viernes, 30 de noviembre de 2012

0 La universidad de la calle


No se le puede negar encanto romántico y justeza genealógica a la nueva forma de protesta universitaria que el pasado miércoles tomó diferentes puntos de la capital para actividad tan revolucionaria en nuestro sistema educativo como… dar clase. Romanticismo se precisa una porción para soportar este frío mesetario que te acuchilla el hueso secamente; y genealogía porque la intemperie ya ejerció de aula en los buenos viejos tiempos del Liceo de Aristóteles y sus alumnos peripatéticos, que significa itinerantes porque aprendían paseando.
Los estudiantes contestatarios de hoy son más de organizar sentadas que paseos, pero concedamos lo novedoso de dar clase en la calle. Más que nada porque los universitarios españoles han venido formándose en la cafetería. La calle, el paraninfo, el comedor, el cespecito donde tomaban el sol las de Derecho, la salita de ensayo de la tuna… son los lugares totémicos a los que debe la universidad española su rubro de prestigio añejo desde los tiempos de El estudiante de Salamanca. Enseñar en el aula es obsesión de sociedades protestantes y de clima continental, como los conceptos levemente siniestros de pleno empleo y productividad.
Muchos de los entrevistados el otro día en pleno trabajo intelectual, pongamos que en El Retiro o en el faro de Moncloa, confesaban –con un poco de comprensible azoramiento– su pertenencia a carreras de Humanidades, singularmente de Filología, que es el gremio académico de uno. Y expresaban el mismo temor a la desaparición de las filologías que uno ya se maliciaba cuando contaba con los dedos más profesores de Románicas o Eslavas que alumnos de Románicas o Eslavas. Mi quinquenio, además, coincidió con el señor Aznar en el poder, con el Prestige y con las escarapelas del no a la guerra prendidas en las solapas nostálgicas de los docentes sesentayochistas a modo de salvoconducto oportunísimo para acogerse a unas pellas verticales con coartada humanitaria, siendo así que su deber y nuestro derecho estipulaba la traducción de la guerra de Troya de Homero, no de la guerra de Irak de Bush.
—No podemos enseñar lo que queremos. Vamos a estar completamente condicionados a las directrices de la dirección que vienen dadas por una estructura comercial y capitalista —explica un profesor de Arte del CES Felipe II al que no entendería Tiziano si resucitara solo para ello.
Conste, como filólogo, que yo estoy de acuerdo con la escuela peripatética y con la universidad de lo inútil y lo provocadoramente anticomercial. Para lo útil los griegos ya tenían esclavos. Lo que no supimos vigilar los de letras fue el momento en que los esclavos se pusieron a estudiar Económicas y Empresariales y nos pusieron a todos en la calle.
Jorge Bustos/ La Gaceta
Ir al blog de Jorge Bustos ¡A los molinos!

0 Protagonistas Sierra 30/11/2012




0 En apenas un mes...(I)


En apenas un mes los madrileños han vuelto a darse cuenta, esta vez de sopetón, que la noche está repleta de empresarios sin demasiados escrúpulos que se sienten seguros al amparo de la oscuridad y de la autoridad competente. Unos empresarios corruptos presuntamente protegidos y mimados por aquellos que tenían la obligación de haberlos controlado y vigilado; unos empresarios a los que se les ha permitido creer que todo vale, que es lo mismo ocho que ochenta y muy parecido 7.000, 9.650, 10.600, 12.000, 16.791 o 20.000 personas. Ya sea por unos o por otros, porque los ciudadanos no pueden impedir que este tipo de negociantes deleznables circulen por la ciudad pero sí esperar y desear que las autoridades les ponga muy difícil ser lo que son, ya sea por los primeros o por los segundos el caso es que cinco familias viven la peor y más horrible de sus pesadillas imaginables: cinco chicas de entre 17 y 20 años de edad –Katia, Cristina, Rocío, Belén y María Teresa– perdieron la vida, la última de ellas ayer mismo, tras ser aplastadas por el gentío que asistía a un multitudinario concierto en el Madrid Arena en las primeras horas del ya fatídico 1 de noviembre.
En apenas un mes los madrileños han descubierto, también, que a Ana Botella, su alcaldesa, la que llegó a Cibeles cuando Alberto Ruiz-Gallardón salió en estampida hacia el Gobierno de Mariano Rajoy, el traje le viene tan grande que asusta; no se sabe bien si falta cuerpo o sobra tela pero el resultado, tratándose de la capital de España y una de las urbes más importantes del mundo, no deja de sorprender, entristecer e incluso indignar. La tragedia del Madrid Arena ha dejado a la alcaldesa de la capital tan expuesta, tan retratada, tan incapacitada para continuar jugando con el regalo que le cayó del cielo que no hay milagro que la haga remontar salvo que los plomos de la memoria colectiva se fundan y la ciudadanía acepte de buen grado que el cargo pase a ser prácticamente virtual, donde el elegido/a no se tenga que ver en la penosa necesidad de construir cuatro frases legibles o de contestar a aquello que no se sabe o no se quiere responder.
Grabados en la citada memoria colectiva quedarán sin duda los dos viajes de placer de Botella a Portugal, el primero de ellos horas después del siniestro; su sorprendente rueda de prensa multitudinaria (no sólo de periodistas, que también, sino de compañeros de mesa y hasta de sala cuyo trabajo consistía en no dejarla responder a ella); su más sorprendente todavíacomparecencia sin derecho a preguntar (nuevo modelo de rueda de prensa que seguro creará escuela entre una cierta clase política); y, finalmente, su pertinaz negativa a contestar cualquier tipo de preguntas relativas al caso.
Tampoco se va a olvidar fácilmente la defensa a ultranza que de la empresa organizadora del trágico evento hizo el vicealcalde Miguel Ángel Villanueva a las pocas horas de saberse la magnitud de la tragedia. Y tampoco caerá en saco roto cómo el propio Villanueva hizo suya y del Ayuntamiento la interesada teoría empresarial de la bengala como detonante de la mortal avalancha. Luego vendrían las renuncias a Satanás que el citado Miguel Ángel Villanueva hizo de Miguel Ángel Flores, propietario de Diviertt, organizador del concierto en el que murieron las cinco muchachas. En conversación con el que esto firma, Villanueva aseguró tajantemente que no eran amigos, como se estaba diciendo, y que conocía mínimamente a Flores de su época de responsable de Economía del Ayuntamiento. Finalmente se ha demostrado la fragilidad de su memoria cuando el propio vicealcalde ha reconocido que ha casado a su hermano José María -firmante, por cierto, del contrato del concierto-, que ha celebrado sus últimos cumpleaños en las discotecas de Flores, que ha asistido también a algunas fiestas organizadas por el citado promotor y que ha coincidido con él en Ibiza durante algún verano.
A todo esto habría que unir el estupor que causa que Diviertt fuera, para el Ayuntamiento, una de las 12 empresas "de contratación preferente" cuando Flores tiene sendas demandas contra el consistorio en las que le reclama 13 millones de euros además de un sinfín de querellas de todo tipo y condición pisándole los talones. O que con la espada de Damocles de estos 13 millones de euros, el pasado mes de septiembre Madrid Espacios y Congresos, dependiente de la concejalía del ya dimitido Pedro Calvo, le renovara el contrato por el que se le cedía el Madrid Arena durante tres años y prácticamente en exclusiva. Un acuerdo que era exactamente igual, en todos sus aspectos, al ya firmado dos años antes.

Fernando Baeta
El Mundo.es

0 mar1982- Grupo16: la UCD vende sus acciones ('Diario16' & 'Cambio16')

jueves, 29 de noviembre de 2012

0 Boxeo y literatura: Miguel Pérez Ferrero, "Round"



Round

Cara a cara.
Y una estrella de agua
-la esponja se desangra-.
Jadea un señor gordo
con calidad de “puching bag”.
Un torso blanco y otro negro.
[…]
El negro muestra
su dominó
de blancas dobles.
Cerca –al otro lado
de las cuerdas-
hay una discusión de entrenadores.
Miguel Pérez Ferrero
Luces de Bengala, 1929

0 El "informe Duran"


El diputado Duran Lleida ya acomete sus intervenciones de pie y sin la asistencia de muletas. Esto no significa que esté como para ponerse a bailar lambadas. La lesión aún le provoca una rigidez que le impide mover las piernas mientras habla, por lo que se bambolea graciosamente como un muñeco del subbuteo. Es como si hubiera convertido en lenguaje corporal su famosa capacidad pendular, de la que depende la suite del Palace. La que, en esta primera sesión posterior al galletazo de Mas -una vez me entró un pájaro en el radiador del coche y fue parecido-, tendría que haberle servido para ponerse a salvo mediante la matización del dogma mesiánico con una flexibilidad ajena al escrúpulo de la que carecerán otros personajes de CiU demasiado comprometidos con los dos meses de delirio. En realidad, Duran y La Vanguardia -vae victis- podrían hacer el viaje de regreso juntos, en lo que tarde en aclararse para el diario quién mandará a partir de ahora en Cataluña, a quién habrá que decir: «¡Presente!». 
Pero, en la matinal de ayer, antes de desvincularse de los 76 días de fiebre estelada con la que señores maduros sufrieron una regresión adolescente, Duran aún debía solventar un trámite incómodo: formular una pregunta acerca del informe policial publicado por EL MUNDO que habría tenido sentido para el diputado antes de las elecciones, pero no ahora que, desbaratado en las urnas elpaladinazgo iluminado de Mas, a Duran le conviene inducir ciertas amnesias. 
Fue llamativo comprobar que, en ningún momento, Duran negó el contenido del informe. Reprochó su filtración. Coqueteó, sin demasiada convicción, con la teoría de la complicidad del Estado. Y lamentó que Rajoy no lo hubiera refutado a tiempo de evitar que influyera en la campaña electoral. Pero nada, absolutamente nada dijo para defender la honorabilidad de Mas o los Pujol, concediendo casi una aprobación tácita al borrador policial. Ni Duran ni Rajoy mencionaron por su nombre al diario EL MUNDO: «Un medio de comunicación», «el medio al que nos referimos»... Ambos querían superar cuanto antes esta pregunta para continuar con sus vidas, y el presidente apenas tuvo un pellizquito de pasión cuando rechazó la sospecha de participación del Estado y «sus cloacas». Pensé que Rajoy acabaría absolviendo a Duran e imponiéndole como penitencia tres porrompomperos para que continúe siendo un proyecto de ministro de Exteriores el resto de su carrera, ya sin muletas. 
Por lo demás, poco jugo hubo. Rajoy y Rubalcaba siguen trabados en la podadora social versus la herencia recibida. Y S1, que aún sostiene con pasión el relato de las reformas necesarias y la responsabilidad ciudadana, cada vez despacha con más displicencia las descripciones apocalípticas de S2, que se refirió, un año después de las elecciones, al «triste aniversario» para la nación, como si se cumpliera el de una catástrofe natural. Teníamos curiosidad por comprobar cómo legitimaría Gallardón sus tasas disuasorias, y el argumento fue audaz: la protesta, dice, es corporativa, propia de lobbies que pierden poder para ganar dinero a costa del sistema. No me miren así, que lo ha dicho el ministro, no yo.
David Gistau / El Mundo

0 Queremos Hablar de Empresa 27/11/2012




0 Entrevista de Javier Bilbao a Fernando Sánchez Dragó (III)




Hablando de Japón, hay ciertas tradiciones que supongo que usted conocerá y no sé si habrá practicado, como el Nyotaimori o body sushi.
El mundo actual está hecho de ocurrencias, ingeniosidades. No sé si has leído cómo en China han dictado una ley por la cual en un retrete público solo puede haber dos moscas, más de dos es delito. Pues Japón está lleno de estupideces como esa, pero eso del body sushi y las muñecas hinchables es mínimo, es lo que se recibe en el mundo occidental del Japón. Hacen un documental o un reportaje sobre ese país y siempre salen estas cosas. Yo voy allí y no las veo, y he vivido casi 10 años de mi vida en Japón.  Por supuesto que existe, no digo lo contrario, pero por ejemplo nunca he visto uno de esos hoteles en los que las habitaciones son cápsulas. Son aspectos mínimos pero muy llamativos que definen a los ojos de los no japoneses esa sociedad, una de las más falsificadas por los periodistas que he visto.
Body sushi… nunca he practicado tal cosa, evidentemente si me colocas aquí a una hermosa chavala japonesa… a mí la comida que más me gusta es el sushi y las chicas japonesas me gustan con delirio. Así que me la pones delante con sushi o sashimi encima, yo encantado me lo como. Pero no me puedo tomar en serio estas cosas, que también se han hecho en el mundo occidental, con chocolate o poniendo crema en el sexo a una mujer o ella a ti en tu pene y luego te lo chupa.
¿Y el shibari, que consiste en atar a una mujer con cuerdas?
Pero eso también se ha hecho toda la vida, es el sadomasoquismo. Al fin y al cabo si miras las posturas delKamasutra, la mayor parte son irrealizables a menos que tengas un entrenador personal que te esté colocando una pierna de determinada manera o estés maniatado y colgado con poleas del techo. El mundo actual ha perdido el sentido común, yo todos los años hago un viaje con mis hijos y mis nietos, un viaje sagrado en el que a lo mejor un año vamos a la India, otro a Nepal, a Senegal, a Tanzania… Este año hemos hecho un viaje más corto, a Italia, concretamente a Cerdeña, Sicilia y Nápoles. Cerdeña es una isla curiosísima, es una especie de viaje a la prehistoria, la prehistoria está viva allí como en ninguna otra parte del mundo. Y en lo que es la Toscana, el Toledo, el corazón que es Nuovo, que está allí enclavado en las montañas que es donde se produjo este famoso fenómeno del bandolerismo sardo que duró hasta hace muy pocas décadas. Pues allí hubo algo que me llamó mucho la atención y sobre lo que quiero escribir algo. A comienzos del siglo XIX habían llegado los Saboya, la dominación española se había ido y representaban entonces la modernidad, tomaron una serie de medidas que a los campesinos sardos les parecieron disparatadas, entre otras cosas porque les expropiaron muchas tierras. Entonces se produjo un fenómeno curiosísimo de anarquismo conservador, de anarquismo reaccionario por así decirlo, como lo soy yo mismo, Escohotado o Boadella, y ese movimiento, que llegó a ser poderosísimo y puso en jaque a las autoridades, tenía un grito de guerra que es como se llegó a conocer el movimiento, “volvamos atrás”. Yo si tuviera que proponer ahora un manifiesto sería ese. Volvamos atrás, recuperemos el sentido común, recuperemos las viejas palabras, los viejos valores, las viejas costumbres.

¿Regresar atrás hasta cuando?
Todos hemos pensado alguna vez en qué momento de la historia nos hubiera gustado nacer. Yo lo he pensado en infinidad de ocasiones desde que era joven, y desde luego el momento de la historia en que más me disgusta nacer es precisamente el que he nacido. Cualquier momento anterior me hubiera gustado más. Por eso si me dices a mí —y no lo puedo proponer para los demás— que aparece aquí Mefistófeles y me dice aprieta botón y vuelves a nacer en el momento de la historia universal que prefieras: siglo VI antes de Cristo. Es el siglo de Buda, de Confucio, de Lao-Tsé, de Zaratustra, de los movimientos órficos, de Pitágoras, los presocráticos… Ese es el mejor momento de la historia universal. Todo lo que sabemos se dijo en ese siglo y desde entonces el mundo está en continua decadencia.

Respecto a estas épocas anteriores el consumo de drogas parece haberse centrado en el aspecto lúdico, se ha perdido la parte de ritual, de experiencia espiritual.
Eso es gravísimo, el hombre se ha drogado siempre y siempre se drogará. Hasta los animales se drogan; los monos, los elefantes de Namibia cuando toman bayas fermentadas del suelo: Hubo hace años una película deliciosa con esto. Drogarse está en la condición humana. Cuando follamos nos estamos drogando, el laboratorio interior está produciendo una serie de hormonas, de sustancias químicas como la oxitocina. Entonces la droga ha sido siempre un instrumento de éxtasis, para caer en trance, para encontrar respuestas o aproximaciones a las respuestas de las grandes preguntas como quiénes somos, a donde vamos, de donde venimos…etc. Y ahora en el mundo moderno, con la frivolidad que lo caracteriza, primero todas las drogas se meten al mismo cajón y pasan a ser estupefacientes. Y no tienen nada que ver las drogas llamadas alucinógenas con los opiáceos, las anfetaminas… son todas completamente diferentes y de efectos totalmente distintos. El siglo del que antes hablaba era el siglo de Eleusis, que va desde el siglo VII ac. hasta que monjes nestolianos fanáticos del siglo IV después de Cristo reducen a cenizas el viejo santuario iniciático de Eleusis. Todos los grandes espíritus del paganismo, artistas, políticos, todos ellos habían ido a iniciarse en los Misterios Mayores de Eleusis, porque como en todos los ritos sagrados había Mayores y Menores, algo que heredó el cristianismo, pero este quitó el principio activo de los ritos Mayores, que consistían en la ingesta de esa misteriosa sustancia, el kykeon, que llevaba a un estado de trance. El uso de tales sustancias es lo más importante que yo he hecho en la vida. Lo que más me ha enseñado en la vida han sido las ingestas de LSD, mescalina, peyote, ayahuasca…

Jot Down Spain

0 feb1982- PedroJota expulsado del juicio del 23-F. Dardos de De la Cierva e Izquierdo


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


miércoles, 28 de noviembre de 2012

0 Entrevista de Javier Bilbao a Fernando Sánchez Dragó (II)


Entonces los valores occidentales de libertad, democracia… ¿Están en peligro?
Creo que la democracia ha llegado a su punto final. La democracia es un régimen político con sus virtudes y sus defectos, como todos los sistemas, y que cumple su función. Creo que en estos momentos —y no lo estoy defendiendo, no mates al mensajero— como observador me limito a señalar que hay un nuevo sistema político que emerge con extraordinario vigor que es el sistema chino: libertad económica y autoridad política. Es como vive un estudiante en casa de sus padres, ellos son quienes gobiernan la casa, quienes se ocupan de resolver los enojosos problemas administrativos… y mientras tanto el estudiante va a estudiar, le dan una paga el fin de semana, sale, entra, chicolea, se va de botellón… Pues bien, ese es el sueño de todo chino y en definitiva de todo ser humano, por lo que esta nueva fórmula es la que va a acabar imponiéndose.

¿Pero los chinos no querrán imitar a Occidente también en ese aspecto, reclamando más libertades?
¿Imitar un sistema que nos ha llevado al desastre? ¿Cuál es la raíz del desastre económico del mundo occidental? Tiene nombre: un “malhechor” que se llama Keynes. Europa tiene una ideología, que es la socialdemócrata. Y tan socialdemócrata es Rajoy como Rubalcaba, Merkel y Cameron, por muy liberales que se proclamen. No son liberales. El liberalismo hoy día en el mundo occidental no existe. ¿Entonces en qué consiste la democracia, el Estado del Bienestar? Era algo sostenible a corto plazo, dentro de ciertos niveles, mientras no se produjera el fenómeno de la inmigración. Pero en el mundo actual el Estado del Bienestar no es posible. El Estado del Bienestar significa holgazanería, hedonismo y falsa solidaridad. Consiste en que medio país viva a costa del otro medio, como las cigarras. A mí me llama mucho la atención que cuando voy a Japón o a otro sitios y digo que soy español, una de las respuestas más frecuentes que suscita mi declaración es “ah, viene usted de esa parte del mundo donde la gente vive sin trabajar”. Y es verdad, así que no creo que los chinos tengan el menor interés en imitar el Estado del Bienestar. El Estado que yo propugnaría es el Estado de la responsabilidad. Somos hijos de nuestras obras, yo en esto coincido con Escohotado, Los enemigos del comercio me parece importantísima. Es un saludable egoísmo —practicado dentro de las normas del sentido común— tal como decían los filósofos anglosajones del siglo XVIII y XIX lo que nos puede llevar a organizar la sociedad de una manera adecuada. Si yo defiendo a los míos, si yo cultivo mi huerto tal como decía Voltaire y todo el mundo hiciera lo mismo, el mundo sería un vergel.

Ese individualismo que usted reivindica… ¿No se contradice con su interés por una sociedad tan opuesta a esos valores como la japonesa? ¿No resulta Japón un tanto asfixiante en ese aspecto?
Vamos a puntualizar. Japón es un país admirable, entre otras cosas porque es completamente distinto a los demás. Ahí hay un misterio que no sé a qué se debe, quizá a la condición de insularidad que hasta hace 150 años ha caracterizado la historia del país. Pero el mundo se divide entre Japón y los demás. Así que cuando yo llegué a Japón en 1967, después de estar un año allí, escribí una larga serie de artículos que se publicaron en España —con pseudónimo porque estaba exiliado— y el título general que puse a esas ciento y pico páginas fue el de Los marcianos están entre nosotros. Cualquier consideración que hagas sobre Japón no sirve para el resto de la humanidad y viceversa. Dicho esto, tengo que decir que mi admiración por Japón es por el Japón de los daimyō, de los samuráis, de Mishima, del bushido, no por el Japón actual. Aunque es verdad que el actual tiene una cosa extraordinaria y es que todo el mundo cumple con su deber. Eso es la herencia del bushido, casi nadie engaña a nadie. No hay delincuencia de ningún tipo, puedes dejar las puertas de tu coche o tu casa abiertas y todo el mundo va a respetar lo que haya en el interior. Todo eso hace que vivir allí relaje extraordinariamente.
Tu estás aquí en España y tienes la impresión —por desgracia corroborada por los hechos— de que está todo el mundo engañándote. Llamas al fontanero para que te arregle la cisterna y lo primero que hace es culpar al fontanero anterior diciendo “uy, lo que le han hecho aquí”. Te engaña tu jefe, tu subordinado, la comunidad de vecinos, los políticos… es una sensación agobiante, acabas extenuado viviendo en países como España, Italia o Grecia. Pero llegas a Japón y te relajas porque todo funciona a la perfección. No como un reloj suizo, sino como un Seiko en este caso. Dicho esto, debo admitir que ahora en Japón me asfixio. De hecho ya no vivo allí, aunque voy de vez en cuando porque ha sabido conservar casi como en un congelador las formas tradicionales hasta extremos que la gente no conoce. La gente cuando piensa en Japón piensa en Tokio, en la ultramodernidad. Pero es el país del mundo con más superficie boscosa. El 73% de la principal isla está cubierta por bosques impenetrables, en ese Japón holográfico, que vive a espaldas de Tokio, de Osaka, vive refugiado un Japón tradicional, con miles y miles de pueblos con la vieja arquitectura, con el ritmo de los viejos tiempos, es algo fascinante. Voy allí a buscar eso, no el otro Japón, que se ha convertido también en un país socialdemócrata. La socialdemocracia es la intromisión de los poderes públicos. No tenemos un resquicio de libertad, probablemente en estos momentos hay catorce cámaras grabando lo que decimos tanto o más cuando mi buena amiga Esperanza Aguirre vive al otro lado de esa pared, en el portal de al lado (risas).
No lo digo por ella, pero está todo controlado, todo prohibido, yo me ahogo en la España de hoy en comparación con la que conocí, que era la España de Franco. Esto tampoco es defender el régimen de Franco, es defender una sociedad en la que había libertad, por ejemplo, para ir a la farmacia a comprar lo que me diera la gana, y ahora prácticamente no puedo comprar ni una aspirina. Donde podía coger un avión y no someterme a las vejaciones que ahora nos imponen. Ahora vivimos entre barrotes, los terroristas han triunfado, en nombre de la seguridad —que es la mayor estupidez del mundo, porque no hay nada más inseguro que estar vivo— nos han metido a todos en la cárcel. Pues esto en Japón llega hasta extremos inverosímiles, la intromisión hasta en los últimos recodos de la vida cotidiana de los poderes públicos llega a ser agobiante, más que en ninguna otra parte.

Jot Down Spain

0 Queremos Hablar de Deporte 26/11/2012




0 IU-Aragón y el Rey "cabronazo"



El anuncio, llamado "no te quedes ahí" (el primero de una serie de ellos) comienza con una pareja en un bar. Él mira el periódico mientras toma el café en silencio, y tras leer una información con el titular El Rey dice en la India que las reformas en España "ya han comenzado a dar sus frutos", de repente estalla.
"Me cago en la puta de oros, el cabronazo este la que esta liando el cabrón, con la que está cayendo fíjate en el trío: el del turbante, el ministro García Margallo y el del medio, aquí brindando"
Y prosigue preguntándose en alto "¿qué es lo que hay que brindar? ¿has visto como esta la calle?". Según dice IU en el vídeo, "la gente no tiene ni para comer, los están sacando a la calle, ayer mismo se suicidó uno". Además, el protagonista del vídeo acusa abiertamente al PP balear de financiarse ilegalmente: "Claro que se financió de manera ilegal, lo saben hasta los niños".
En el tono alarmista y coloquial del vídeo, el sujeto exclama que "está pasando cada día, cada día pasa, parece que no pasa nada, que todo está bien. Entre el Rajoy, el Montoro, el Rubalcaba, el pototo y el de la moto tenemos un berenjenal montado".
Toda la noticia en Libertad Digital


0 Mas no convocará ningún referéndum


Lo de Mas va a pasar a los libros de historia. Acaso tras la decisión de ir al teatro que adoptó Abraham Lincoln el 14 de abril de 1865, la suya de adelantar las elecciones domésticas constituya el error más grave nunca cometido por un profesional de la política. Gratuita necedad, ésa de anticipar un par de años los comicios, que ha llevado a un fracaso sin paliativos no solo del independentismo, sino también de cuantos fantaseaban con un referéndum de autodeterminación al margen de la legalidad constitucional española. Propósito que a la luz de los resultados del domingo resultará imposible llevar a la práctica. Completamente imposible.
Y ya se puede vestir de lagarterana, pactar o no pactar con la Esquerra, entenderse o no entenderse con los antisistema de la CUP o cortejar o no cortejar a los poscomunistas de ICV. Haga lo que haga Mas, los partidos que postulan la convocatoria de una consulta unilateral no alcanzan ahora los dos tercios del hemiciclo que exige la ley. La ley catalana, no la española. Repito, la catalana. Mayoría cualificada que, por cierto, tampoco existía cuando el Moisés del Llobregat tuvo la genial ocurrencia de firmar el decreto de disolución. Así las cosas, Mas no podrá acometer ningún proceso secesionista por la muy sencilla razón de que el nuevoEstatut, una norma jurídica avalada por el propio Mas en el Parlament de Cataluña, le cerraría el paso.
No va a haber, pues, ni consulta ni referéndum ni niño muerto. Quizá, no lo descartemos, quepa ser más torpe. Pero habría que entrenar muchísimo. En el mismo orden de contrariedades, tampoco hace falta ser licenciado en Exactas para constatar que quienes pretenden la separación de Cataluña y España –CiU, ERC y CUP– ni siquiera han cosechado el apoyo del 34% del censo electoral. Frente a ellos, las fuerzas de implantación estatal o abiertamente españolistas –Ciudadanos, PP, PSC e ICV– suman dos puntos más, el 36% del mismo censo. Y ello contando a Unió entre los separatistas, lo que es mucho contar. He ahí la realidad de esa "fiebre soberanista" que, según nos decían, recorrería Cataluña. El resto son ganas de marear. Cuánta razón tenía Forrest Gump: "Tonto es el que hace tonterías". 
José García Domínguez  / Libertad Digital

0 nov1981- Vinader ('Interviú') condenado a 7 años por causar 2 asesinatos


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


sábado, 24 de noviembre de 2012

0 Delije: Estrella Roja-Partizan




0 Fútbol y literatura: Gerardo Diego, "El balón de fútbol"




El balón de fútbol

Poner un balón, Dios mío.
Qué planeta de fortuna.
Vamos a los Arenales:
cinco hectáreas de desierto.
Cuadro y recuadro del puerto.
[…]
Ya se desinfla el balón,
sopla tú fuerte la goma.
Ata ya el cuero marrón.
El de badana en colores
déjase a los menores
para botar con la mano.
Gerardo Diego
Mi Santander, mi cuna, mi palabra, 1961 

0 Alícia, la "extrangera"


0 nov1981- 'El País': Trevijano logra la mayoría de acciones. Cebrián leal a Polanco


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


viernes, 23 de noviembre de 2012

0 Protagonistas Sierra 23/11/2012




0 Otoño

Pedro Rubio


0 Entrevista de Javier Bilbao a Fernando Sánchez Dragó (I)



El autor de El sendero de la mano izquierda, donde cuenta el secreto de la felicidad y Soseki: Inmortal y tigre, dedicado a su célebre mascota, es conocido por el gran público principalmente por su faceta de presentador de televisión —al que debemos algunos de los momentos más memorables de la pantalla— aunque también se le puede definir de otras muchas maneras: profesor en diversos países, actor en series y películas, místico sin iglesia, tertuliano siempre polémico, pansexual, apátrida por vocación, ganador del Premio Nacional de Literatura, niponófilo con la misma pasión con la que detesta España, entusiasta de las pastillas (de las de herbolario y de las buenas), joven de 75 años, anarquista reaccionario y poseedor del raro privilegio de tener una especie de escarabajo bautizada con su nombre (el Somaticus sanchezdragoi). Pero, por encima de todas las cosas, nos dice, aquello a lo que nunca podrá renunciar en la vida es a su condición de viajero, lector y escritor.

Hace poco citaba una frase de William Blake: “La persona que jamás cambia de opinión es como el agua estancada: su mente cría sabandijas”. Supongo que por su trayectoria personal se sentirá especialmente identificado.
Sí, efectivamente. Pero habría que matizarlo un poco. El que no cambia nunca de opinión es que está muerto, es un marmolillo. Esta clase de gente que te dice “yo soy de izquierdas de toda la vida” o “yo seré de derechas hasta que me muera”. Evidentemente todos vamos cambiando físicamente, psíquicamente y a medida que se van modificando nuestras circunstancias. Pero sin embargo hay algo que permanece: el sentido del propio yo. Vas envejeciendo, te resulta difícil reconocer en el espejo la imagen que te arrojó hace 20 o 40 años y sin embargo la conciencia del propio yo sigue existiendo. ¿Y qué es lo que nos confiere ese sentido de la identidad? Yo creo que es el carácter. Nacemos con un determinado carácter y eso es prácticamente lo único que no cambia a lo largo de la vida. Por supuesto que se manifiesta de diferentes maneras, pero el carácter permanece y te lleva a mantener una determinada actitud ante las cosas. Desde ese punto de vista me sorprende que aparentemente he sido versátil, he sido de izquierdas cuando tenía 20 años, milité incluso en el Partido Comunista. Y ahora en cambio no tengo nada que ver con la izquierda —lo que no significa que tenga mucho en común con la derecha—. Sin embargo cuando leo no te digo ya mi primera novela, escrita a los 23 años, cuando leo cosas que escribía en el colegio con 8 o 10 años, los primeros poemas en la universidad… La verdad es que me sorprendo al decir cosas que sigo diciendo ahora. Los hinduistas dicen que estamos viviendo en la época del Kali Yuga: la época de disolución y materialismo, donde todos los valores éticos y estéticos se van al traste y entonces uno se olvida de quién es. El ser humano no puede cumplir con ese viejo precepto de la eterna sabiduría, sophia perennis, que es “conócete a ti mismo”. Eso es muy difícil en el momento actual. Ya los vedas, hace miles de años, proponen un juego muy curioso llamado el Vichara. Es una palabra sánscrita que se podría traducir como juego de la indagación del yo. El juego consiste en lo siguiente: coges un papel y en dos minutos tienes que responder a la pregunta “¿Quién soy yo?” Y dices lo primero que se te pase por la cabeza. Vuelves a coger otro papel y respondes a la misma pregunta, pero sin dar ningún dato de tu biografía. Coges en tercer lugar otro papel y tienes que responder sin ningún dato sobre opiniones o creencias. Y en cuarto lugar, coges otro papel y tienes que responder sin dar datos sobre tu aspecto físico. De esa forma, dicen los vedas, habrás averiguado quién no eres, que es el primer paso para saber quién eres. Por eso, hayas sido de izquierdas o de derechas, español o guatemalteco, todo eso puede haber ido cambiando, pero la conciencia del yo permanece.

En los años 80 se definía como antieuropeísta, debían ser tres o cuatro en toda España, pero en estos momentos el rechazo a Europa parece estar mucho más extendido.  
Es sorprendente. Y no voy a ocultar que en cierto modo me enorgullece. Tengo colgado a la entrada el telegrama que envié al Ministerio de Justicia pidiendo, ante la infamia cometida, el estatuto de apátrida. Recibí la callada por respuesta, pero se armó un gran barullo. Aquello saltó a la prensa —yo era prácticamente el único disidente— y me empezaron a llevar a entrevistas. Recuerdo una con Iñaki Gabilondo en la que, solo ante el peligro como en aquella película, yo era el único del debate que atacaba a Europa. En aquella época tenía Gabilondo un artilugio llamado el Sermómetro, que era una encuesta realizada tras el debate a partir de las miles de llamadas que se recibían y ante el estupor de todo el mundo casi toda España —salvo Castilla y León y, por los pelos, Cataluña— me dio la razón. Fundé entonces la Agrupación de Comunidades Ibéricas Miguel de Unamuno, para la salida de España y Portugal del Mercado Común. Recibí adhesiones sorprendentes de gente que no conocía en aquél momento como Albert Boadella o Saramago. Finalmente aquella agrupación quedó en nada, porque yo sirvo para lanzar ideas pero no para gestionarlas.

Pero cuando entramos en el euro, recuerdo que una novia de mi hijo ante mi asombro se levantó a las 12 en punto diciendo “¡qué ilusión, ahora empieza el euro, quiero ser la primera en tener uno!”, se bajó a la calle y en el primer cajero saco unos euros y volvió orgullosísima. Fue entonces cuando escribí un artículo contándolo y diciendo que esto iba a ser un desastre, que no se pueden juntar churras con merinas y que era un juguetito de los políticos que iba en contra del sentido común. Y ahora me están dando la razón. Europa se hunde, es un desastre, no hay nada que hacer. Europa dentro de poco será el tercer mundo. Continuamente voy y vengo de Oriente, que es lo que realmente está creciendo: India, China, Malasia, Vietnam, Corea… y tengo impresiones parecidas cuando voy de Bangkok a París a las que tuve en 1967 cuando desde Roma llegué a Bopal. Y esto es algo de lo que los europeos no se dan cuenta, están ciegos y sordos. Mudos no, porque hablan y hablan sin parar, pero sin decidir nada. Pero ya verás como Europa se va al diablo.
¿Entonces qué es lo que va a pasar? Un nuevo orden mundial. En la historia universal hay corrientes telúricas que cuando llega su momento se abren paso a una velocidad vertiginosa y no hay quien las detenga. Hubo un milenio que fue el del Mediterráneo: el milenio de la Natividad, de la Hélade, de Egipto… Luego otro milenio que fue del Atlántico, el de Estados Unidos, Inglaterra, los imperios coloniales… y ahora llega el milenio del Pacífico. Hay tres grandes bloques emergentes en el mundo: uno es Rusia, otro es el sudeste asiático y el otro los países musulmanes. Estos últimos están desunidos entre sí, pero en el momento en que se unan Europa se va a convertir en un parque temático, en un museo. Los rusos, musulmanes y chinos vendrán a disfrutar de nuestra gastronomía, a beber nuestro vino, a tirarse a nuestras mujeres y visitar nuestros museos.
Jot Down Spain

0 dic1981- Militares critican a la prensa, respaldo del 'Ya', pero no 'ABC'


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


0 No retuitear


Cada vez que veo a un compañero entrar compulsivamente en Twitter para ver si han 'retuiteado' su último reportaje o verificar que no ha bajado de los 1.332 seguidores, uno se acuerda calladamente del cocinero Bernard Loiseau, aquel chef que se disparó con una escopeta de caza en la cabeza después de que una guía gastronómica rebajara la calificación de su restaurante.

No digo yo que el desenlace funesto vaya a alcanzar a todos los colegas por un quítame allá esos 'followers'. Pero sí que hay cierta pulsión enfermiza con el clic autopromocional, una desmedida obsesión por vendernos. Como si intuyésemos que, en medio de este cataclismo oscuro, tuviéramos que lanzar un bengala que dibujara nuestro nombre iluminado en el cielo.

En la insana pirotecnia del ego, el que pierde es siempre el lector. Para hacer carrera en la profesión, antes tenías que pelarte el culo, despanzurrarte en el barro y hasta acumular media docena de querellas. Para hacer carrera hoy, basta con que manejes todas las teclas del márketing.


"Da igual que no se tenga nada que decir", me confesó un amigo. "Lo importante es estar".

Fue Santiago Segurola el que una vez dijo que no entraba en Twitter porque no le gustaban "los bares de borrachos". Uno entiende el desahogo, pero sólo suscribe la mitad del aserto del maestro: porque en los bares de borrachos tú sí puedes oler a ginebra, tú sí puedes ver unos ojos vidriosos como los del último Claudio Rodríguez, tú sí puedes escuchar el sonido de una tragaperras. Y todo eso es materia prima que a un reportero le sirve.

Ya lo escribí hace tiempo: antes, cuando alguien tenía algo importante que decirte, te mandaba un telegrama; hoy, cuando alguien no tiene absolutamente nada que contarte, te envía un 'tuit'.

Frente a los nobles motivos que justifican las redes sociales (qué se yo, compartir un texto de Gay Talese, ayudar a frenar un desahucio, no perder un contacto de la infancia, tratar de salvar al Real Oviedo), hay toda una marejada/marejadilla de ágrafos arribistas que vienen a escribirlo todo en 140 caracteres. Son esos mismos que ya te miran por encima de la tableta digital, en una metáfora de estos tiempos en que el continente es más importante que el contenido.

Mi hijo mayor tiene ocho años y una necesidad animal de hacer cosas con su padre. Entre otras cosas, porque la manada sólo está junta tres cuartos de hora al día, esos 45 minutos que van desde que suena el despertador hasta que entra al colegio. Esa espiral estresante del desayuna-recoge-lávate los dientes-vístete-prepara tu mochila-ponte el abrigo-te quiero mucho.

Ocurrió una tarde de sábado en que teníamos delante el 'Cocodrilo sacamuelas' y me tocaba turno. Alguien me envió un mensaje y lo contesté. El intercambio anodino se prolongó durante cinco minutos. Cuando volví a la realidad, el momento se había escapado.

"Quieres al móvil más que a mí", zanjó. Su hermano (cinco años) no dijo nada. Pero una hora después tiraba el Nokia por el retrete como quien se deshace de un competidor.

La tecnología es maravillosa cuando no nos esclaviza: lo urgente nunca puede estar por encima de lo importante. Hoy, el móvil queda aparcado al salir del trabajo. Sólo cuando no están ellos, doy de comer a mi tamagotchi.

Todavía hay gente que me dice que porqué no me abro una cuenta en Twitter.

Pedro Simón

Leer el blog A simple vista de Pedro Simón

jueves, 22 de noviembre de 2012

0 Boxeo y literatura: Emilio Fornet, "Oda a Uzcudun"




Oda a Uzcudun

Púgil, el triunfo, fresca hiedra,
a tus potentes músculos se adhiere.
Bebe en tu sangre el frescor cuaternario,
pues tu mentón de piedra
en la caverna hiere
el duro muro con su bestiario
de una línea precisa:
el ímpetu de un remo tu sonrisa.
Chispa de pedernal hay en tu iris
de hombre esculpido –no de barro- en roca…
[…]
Que el K.O. no te sea desceñido
voltaico en la romántica borrasca.
¡Oh, neolítico cráneo aparecido
en el umbral de la espelunca vasca!
Emilio Fornet
La Gaceta Literaria,1928

0 La del sexo con esqueletos



Una mujer en Suecia tendrá que verse con la Justicia por mantener relaciones sexuales con un esqueleto humano. Es más, podría acabar en prisión por perturbar la paz de los muertos, según ha informado la fiscal del caso.
La policía encontró un esqueleto humano, calaveras y una caja con huesos humanos en su hogar, tras recibir una llamada de teléfono que alertaba de un disparo en esa casa, en la ciudad de Gotemburgo.
Los agentes hallaron asimismo varios CD-ROMs titulados 'Mi necrofilia''Mi primera experiencia', así como fotografías de la mujer en varios actos sexuales con el esqueleto.
La fiscal añadió que la acusada hacía un uso de los huesos "vergonzoso" y "nada ético".
"Le interesaba mucho la muerte", ha detallado la fiscal, Kristina Ehrenborg-Staffas, sobre la mujer, una desempleada de 37 años. "Tenía imágenes de morgues, iglesias y cementerios".
La mujer será también acusada de vender huesos humanos a un artista de Uppsala (este de Suecia) el pasado verano.

Leer la noticia completa en El Mundo

0 Mas fracasará el domingo


Nada nuevo bajo el sol. El próximo domingo volverá a acontecer en Cataluña lo que sentenciara el maestro Rafael Mesa, más conocido por el Guerra, en aquel memorable aforismo suyo: "Primero yo; después de mí, naide; y después de naide, Antonio Fuentes". Tal que así, primero será el Partido de la Desafección, el Cansancio y el Hastío, con diferencia el segmento de opinión con mayor presencia en la sociedad catalana; al punto de que sus militantes, esto es los abstencionistas crónicos, ya superan el cuarenta por ciento del electorado potencial. Después naide. Y tras naide, Artur Mas.
Conviene no olvidarlo: la actitud colectiva con mayor predicamento en la plaza no es la nacionalista, sino la silente disidencia de los que descreen en el sistema. Como cuando la República, por cierto. Exactamente igual que en tiempos de la hegemonía cenetista y su antipoliticismo entre el proletariado de la que llamaban la Rosa de Fuego. Y es que, con todo su ruido y su furia, el nacionalismo jamás ha logrado superar el treinta y tres por ciento del censo local. Hazaña histórica, la de conseguir atraerse a uno de cada tres catalanes mayores de edad, que logró en 1984, o sea, en tiempos de María Castaña. Nunca más, ni siquiera hace dos años, la suma de los votos separatistas –léase CiU más Esquerra y apéndices varios del secesionismo irredento– llegaría a alcanzar ese techo.
Primera lección: contra lo que parece, no son tantos; se pongan como se pongan, todos juntos y en unión no pasan de un millón y medio de almas. Segunda lección: siempre son los mismos. Fatalidad demográfica que los condena a vivir en un perpetuo sistema de vasos comunicantes. Esto es, si CiU sube, necesariamente Esquerra baja; y viceversa. De ahí que Mas necesite un auténtico milagro a fin de coronar la ansiada mayoría absoluta. Por un lado, no perder ni un solo voto, ni uno, de cuantos lo respaldaron hace veinticuatro meses, un minuto antes de que pusiese en marcha la podadora del gasto clientelar. Por otro, lograr arrebatar doscientas mil papeletas a los soberanistas (más) radicales. Hoy por hoy, una quimera. Lo dijo el clásico: lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Pues eso.
José García Domínguez / Libertad Digital

0 Protagonistas Sierra 21/11/2012




0 sep1981- Pleito de Ferrer contra 'Sábado Gráfico'. Álvarez Blanco y Eugenio Suárez


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me


miércoles, 21 de noviembre de 2012

0 The war in South Viet Nam (1965)


Horst Faas
Associated Press

0 Boxeo y literatura: Manuel Alcántara, "Ring"



Ring

Doce cuerdas limitan el coraje.
Los mineros del “crochet”, la valiente
población del gimnasio, sangra y siente
bajo el fuego sagrado del voltaje.

Cuatro onzas en los guantes y vendaje
duro. Alta tensión. Aire caliente
del K.O. y cigarrillos…de repente
ha cuadrado la furia su paisaje.

Perfiles de moneda desgastada
cita el gong con su aguda campanada.
La luz del cuadrilátero ilumina
Jóvenes gladiadores golpeando,
el esfuerzo y los músculos poblando
el país del sudor y la resina
Manuel Alcántara
 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates