humo de las bengalas y los botes. Queda casi una hora para el partido.
Los dos principales equipos de Serbia son el FK Partizan y el Estrella Roja, ambos de Belgrado y ambos enemigos futbolísticos irreconciliables. Se odian. Desde 1947 disputan el ‘derbi eterno’, uno de los partidos más ruidosos e intensos de Europa. Los dos equipos dominaron la liga yugoslava hasta su disolución: el Estrella Roja logró 19 campeonatos y el Partizan, once. Estos últimos nacieron como el club del Ministerio del Interior y mientras Yugoslavia se mantuvo unida fue el equipo de Belgrado más ‘yugoslavista’, sin hacer tanto hincapié en el nacionalismo serbio. Sus ultras son los Grobari (enterradores), apodo que les pusieron sus rivales del Estrella, pero que adoptaron de buen grado. Tal es la fiereza de los Grobari que de los 36 partidos que el equipo ha jugado en competiciones europeas, 25 han supuesto sanciones para el club por culpa de la violencia de sus aficionados.
El Estrella Roja, por su parte, considerado el equipo con más seguidores del país, representó siempre el nacionalismo serbio más radical. Nacido del ejército yugoslavo, sus ultras —los Delije, los mismos que llegaron en tren a la estación de Zagreb— terminaron por ser un brazo armado del Estado. A medida que Yugoslavia caminaba hacia su desintegración, Grobari y Delije radicalizaron sus posturas políticas hasta fundirse en una sola ideología: sus gradas contuvieron (y contienen) el nacionalismo serbio radical, escorado hacia la extrema derecha como respuesta al comunismo que les unió a croatas y bosnios bajo una misma bandera. Su idea es clara: Yugoslavia es Serbia, la Gran Serbia, y el resto de pueblos que compongan han de asumir su deuda, su —al fin y al cabo— inferioridad.
Nacho Carretero / Jot Down

0 Previa. Espanyol-Atlético de Madrid: Un Espanyol con urgencias espera a un Atlético sin Falcao


Saltó la noticia a la hora de publicar la lista de convocados rojiblanca. Radamel Falcao, lastrado por una sobrecarga muscular en su abductor, decidía parar y no viajará a Barcelona para medirse contra el Espanyol. El pichichi del campeonato en un alarde de precaución ante el apretado calendario que viene, no quiere arriesgar una posible lesión más grave.
La ausencia del killer colombiano cambia radicalmente el escenario de un partido de urgencias locales. El Espanyol tras un inicio pésimo se encuentra en el fondo de la tabla dejando unas sensaciones muy preocupantes. Aquel equipo periquito que enamoró con su alegre juego durante un buen tramo de la pasada temporada ha desaparecido. Y los fríos datos, los que determinan en que zona de la tabla estás, si puedes comer caviar o salchichón, tampoco engañan: el equipo dePochettino comparte farolillo rojo con Osasuna.
No ha conseguido Pochettino, antaño venerado, a día de hoy más que discutido, reponerse a una diáspora de bajas en la plantilla. Nombres como Víctor VázquezWeissDidac ViláJavi Márquez o Coutinho aportaban un nivel que los refuerzos, de momento, no han podido igualar. Sólo Longo, el joven delantero cedido por el Inter de Milán, ofrece algún motivo para la esperanza.
Pero el Atlético no se puede fiar de un conjunto herido y necesitado de puntos el cual necesita Cornellá para empezar a salir del hoyo. Porque no cabe duda que las opciones pericas pasan por su santo grial: Cornellá. El estadio espanyolista desde su inauguración ha sido una fuente inagotable de puntos para los pericos.
Por su parte, el Atlético mermado por la falta del Tigre, llega con el recuerdo de la “Batalla del Villamarín” en la que el Betis le vendió la victoria a precio de oro. Ahí reside uno de los pocos lunares del equipo de Simeone; la dificultad para sacar partidos con más suficiencia a tenor del juego que practica. Salen las cuentas en el bando colchonero, 13 de 15 es un botín de puntos soñado, pero la visita a un Espanyol agrietado con el agua empezando a subir preocupantemente, supone el no tener que conformarse con un empate. Son las exigencias propias de unos sueños tan exigentes.
Volverá a la titularidad Diego Costa, magnífico durante el primer tramo de la temporada. Las dudas llegan en la línea medular, Adrián en un significativo bache, no parece tener la confianza de Simeone, al que le gusta arropar bien a su equipo. Por ello todo hace presagiar que el navarroRaúl García volverá a ser de la partida para ofrecer sus credenciales: lucha y presencia física.
Con todo esto se presenta el partido en Cornellá, el penúltimo de la tabla, víctima de una pésima racha, visita al segundo clasificado, sin su Tigre pero con la ilusión intacta. Emoción tempranera asegurada en la periferia barcelonesa.

A.Briega

0 Previa. Real Madrid-Deportivo de la Coruña. Objetivo: evitar los once


En marzo de 2012, se cumplieron 110 años del nacimiento del Real Madrid. Como el español es de números redondos sui generis, hacía 10 por entonces del famoso Centenariazo. Esa final de Copa del Rey que dio con el traste de una celebración por todo lo alto en casa, como se celebran las cosas grandes. En aquella ocasión, el Deportivo de la Coruña alzaba la Copa al cielo dejando al madridismo pálido y boquiabierto. Cosa que hoy esperan repetir.
Los gallegos se presentan en el Bernabéu con el objetivo de los tres puntos para ellos, lo que pondrían a los blancos a una distancia de menos once sobre el Barcelona que venció al Sevilla en su duelo de ayer. Un mundo si tenemos en cuenta que aun estamos en septiembre. El Real Madrid llega de ganar al Rayo Vallecano en el partido al que Di María puso luz y de vapulear a su antojo, a un Millonarios que no fue lo que fue, vis a vis con las mafias aparte. A todas luces, se vislumbra la vuelta del doble pivote al centro del campo madridista con Khedira y Xabi Alonsoen la doble manija y un Luka Modric más adelantado. La punta del ataque estará dirigida porBenzema si no cambia nada, flanqueado por Di María y Ronaldo. Casi nada. Broncas en la sala de prensa aparte, Ramos volverá a ocupar el centro de la zaga. Quienes se quedan fuera por decisión técnica serán Coentrao (un seguro en el Nou Camp),  Essien y Carvalho, con el queMourinho no cuenta en toda la temporada.
Sin Valerón y con Evaldo
La rumorología apunta a que Valerón, el jugador con más calidad a años luz de los de Oltra, estará de inicio en el banquillo. Titular será Evaldo, muy criticado durante en su estancia deportivista. Ayza Gámez ha sido el seleccionado para arbitrar el partido en el que, esperemos, no sea protagonista. Puntuar sería para el Depor un triunfo que llevar a su casillero aunque no subirá a las vitrinas, como hace 10 años. Para el Madrid, sin embargo, puede resultar igual que hace una década: dejar vacía de otro título la estantería.
Darío Novo

0 El federalismo ful de la izquierda camp


Es muy notable que los socialistas quieran convertir España en un Estado federal. Rubalcaba, siempre después de Cebrián, acaba de manifestarse gran entusiasta del federalismo. Bien, sólo hay un pero. Un pequeño y diabólico detalle que se entromete impertinente en esos planes: España ya vive en un sistema federal. Con sus excepciones, como el régimen foral, pero en conjunto con una distribución de competencias típica de los Estados federales. En su literalidad, la Carta Magna podía haber dado lugar a un Estado de las autonomías asimétrico, como ha escrito Blanco Valdés. Unas pocas comunidades hubieran disfrutado de autonomía política y el resto, de una simple descentralización administrativa. Pero desde el "café para todos" servido tras el referéndum de Andalucía por la UCD y el PSOE, la balanza se inclinó hacia la simetría federal. Era inevitable: o todos moros o todos cristianos.
Los socialistas han desempolvado el federalismo ante el desafío separatista de Artur Mas. Yo no creo que ignoren que, tal como escribió Otero Novas, "carece de sentido postular la configuración de España como Estado Federal como supuesta solución (...), porque esa solución ya está realmente en la Constitución y es la que estamos aplicando desde 1978". Tampoco imagino que piensen ni por un instante que un federalismo expreso (y exprés) puede contentar, acomodar, a los nacionalistas. Al nacionalismo no le interesan nada la uniformidad federal ni el acomodo. Es más, a cuenta de la crisis, no ha tenido empacho en proclamar que sí, que en efecto hay que reducir el Estado autonómico: despojando de la autonomía a los territorios que considera indignos de tenerla. Léase Castilla, Murcia, Cantabria, La Rioja, Extremadura, Madrid y un largo etcétera.
Este fervor federal que le ha entrado a cierta izquierda tiene sus claves. No responde a un afán de integrar a los nacionalistas. Obedece al deseo de no integrarse ella con los defensores de la unidad de España. No vaya a ser que los pijiprogres de Madrid y de Barcelona metan a los mandarines de la izquierda camp en el saco de los carcas, ¡los de la Brunete!, por oponerse a la ruptura de la nación. Hay que decir que es un miedo fundado. Cómo no, si han impartido durante décadas que España es cosa de fachas. El embozo federal es un síntoma del curioso complejo de la izquierda ante el nacionalismo. Porque la izquierda dio en su día un plus de legitimidad al nacionalismo, y ha acabado por necesitar, por mendigar incluso, su cariño.
Cristina Losada/Libertad Digital

0 may1979- Gobierno Suárez cierra el 'Arriba'. Protestan los ex directores. Ónega


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


sábado, 29 de septiembre de 2012

0 Tragedy by the sea (1955)


John L. Gaunt
Los Angeles Times

0 Lujo

Pedro Rubio

0 El viejo Casale (X)


Se ve que tenía unas ganas de hablar pero nadie quería darle mucha bola para no pisarse en una de esas. Así que nos hacíamos todos los dormidos. Parecía que habían tirado un gas adentro de ese ómnibus, hermano. Como cuando se muere algún ñato ¿viste? que se queda a apoliyar en el auto con el motor prendido y lo hace cagar el monóxido de carbono, creo. Bueno, así parecía que a nosotros nos había agarrado el monóxido de carbono. Pero, cuando llegamos a Villa Diego, por ahí el viejo se levanta y le dice al Rulo "En la esquina, jefe". Y yo no sé qué le dijo el Rulo, algo de que ahí no se podía parar, que estaba cerrado el tráfico, que había que seguir un poco más adelante y el viejo se la comió, pero se quedó paradito al lado de la puerta. Al rato, por supuesto, de nuevo el viejo, "En la esquina". Ahí ya el Rulo nos miró, porque se le habían acabado los versos. Y ahí, hermano... ¡vos no sabés lo que fue eso! Fue como si nos hubiésemos puesto todos de acuerdo y te juro que ni siquiera lo habíamos hablado. Empezaron los muchachos a desplegar las banderas, a sacar las cornetas y las banderas por la ventana, y a los gritos, hermano, "¡Soy canalla, soy canalla!" por las ventanas.

Pero no para el lado del viejo, el pobre viejo, que la cara que puso no te la puedo describir con palabras, sino para afuera, porque los grones, con lo quilomberos que son, se habían ido aguantando hasta ahí sin gritar ni armar quilombo para no deschavarse con el viejo, pero cuando llegó el momento agarraron las banderas, empezaron a sacar los brazos y golpear las chapas del costado del ómnibus y también el Rulo empezó a seguir el ritmo con la bocina.


Roberto Fontanarrosa

0 ago1979- 'El País': Polémica entre Jiménez Losantos y Savater


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me



viernes, 28 de septiembre de 2012

0 De la grada a la trinchera (V)



Los equipos y sus seguidores dibujaban a la perfección el paisaje social de Yugoslavia. Pero el gobierno parecía negarse a verlo. Milorad Anjelic, presidente del parlamento de Belgrado, explicaba en 1990, sólo un año antes de la guerra: “Existen conflictos, pero no son serios. No nos cuestionamos la existencia de Yugoslavia. Tenemos cambios políticos y puntos de vista diferentes, pero la gente quiere una Yugoslavia unida”. No lo veía así el diputado croata Mladen Vedris, quien replicaba en una entrevista para la televisión yugoslava: “El fútbol es una forma de expresarse. Durante años hemos estado en condición de inferioridad, ha llegado el momento de la igualdad, sí, pero si no llega, ha llegado el momento de la independencia. Y si no nos la conceden, estamos ante el final de Yugoslavia”. Entre medias, Spiro Vukovic, presidente de la asociación de fútbol de Yugoslavia, trataba de poner cordura: “Confío en que el deporte haga suceder cosas positivas, los estadios no pueden ser fórums políticos, los espectáculos deportivos son para relajarse y divertirse. Esto significa que el fútbol tiene que ser algo secundario en la vida y lo primero tienen que ser la ley y el orden. Ésta es nuestra principal preocupación en los partidos”. Demasiado tarde. Hacía años que la guerra de los Balcanes había estallado en las gradas.
Días antes de la batalla entre los Delije y los Bad Blue Boys en Zagreb, el programa británico Express News Magazine viajaba a Yugoslavia para hacer un reportaje de cómo el fútbol estaba canalizando las tensiones políticas. Entrevistaron a varios hinchas anónimos y sus declaraciones mostraban que todo aquello había dejado de ser (sólo) fútbol. “Soy fan del Estrella Roja, pero también soy serbio, así que lucharé por el Reino de Serbia”, decía un joven, cazadora vaquera y media melena rubia. “Durante años las luchas fueron por el honor del Dinamo. Desde hace tiempo son por Croacia. Lucharemos contra cualquier equipo serbio”, explicaba otro treintañero de Zagreb en el programa. El reportero habla con un miembro de los Bad Blue Boys del Dinamo. “No puedo expresar con palabras lo que me hacen sentir los equipos serbios. En Inglaterra hay equipos que se odian y ultras rivales. Eso nos pasa con Torcida. Pero lo que ocurre con los serbios, eso, no creo que se pueda poner un ejemplo igual”.
Las voces no sólo eran anónimas. El capitán del Dinamo, Zvonimir Boban, también atendía al periodista británico: “El futuro del fútbol parece muy crudo aquí, si las cosas van a peor, habrá una separación, una fractura”. Faltaban sólo unos días para el partido de Maksimir y pocos meses para el inicio de la guerra. El fútbol podía hablar más alto, pero no más claro.
Nacho Carretero / Jot Down

0 Protagonistas Sierra 28/09/2012




0 El viejo Casale (IX)


Entonces, el Rulo, con los monos arriba y nosotros, tenía que estar con el ómnibus preparado, el motor en marcha, por España, estacionado. Y el Miguelito se ponía de guardia, tomando un café, justo en un boliche de ahí cerca desde donde veían la puerta de la casa del viejo Casale. Creo que a las cinco, nomás, de la matina, ya estaba el Miguelito apostado en el boliche haciéndose el boludo y junando para la casa del viejo. Te juro que ni los tupamaros hubieran hecho un operativo como ese, hermano. Fue una maravilla.

Apenas vio que salía el viejo con una canastita donde seguro se llevaba algún matambre casero, algo de eso, el pobre viejo, el Miguelito cazó una Vespa que tenía en ese entonces, dio la vuelta a la manzana y nos avisó. Cargó la moto en el ómnibus, en la parte de atrás, detrás de los últimos asientos y nos pusimos en marcha.

Ya les habíamos dicho a tres o cuatro pendejos, de esos quilomberos de la barra, que se hicieran bien los sotas, que no dijeran ni media palabra y se hicieran los que apoliyaban. Nosotros también, para que no nos reconociera el viejo, estábamos en los asientos traseros, haciéndonos los dormidos, incluso con la cara tapada con algún pulóver, como si nos jodiera la luz, o con algún piloto.

Te digo que el día había amanecido frío y lluvioso, como la otra fecha patria, el 25 de mayo. Además, el quilombo había sido guardar y esconder todas las banderas, las cornetas, las bolsas con papelitos, los termos, todo eso. Uno de los muchachos llevaba una bandera de la gran puta que medía 52 metros; ¡52 metros, loco! Media cuadra de bandera que decía "Empalme Graneros presente" y tuvimos que meterla debajo de un asiento para que el viejardo no la vichara.

La cosa es que el viejo subió medio dormido y se sentó en uno de los asientos de adelante que ya habíamos dejado libre a propósito para que no viera mucho del ómnibus. Rulo le cobró boleto y todo. Y nadie se hablaba como si no nos conociéramos. Y como el ómnibus iba haciendo el recorrido normal, el viejo iba lo más piola, mirando por la ventanilla. La cuestión es que llegamos a Villa Diego y el viejo, tranquilo. Cada tanto, cuando nos pasaba algún auto con banderas en el techo, tocando bocina, el viejo miraba a los que tenía cerca y movía la cabeza como diciendo "¡Mirá vos!".

Roberto Fontanarrosa

0 jul1979- Juan Goytisolo contra Carlos Barral ('El País')


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me



jueves, 27 de septiembre de 2012

0 Rescue at Redding (1954)


Mrs. Walter M. Schau
The Akron (OH) Beacon Journal

0 "Así te zumbe la Eta, cabrón"



La democracia real del 25-S mostrando de dónde cojea.


0 Por encima de mí

El paso del tiempo o acaso la paternidad -lo primero que hice al llegar a casa con mi hijo fue mecerlo en la cocina delante de un ventanuco iluminado como Vito Corleone a Michael- me ha dejado en una posición especialmente sensible: la del hombre que, semirretirado del cinismo, se levanta con cierta desgana del sofá para plantarse en la puerta como profetizó Jünger al negar que la inviolabilidad del domicilio se funda en la Constitución: «En realidad la inviolabilidad del domicilio se basa en el padre de familia que aparece en la puerta de la casa acompañado de sus hijos y empuñando un hacha en la mano». En eso pensaba yo un poco emocionado apretando los puñitos cuando vi al encargado del bar Prado estirando los brazos delante de la puerta de su local con varias cabezas calladas asomándose. Me gusta pensar que ese hombre exaltado que se agita e implora no está defendiendo la democracia de golpe ni erigiéndose en un repentino Gandhi, sino protegiendo a su familia, velando por el negocio y evitando una desgracia tanto a terceros como a él mismo. Se advierte ahí la misma exasperación de aquel chaval al que una bomba etarra le destrozó la casa que llevaba haciendo cuatros años y se fue mazo en mano a reventar una herriko taberna; al propio Zidane anteponiendo el honor de su familia a un campeonato, y hacerlo además con una belleza plástica superior a todos sus regates juntos. Con la autodelación del infiltrado al grito de «soy compañero», en ese tono de quienes saben de primera mano lo que se avecina cuando a uno lo rodean cuatro antidisturbios, creí acabado el rosario de estampas del 25S, pero quedaba una más: Miguel Ángel Aguilar asediado al grito de «así te zumbe la ETA». Tenía que haber enrollado su ejemplar de El País y zurrarle con él al antisistema. Ahí sí que se acaba la Transición.

Manuel Jabois
El Mundo

0 Protagonistas Sierra 27/09/2012




0 Betis 2-4 Atlético de Madrid: El Atleti es segundo entre el esperpento de Álvarez Izquierdo


Hay que remontarse a la temporada 95/96, a la postre la del doblete, para encontrar al Atlético de Madrid tan arriba en la tabla después de cinco partidos. Tras la polémica victoria de ayer, el Atleti suma prácticamente seis meses sin perder y completa su cuarto triunfo consecutivo en la Liga BBVA. Sólo el Barcelona mira desde arriba a un Atlético que salió vivo de un partido frenético.
Frenético porque en el primer acto el Atleti fue infinitamente superior al Betis, pero, cosas del fútbol, el equipo verdiblanco se fue con ventaja al descanso. Lo del segundo tiempo merece más detenimiento. Álvarez Izquierdo se erigió en el protagonista del partido, y eso estando los árbitros de por medio no es sinónimo de buenas noticias nunca.
Decíamos que el primer acto fue un monólogo del Atleti en el que el Betis era un muñeco de trapo en manos de un coloso. Además el equipo de Simeone tuvo que nadar contracorriente desde el minuto 25. En un partido en el que no había pasado prácticamente nada, el equipo local encontró un gol después de un centro sin intención de Salvador Agra al que Asenjo añadió veneno. Se colaba el balón por el palo largo para dar el 1-0 al Betis. Gol tonto, pero al fin y al cabo, todos cuentan.
Pudo ampliar su ventaja el equipo verdiblanco si Rubén Castro hubiera aprovechado una maravillosa ocasión desde la frontal del área. Inmediatamente, en la siguiente jugada, una contra desde el perfil derecho resultó con la aparición del Tigre. El colombiano se aprovechó de un centro-chut de Raúl García para rebañar el balón y poner el empate. Providencial Falcao para un Atleti que va en serio. El colchonero se había repuesto del gol bético en apenas tres minutos.
El cuarto de hora restante hasta el descanso fue un vendaval en clave rojiblanca. En medio de la tormenta atlética, con el Betis aturdido y superado, apareció la figura de Casto. El portero verdiblanco paró todo lo parable y lo imposible de rechazar. El CebollaRaúl García y especialmente Falcao, tras una de las paradas de la Liga, se encontraron con un portero inspirado.
Cuando parecía que el partido se iba al descanso con un injusto empate en el marcador, el fútbol se empeñó en demostrar su categoría de imprevisible. Después de un córner a favor del Atlético, una rápida contra del Betis conllevó el 2-1 con una elevadísima dósis de suerte. Juan Carlos quería centrar pero la bota de Juanfran dictaminó que el balón debía entrar justo en el espacio en el que no podía llegar nadie. Ventaja inmerecida para el Betis y euforia local tras ver como su equipo no sólo sobrevivía a un dominio absoluto rojiblanco, si no que estaba por delante en el marcador. Nada hacía presagiar lo que pasaría en el segundo tiempo.
El inicio del segundo acto fue fulgurante y demoledor para el Betis. En, prácticamente, la primera jugada ofensiva del Atleti tras el descanso, Falcao provocó un penalty y una discutida expulsión de Perquis. Se daba el pistoletazo de salida al monumental enfado bético. No perdonó el Tigre la pena máxima convirtiendo la cuarta en lo que va de temporada que le sirvió para ponerse en la punta de la tabla de goleadores. Se ponía el partido franco para el Atlético una vez que estaba con un jugador más.
Olió sangre el equipo de Simeone y una de las leyes del Cholo es devorar a tu rival cuando titubea. Con Falcao descansando de su sobrecarga muscular, un córner en el que el Betis fue excesivamente pasivo, fue aprovechado por Diego Costa para fusilar a Casto. Ventaja para elAtleti y desmoronamiento bético.
Después de remontar el choque, el Atlético volvió a caer en su error más repetido que le está dejando al borde de perder puntos muy preciados. El equipo del Cholo retrasó líneas y paró su maquinaria ofensiva sin ser consciente de que era uno más y había que liquidar el partido. Pero lo hizo y lo pagó…Álvarez Izquierdo.
Lo pagó Álvarez Izquierdo porque el colegiado se metió en un lío de proporciones gigantescas cuando se equivocó en una decisión incomprensible. Un centro lateral controlado por Campbellfue rechazado con Filipe Luis con la mano. Tan penalty como tan invisible fue para el colegiado. No contento con no señalar la pena máxima, el desafortunado árbitro expulsaba a Campbell por la mano posterior del jugador costarricense. Colosal bronca e indignación en el Villamarín.
Con un público bético encendido y Pepe Mel dándose cabezazos con el banquillo, el Atletiaprovechó la ventaja numérica para cerrar el partido con el gol de Raúl García.
Segunda plaza para el Atleti que sigue soñando a corto plazo. Partido a partido como dice elCholo, el equipo rojiblanco está construyendo montañas de ilusión con granitos de arena. AlBetis le queda el consuelo de que sin Álvarez Izquierdo el partido podría haber tenido otro desarrollo, pero los tres puntos viajaron dirección Madrid.
Alejandro Briega

0 jun1979- 'El Imparcial': Domingo López echa a Merino y pone a Pérez Varela


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


miércoles, 26 de septiembre de 2012

0 Rayo Vallecano 0-Real Madrid 2: Di María enciende la luz


Victoria balsámica madridista, que rebaja el clima de tensión. El conjunto merengue dominó de principio a fin y sólo sufrió apuros en dos jugadas aisladas.
No era una salida fácil (si se puede considerar como tal al hecho de desplazarse diez kilómetros hacia el sur). Campo pequeño e incómodo, once puntos de desventaja con el Barcelona y un cierto clima de tensión por la suspensión del partido la noche anterior a causa del ya famoso sabotaje de las luces y el posterior jaleo horario.
Nunca lo habrán tenido tan fácil los periodistas para dar adivinar una alineación de Mourinho, pues repitió la que había anunciado el día antes. Como notas más destacadas, la vuelta de Ramosal eje de la zaga, dando por cerrado el debate, y la suplencia de Khedira, un pilar para su entrenador, en beneficio de Essien. El ghanés fue de lo más destacado del equipo. Correcto en la distribución, perfecto en el corte y en la intimidación. Será un fichaje muy valioso pese a las críticas recibidas.
Lo que no adivinó nadie fue la indumentaria con la que salió al terreno de juego el equipo madridista, pues el día antes se les vio calentar de verde y ayer, finalmente, vistieron de azul. ¿Superstición? Por mi parte, cuanto menos se utilice el verde, mejor.
Era un encuentro complicado, de esos de caminar por el alambre. Y qué mejor funámbulo que Di María, con ese correr tan suyo que parece estar siempre al borde del precipicio. De sus botas nació el primer tanto en un gran contraataque que inició Marcelo con un sutil taconazo “a la remanguillé”. El balón, tras pasar por Ronaldo, llegó al argentino. Primero corrió, luego amagó y finalmente centró raso y fuerte. Rubén, el portero rayista, midió mal y Benzema, en boca de gol, desequilibró el marcador. Jugada de manual con el sello Real Madrid.
Aun así el susto tenía que llegar. Delibasic cabeceó un centro desde el costado derecho queCasillas, hábilmente, supo despejar. El rechace fue a parar a los pies de Labaka que fusiló a puerta vacía, pero cuando ya se cantaba el gol apareció Alonso para despejar en línea de gol. No se sabe muy bien con qué sacó la pelota, así que diremos que la sacó con la clase, que es lo de lo que anda más sobrado.
Más de lo mismo en la segunda mitad. Dominio claro pero no apabullante del equipo visitante y una sola ocasión manifiesta del Rayo que, eso sí, alteró más de un corazón. Arbeloa cedió un balón a Casillas que se convirtió en asistencia a Leo Baptistao. Lo que pudo acabar en tragedia terminó en un mal control del brasileño. Mourinho no gritó, simplemente lanzó una mirada aArbeloa que le habrá tenido sin pegar ojo toda la noche, recordando aquellos días en los que El Coco perturbaba nuestros inocentes sueños.
El susto pasó y el Madrid terminó sentenciando. Un centro de Ronaldo atropelló las manos de Amat. La involuntariedad de la acción no exime de la infracción. El penalti fue claro y el portugués, muy participativo toda la tarde, se encargó de materializarlo.
Con el cero a dos se llegó al final de un encuentro dominado sin florituras por el Real Madrid. La victoria servirá para apaciguar un poco los ánimos y tratar de iniciar una racha positiva. En sólo dos jornadas llega El Clásico y un tropiezo en Barcelona puede convertir la presente liga en una quimera para los blancos.
JJ Poderoso

0 Previa. Betis-Atlético de Madrid: El Atleti no quiere aplazar sus sueños


Llega con retraso el choque de esta noche en Sevilla. El Betis y el Atlético de Madrid se enfrentan en Heliópolis en el partido correspondiente a la segunda jornada de laLiga BBVA. El encuentro, recordemos, quedó aplazado tras la histórica Supercopaconseguida por el Atlético de Madrid enMónaco, una vez el equipo colchonero quedaba mermado sin siete de sus internacionales. El retraso levantó cierta polvoreda en la institución bética, la cual achacaba al club colchonero de no contar con ellos en ningún momento.
Buscan los dos equipos la zona alta de la tabla después de un buen inicio de temporada por ambas partes. El Betis de Pepe Mel, salvo el tropezón ante el Rayo Vallecano en el Villamarín, ha vencido todos sus encuentros. Mientras, los de Simeone, con 10 puntos deben demostrar su capacidad fuera del Calderón, una vez demostrado que la orilla del río va a ser muy difícil de asaltar.
Tiene problemas el Cholo con respecto a su equipo. Falcao y Courtois, pilares básicos, arrastran leves molestias físicas que han puesto en duda su participación. En el caso del colombiano, no parece que su sobrecarga muscular le aparte de la titularidad. Sin embargo, todo apunta que el belga dejaría su sitio por Sergio Asenjo. Por lo demás, las habituales rotaciones de Simeone se pueden centrar en torno a  la figura de Adrián, que entraría en el equipo por Diego Costa, yKoke, que podría dejar su puesto por Christian Rodríguez.
En el bando verdiblanco, se cae de la convocatoria Paulao tras lesionarse frente al Espanyoldespués de una durísima entrada de WakasoPerquis será de la partida para sustituir al buen central brasileño. El resto del equipo será el mismo que venció y convenció ante los periquitos.  Y las ideas también seran las mismas: Atención defensiva y aguijonazos en ataque. El precedente de la temporada pasada, en la que el Betis en apenas cinco minutos remontó al Atlético, es un muy buen referente para los colchoneros con respecto a las intenciones béticas.
Con todos estos condimentos se presenta un choque de alto voltaje en Sevilla. El Betis quiere instalarse en la zona alta sumando el mayor número de puntos para no sufrir en un futuro, y de paso, si se puede, soñar con Europa. El Atlético por su parte tiene licencia, y autopista, para soñar, pero para ello debe demostrar exactamente la misma fiabilidad en el Calderón como en la carretera, para ello tiene dos pruebas seguidas, en Sevilla y Cornellá.
Alejandro Briega

0 jun1979- Latorre ('El Imparcial') loa a Gadafi, el 'ultra' musulmán


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


sábado, 22 de septiembre de 2012

0 Música popular

Pedro Rubio

0 Sí es el momento (de la verdad)


Del Rey abajo se ha dado en responder a las últimas maniobras de Artur Mas con un "¡No es el momento!". Tras la entrevista, lo ha vuelto a decir la dirigente del PP catalán: "No es el momento de aventuras". La aventura, escribió Chesterton, "es por naturaleza algo que nos sucede. Es algo que nos escoge a nosotros, no algo que nosotros escogemos". Del momento podemos decir lo mismo. Justo porque el momento de España no está para rupturas, inestabilidades y movidas es por lo que el nacionalismo catalán cree que ha llegadosu momento. Su gran momento, que igual no ven otro mejor en cien años. Es precisamente porque España sufre una crisis extrema y anda alicaída por lo que el nacionalismo cree que puede lanzarse al asalto a cara descubierta. La debilidad de uno siempre es la fortaleza de otro.
Cuando este país era una fiesta, no faltaba de na y las Administraciones repartían con largueza era más difícil convencer a la gente de que España resultaba mal negocio. El nacionalista andaba, cómo no, con su memorial de agravios y su lista de la compra, pero las cosas marchaban y a ver cuántos iban a jugársela a la ruleta por un asunto de sentimientos. Sin embargo, cuando no hay dinero ni trabajo, qué fácil es para demagogos tan expertos recoger lo que han sembrado y aun aumentar la cosecha. "España nos roba" adquiere entonces un sentido muy concreto. Es el quirófano que cierra, la prestación que se reduce, el sueldo que baja, la empresa que quiebra. Y nada de eso es culpa del gobierno autonómico, ¡por favor!, sino del expolio: Cataluña da y no recibe.
Del Rey abajo dicen a los nacionalistas catalanes que "no es el momento" como se le notifica al niño que ahora no se puede acceder a su capricho, pero quizá sí más adelante. Se les pide un aplazamiento. Y lo gracioso es que les exhortan a estar quietos y moderarse porque España pasa por un grave trance. Hombre, si por eso se mueven. Por eso aceleran. Cuanto peor es la condición de España, más propicia para el nacionalismo. A lo que contribuye, como tras el Desastre del 98, la percepción de fracaso y la eclosión de autodesprecio. Puede que no se den cuenta en la Zarzuela, en Moncloa y en la calle Urgell, o que prefieran quitarle hierro. Pero, al contrario de lo que vienen diciendo, este sí es el momento.
Cristina Losada / Libertad Digital

0 El viejo Casale (VIII)


Hacen reuniones, escriben el libro de actas, piensan maldades contra los lepra, festejan fechas patrias de partidos que les hemos ganado, tienen himnos, son como esos tipos, los masones esos, que nadie sabe quiénes son. Andan con antorchas. Bueno, de la O.C.A.L., de la O.C.A.L. al Colorado lo echaron por fanático, con eso te digo todo. Pero es un bocho el Colorado y él fue el que organizó todo el operativo.

Y te la cuento porque es linda, te la cuento porque es linda, no sé si un día de estos no aparece en el Selecciones y todo. Averiguamos qué ómnibus iba para Villa Diego, adonde tenía la quinta el hermano del viejo Casale. Desde donde vivía el viejo, ahí por San Juan al mil cuatrocientos, lo único que lo dejaba en ese entonces, si mal no recuerdo, era el 305 que pasaba por la calle San Luis. O sea que el viejo tenía que tomarlo en San Luis-Paraguay o San Luis-Corrientes, no más allá de eso a menos que fuera muy pelotudo y lo fuera a tomar a Bulevar Oroño que no sé para qué mierda iba a hacer eso. Ahora, la duda era si el viejo se iba a ir en ómnibus o en auto, porque si se iba en auto nos recagaba, pero nos jugábamos a que se iba a ir en ómnibus porque auto no tenía y seguro que el hermano tampoco tenía porque debía ser un muerto de hambre como él, seguramente. Y te digo que la cosa venía perfecta, porque el viejo nos había dicho que iba a salir bien temprano para no infartarse con las bocinas, o sea que nosotros podíamos combinarlo con el horario de salida nuestra para el partido. Porque también nos cagaba si salía a la una de la tarde para Villa Diego, porque después ¿cómo llegábamos nosotros a Buenos Aires para la hora del partido con el quilombo que era la ruta y en un ómnibus de línea? Lo más probable es que nos hiciéramos pelota en el camino por ir a los pedos. Y por otra parte, hermano, Villa Diego queda saliendo para Buenos Aires o sea que la cosa estaba clavada, era posta posta.

Después hubo que hablar con los otros muchachos, porque convencer al Rulo no nos costó nada, a él le daba lo mismo y, además, le contamos los entretelones del asunto. Te digo que el Colora manejó la cosa como un capo, un maestro. El asunto era así, el Rulo es un fana amigo de Central que tiene un par de ómnibus, está muy bien el Rulo. Y en esa época tenía un par de coches en la línea 305. Fue un ojete así de grande, porque si no teníamos que conseguir otro coche, cambiarle el color, pintarlo, qué sé yo, ponerle el número, un laburo bárbaro. Pero el Rulo tenía dos 305 y con uno de esos ya tenía pensado pirarse para el Monumental el día del partido y más bien que se llevaba como mil monos que también iban para allá. Lo sacaba de servicio y que se fueran todos a la reputísima madre que los parió, no iba a perderse el partido ese.



Roberto Fontanarrosa

0 Festejar

De Haren...

Merthe, una adolescente holandesa que quería celebrar este viernes a lo grande su 16 cumpleaños, se ha pillado los dedos en Facebook. Olvidó mencionar que la fiesta nocturna sería privada, y la invitación remitida a través de la red social ha llegado a 25.000 personas. El Ayuntamiento de su pueblo, Haren, al norte del país, declaró el estado de alerta. La policía confirmó la asistencia de cerca de 4.000 de personas. La situación desbordó las previsiones y los jóvenes lanzaron petardos y botellas a los agentes en un ambiente muy tenso. También han tumbado farolas y arrancado señales de tráfico, además de pisotear jardines y dañar coches. Los disturbios se han saldado con al menos seis heridos, tres de ellos graves, y 20 detenidos.




...a Madrid

"Se montó una muy gorda, fue una batalla campal, varios grupos intentaron entrar a empujones para que no nos diera tiempo a ver si llevaban alcohol o no, además, el aforo estaba lleno; al no dejarlos pasar, comenzaron a tirar botellas al interior". Así describe uno de los vigilantes de seguridad los incidentes ocurridos ayer en la Explanada del Rey de Madrid, donde lo que iba camino de ser uno de los eventos del año -MTV Beach Festival- acabó en altercados que se saldaron con once detenidos y 60 personas heridas, todas de carácter leve.
Todo ocurrió a pocos minutos de la medianoche, poco antes de comenzar la actuación más esperada, los Zombie Kids, un grupo de DJŽs famoso entre los adolescentes. El recinto, vallado y con un aforo para entre 7.000 y 8.000 personas, estaba en esos momentos lleno, cuando cientos de jóvenes que seguían hasta entonces las actuaciones desde fuera trataron de entrar.


Más sobre la fiesta de Haren en El Pais
Más sobre la fiesta de Madrid en El Mundo

0 Adlai E. Stevenson Presidential Campaign (1953)

William M. Gallagher
Flint (MI) Journal

0 jun1979- Álvarez Solis ('Interviú') condenado por injurias a Ildefonso Arenas


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


viernes, 21 de septiembre de 2012

0 El síndrome del Tano Pasman


Si hay un héroe que nos representa es el Tano Pasman, aquel hincha irracional filmado por sus propios hijos mientras profería insultos frente al televisor, durante un partido del River Plate.

No es gratuito que el video se haya expandido como plaga en el ciberespacio, a través de redes sociales y correos electrónicos. En YouTube recibió millones de visitas e incluso fue subtitulado en inglés. Su protagonista se volvió tan famoso que desde entonces ha concedido entrevistas a diestra y siniestra.

En estos tiempos de vértigo informativo, donde lo viejo ya no es el periódico de ayer, como cantaba Héctor Lavoe, sino el trino de hace diez minutos en Twitter, cuesta mantener la mesura. Vivimos rindiéndole culto permanente a la histeria.

Hace poco, en una fonda del Caribe colombiano, fui testigo de la siguiente escena: al mediodía, mientras almorzaban, los aldeanos iban mirando a intervalos un televisor. Era la hora del noticiero.

Lo que vi me pareció chiflado: cuando se anunciaba una noticia, los comensales ripostaban a gritos.

- El expresidente Fulano de Tal… – decía el presentador…

Y en seguida, se desataba la algarabía.

- ¡Ese es un bandido!

- ¡Lo que hizo fue engordarles los bolsillos a los dueños de las EPS!

Seguían más insultos, por supuesto, y después había un breve silencio en el cual se oía de nuevo la voz del presentador del noticiero.

- El futbolista Perencejo…

Entonces volvían a estallar los insultos.

- ¡Ese es un alcohólico, se la pasa es chupando!

- ¡Fuad Char no sabe el lío que le espera por contratar a ese tipo!

Entonces confirmé una vieja sospecha: los colombianos no vemos los noticieros sino que peleamos contra ellos. Después de soportar durante años el discurso histérico de los telediarios, los ciudadanos de a pie han empezado a rebelarse, y lo hacen con las mismas armas: el monólogo altisonante, la histeria.

Tal comportamiento se reproduce en diversos escenarios reales y virtuales. En Twitter, por ejemplo, cada quien se pasea con su propio monólogo, a menudo histérico: en algunos casos se nota que el dedo con el cual el tuitero oprime el mouse de su computadora es más veloz que la mente con la cual concibe sus frases. En esa red las ideas pelean unas contra otras -y a veces la gente también-: se atropellan, se desplazan.

La epidemia de estos tiempos, insisto, es el Síndrome del Tano Pasman. Grita el entrevistador en la radio, grita el oyente del programa, grita el expresidente, gritan los detractores del expresidente, grita el comentarista de fútbol uruguayo contra los colombianos, gritan los hinchas colombianos contra el comentarista uruguayo, grita el tuitero, grita el analista político, grita el crítico literario.

Pareciera cundir la creencia de que madurar las ideas es envejecerlas, y decirlas en tono sosegado es quitarles fuerza.

Al final de la alharaca son contadas las opiniones que sobreviven. Bien decía el crítico Sainte-Beuve que el hombre se vuelve peligroso cuando tiene todos los medios de comunicación a su alcance y nada que comunicar.

Alberto Salcedo Ramos

vía @iruizquintano

0 Protagonistas Sierra 21/09/2012




0 Hapoel Tel Aviv 0-3 Atlético de Madrid: El campeón prolonga una racha histórica


14 victorias consecutivas europeas. Lo que ningún equipo había conseguido nunca en la historia de las competiciones UEFA, lo certificó ayer el Atlético tras vencer 0-3 en Tel Aviv al Hapoel. Es cierto que el rival israelí fue un juguete en manos del Equipo “B” rojiblanco, pero en la marca de 14 victorias el Atlético ha vencido campos tan complicados como los de la LazioValencia o Besiktas, además de las finales en Bucarest y Mónaco, machacando a Athletic y Chelsea en ambas.
En lo que se refiere al partido de ayer, como decíamos, el Hapoel es un equipo verdaderamente flojo. Si lo extrapolaramos a la potente Liga española, sufriría por mantenerse en la segunda división. Salvo algunos detalles de Ben Haim en banda izquierda y de Vermouth desde el centro del campo, lo demás que ofreció el equipo israelí fue rácano y previsible. Por su parte, el Atlético con la solvencia propia del gran momento que está viviendo, fue superior en todo momento generando peligro en cada una de las fases del partido. Apoyados en Diego Costa, bravo y luchador durante todo el partido, y en una segunda línea muy activa durante todo el partido, el equipo de Simeone desarboló sin problemas al Hapoel.
Llegaban las ocasiones por todos los flancos en los minutos iniciales de partido. El Atleti con el freno echado, llegaba con frecuencia a la portería del rubenesco Apoula, un jugador ciertamente un poquito (siendo benévolos) pasado de kilos. Lo intentaban el CebollaRaul García o Adrián. No le hacía falta al Atlético mucho más que intensificar la presión y agitar el árbol, el fruto caía por sí mismo.
Rondando los cuarenta minutos de partido llegó el primero para el Atleti. Inició la jugada Raúl García tras robar el balón en la salida de balón israelí, el navarro encontró a Diego Costa entre líneas asistiendo con su facilidad habitual al Cebolla. El uruguayo apoyado sobre su pierna izquierda la puso lejos de Apoula. Se adelantaba el Atlético calmando, aún más, los pocos ánimos locales.
Tres minutos después, otro robo de Raúl García propició una contra en la que Adrián buscó a Diego Costa fajando con los lentísimos centrales israelís. El brasileño batió en el mano a mano a Apoula con la facilidad propia de este jugador. Diego Costa es un pintor de brocha gorda. No enamoran sus formas, pero si sus actos. Será importante si se lo empieza a creer, y el Cholo y el propio jugador están empezando a creerlo.
En el segundo acto nada cambió. Emre, Mario Suárez y Raúl García dominaban a placer el ritmo del partido desde la sala de máquinas. El Hapoel, intentaba tocar el balón desnudando sus vergüenzas en cuanto el Atleti le presionaba un poquito. Sólo Ben Haim, aprovechándose de la acusada baja forma de Silvio, hacía algo diferente. El propio Ben Haim, en el único acercamiento peligroso del Hapoel, probó si Asenjo estaba despierto o en brazos de Morfeo.
Cerraba el partido Raúl García a la salida en un córner para redondear una buena actuación personal. Era el 0-3 y el partido estaba totalmente cerrado. Bien es verdad que podían aparecer los fantasmas del Rayo Vallecano, pero a un equipo del Cholo no le pasa el mismo despiste dos veces, y menos si son seguidas, ni el Hapoel es una mínima sombra del bravo equipo vallecano.
La media hora final sirvió para ver en liza al canterano Saúl y para muy poco más. Se marchaba el Atlético del Bloomfield Stadium con los 3 puntos además de la certeza de que sin grandes artificios pasará primero de grupo. El próximo partido en competición europea será ante el previsiblemente rival más duro: el Viktoria Plzen checo. Tampoco es para echarse a temblar.

A.Briega

0 De la grada a la trinchera (IV)


La guerra llevaba años en las gradas
El fútbol yugoslavo fue el laboratorio, el mini-escenario, que recreó todo lo que después iría ocurriendo en el país. Antes que los políticos, los hinchas ya habían enarbolado las banderas del nacionalismo. Antes que los dirigentes, los aficionados ya se habían profesado odio sin tapujos. Antes que los soldados, los ultras ya se habían declarado la guerra; ya habían combatido. El fútbol en Yugoslavia fue por delante, avisó y no se le escuchó. Jonathan Wilson, periodista experto en fútbol europeo, explica que “en Europa el hooliganismo se extiende en los años 70 y 80 como una explosión social ante las desigualdades, pero en Yugoslavia adquiere un cariz político, nacionalista”. Cada estadio, cada jornada de liga, explicaba una realidad social. Cada altercado, representaba un problema político. La Yugoslavia de los 80 se puede entender a través de su fútbol. Los estadios reflejaron en esa década lo que después se trasladó a la dimensión del campo de batalla en la siguiente.
La Prva Liga —primera división yugoslava extinta en 1991— estaba compuesta por 18 equipos. En Bosnia destacaban las dos escuadras de la capital. El FK Sarajevo, campeón en dos ocasiones, es el equipo de los bosnios musulmanes. Sus ultras, los Horde Zla (Hordas del Mal) engrosaron las filas de las milicias bosnias durante la guerra. Son la máxima representación del independentismo bosnio musulmán y así lo demostraron en las gradas durante los 80, enfrentándose a los hinchas cristianos de Serbia y Croacia. El otro equipo de la capital es el FK Željezničar, equipo de la clase trabajadora y de los pocos que nació sin una base étnica, conocido como el equipo de todos. La otra realidad de Bosnia en aquella década estaba contenida en el Zrinjski Mostar, el equipo de los bosniocroatas, y en el Borac Banka Luka, la escuadra de los serbobosnios. Sus enfrentamientos incendiaban estadios y avisaban de la inestabilidad interna del país. Hoy, todos ellos siguen compitiendo en la liga bosnia.
En Croacia dos equipos representaban el ansia independentista de la república: el Hajduk Split y el Dinamo de Zagreb. Los hinchas del primero protagonizaron algunos de los capítulos de violencia más vergonzantes de la historia del fútbol. Sus ultras, la Torcida Split, pasan por ser el grupo organizado de hooligans más antiguo de Europa, fundado en 1950. El lema de sus aficionados es, “si viviera dos veces, las dos te las dedicaría”. Muchos de los miembros de la Torcida se unieron al ejército croata en la guerra de independencia. Hoy, en la entrada de su estadio, hay un mural que recuerda a los hinchas que dieron su vida en la guerra. Grada y trinchera de la mano. El Dinamo, por su parte, es, según Jonathan Wilson, “el núcleo del nacionalismo croata”. Hasta el punto de que el último presidente que tuvieron disputando la liga yugoslava fue el propio Franjo Tudjman, posterior presidente de Croacia y quien llegó a cambiar el nombre del equipo por Croacia Zagreb, enseguida reconvertido en el original Dinamo. Sus aficionados más radicales, los Bad Blue Boys —que ya aguardan en el fondo norte del Maksimir Stadium— fueron la punta de lanza del sentimiento emancipador croata, enfrentándose a los equipos serbios bajo el amparo de las banderas croatas cuando éstas todavía estaban prohibidas en los estadios. De la grada pasaron a la trinchera, y muchos de ellos formaron parte durante la guerra del ejército de su país.
Nacho Carretero / Jot Down

0 abr1979- Alfredo Semprún entrevista a asesino prófugo ultra


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates