domingo, 7 de abril de 2013

0 Real Madrid 5-1 Levante: El Madrid deja otra víctima en su mejor momento de la temporada

As

La gran diferencia del Levante que ayer se plantó en el Santiago Bernabéu con el de estas últimas temporadas, esta inclusive, es su forma de manejar el ataque. Los de Juan Ignacio Martínez se han quedado sin la pieza que más marcaba su estilo de juego, su delantero que ataca buscando el espacio, el que daba sentido a la labor del centrocampista.

Ayer el Levante tenía como referencia arriba a Robert Acquafresca, el delantero italiano de 26 años ataca mucho más en posicional porque no posee la potencia y verticalidad de Obafemi Martins. Busca más la asociación y los desmarques en corto.

Tener a Aquafresca de delantero centro explica por que el Levante jugó ayer de manera distinta en el feudo blanco –desde que perdió a Martins-, se ve casi obligado a hacerlo.

Esto no quita que el italiano ande en buen momento y cumpla casi a la perfección su labor.

Por lo tanto los de José Mourinho ayer se encontró a un rival más paradójicamente descompensado, estático tanto atrás como alante, cuando de mitad de campo para arriba suele frenético.

El entrenador portugués del Real Madrid preparó el choque sabiendo de la firmeza de la defensa levantina, una zaga muy difícil para hacer fisuras. Las variaciones de Vyntra y Lell para nada alteran la comparsa de Ballesteros y Navarro.

Con Kaká, Modric y Callejón de titulares –Cristiano obtuvo descanso- los blancos salieron cumpliendo la táctica casi a la perfección pero faltos de chispa, y según avanzaba el primer tiempo y marraban ocasiones en el área, la retaguardia mediterránea crecía en confianza. El hecho de que Pepe y Marcelo estén aún a distancia de su mejor nivel explica muchas de las ventajas que obtuvo el Levante en campo rival, con espacios en transición ofensiva, aunque no del todo cómodos. Modric incidió perfectamente sobre Míchel y le desesperó en contadas ocasiones.

Precisamente Míchel fue el que condujo con inteligencia un contragolpe que finalizó el mismo en gol. La mala ubicación de Pepe, la desaparición de Marcelo y el típico error tonto de Ramos de todos los partidos propiciaron el ir abajo en el marcador. Los de ‘JIM’ por un momento creyeron ver al nigeriano arriba, pero no, fue el oasis blanco el culpable del espejismo.

Mourinho vio claro el problema, el ahogamiento por dentro obligaba a la utilización de bandas y abrir el campo, y la falta de actitud. Pero con la usual magia que el Bernabéu incurre sobre sus jugadores, los polvos de la casta, esa actitud se convirtió en la finalización de gol de, quizá, uno de los jugadores con más actitud de la plantilla. Gonzalo Higuaín marcó un golazo que recordó al ‘Pipa’ del 2009. Y no sólo fue eso, también como ha mejorado en su compromiso y efectividad en sus movimientos. Está en el mejor momento del año.

Una mano de Lell dentro del área hizo que Kaká culminara la remontada en 3 minutos.

En la segunda parte las salidas al campo de Di María, Özil y, principalmente, Cristiano Ronaldo mejoró notablemente al colectivo merengue. El religioso tanto del portugués y dos más de Mesut terminaron la fiesta del estadio de Chamartín, que está viendo como su equipo llega a los momentos claves del curso en su pico más alto de rendimiento. El físico de la plantilla en estos momentos es considerablemente bueno, otro tema es como anden de tono ciertos jugadores importantes y como sepan desarrollar al dedillo cualquier situación táctica.

Juan Ignacio Martínez tuvo ayer reminiscencias de Martins como manera de afectar al equipo, pero sin una figura así el equipo baja un par de escalones su nivel.

Alberto Fernández

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates