lunes, 1 de abril de 2013

0 Del masoquismo español


Está por escribir el gran libro sobre el origen de la patología masoquista que gobierna el alma española, ese enfermizo gusto por autoflagelarnos que anida en lo más hondo de nuestro carácter nacional. He ahí, sin ir más lejos, el absurdo entusiasmo de cierta opinión local ante la eventualidad de que la Unión Europea generalice las quitas a los clientes de los bancos en crisis. Porque celebrar, como aquí se ha hecho, las muy insensatas declaraciones de Jeroen Dijsselbloem , el presidente del Eurogrupo, viene a ser lo mismo que aplaudir a un pirómano que pasease por la platea de un teatro con una antorcha encendida en la mano.
Cosas, en fin, de nuestra triste afección, que nos empuja a compadecer a la pobre Merkel y al sufrido contribuyente alemán sin reparar en lo evidente. A saber, que fueron los insensatos banqueros alemanes quienes financiaron la orgía del ladrillo. No se olvide que la banca teutona había dilapidado en cemento de los malhadados PIIGS nada menos que el treinta por ciento de sus préstamos antes de que explotara la burbuja. Asunto que algo tendría que ver con que Merkel y el lenguaraz Dijsselbloem no propusieran la misma medicina de las quitas en Irlanda. O cuando Alemania y Holanda corrieron a rescatar al Commerzbank, al Hypo o al ING. Y con dinero público, huelga decir. Pues, según parece, las implacables leyes del mercado únicamente son de aplicación para los chipriotas y otras gentes de pareja ralea.
Porque ese calvinismo tan asimétrico como hipócrita que ahora predica Berlín solo obedece a la miope lógica nacionalista que inspira la acción toda de Merkel. Un populismo electoralista de consumo doméstico no muy distinto, ni en forma ni en fondo, a la burda demagogia de los Beppe Grillo & Cía. Mucho más que el estado real de los balances bancarios, lo en verdad inquietante es eso. Hay, sí, algo peor que una quiebra financiera: la bancarrota intelectual de toda una clase dirigente.
José García Domínguez / ABC 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates