jueves, 31 de enero de 2013

0 Gil y el Atlético de Madrid SAD (III)




A mediados de 2003, la Audiencia Nacional dictaba sentencia condenando a Jesús Gil a dos años de prisión por apropiación indebida de las acciones durante su transformación en SAD y a otras penas –por delitos que ahora no vienen al caso-, y a Enrique Cerezo, como cooperador necesario en la apropiación indebida del club, a un año de prisión. El fallo condenó también a Gil y Cerezo a restituir al Atlético de Madrid las 236.056 acciones que se habían apropiado indebidamente.

Las penas de prisión no se harán efectivas hasta que la sentencia sea confirmada por el Tribunal Supremo, dentro de un par de años aproximadamente. Para entonces. Gil habrá cumplido 72 o 73 años y, puesto que se procura que no ingresen en prisión personas mayores de 70 años, si no es por motivos excepcionalmente graves, y menos aun si su estado de saludo es precario, lo más probable es que Gil no vuelva a la cárcel.

Los hechos, según el juez, ocurrieron así: ante la conversión del club en SAD, Gil propuso el pago de una deuda que el club Atlético de Madrid tenía contraída con él mismo, mediante la cesión de los derechos federativos de los 30 jugadores de la plantilla, para aportar estos derechos al club después de la transformación. Gil obtuvo de la sociedad Dorna Promoción del Deporte un préstamo que depositó en una cuenta del Atlético de Madrid y que le permitió hacerse con las acciones del club, al que, acto seguido, revendió los derechos federativos antes citados por los 1.943 millones de pesetas que se necesitaban. Así, “los millones de pesetas volvieron de nuevo a Dorna el mismo día en que se abonaron en la cuenta de Jesús Gil, sin que el Atlético de Madrid dispusiera de una sola peseta de ese dinero”.

El Atlético de Madrid SAD puso punto final a la era Gil el 28 de mayo de 2003, al aceptar el Consejo la dimisión presentada por éste tras 16 polémicos años de mandato. Desde ese día, la entidad quedaba en manos de Enrique Cerezo, vicepresidente desde 1987, y de Miguel Ángel Gil, que continuaba como director general.
Gregorio Martín
Lo que el fútbol se llevó

Ir a la primera parte de Gil y el Atlético de Madrid SAD (I)
Ir a la segunda parte de Gil y el Atlético de Madrid SAD (II)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates