viernes, 29 de marzo de 2013

0 Un macrobotellón altera el final de una procesión en Cartagena



Tras la celebración del Encuentro, la procesión marraja tomó las calles Gisbert y San Francisco para alcanzar el entorno de Santa María, con el propósito de llevar a cabo su tradicional recogida recorriendo las calles Cañón, Mayor, Plaza San Sebastián y calle del Aire. Sin embargo, en esta última, en la zona de la esquina de la Cuesta de la Baronesa, se encontraron con más de trescientas personas que estaban consumiendo alcohol en la calle. Ante el volumen de personas y el estado de bastantes de ellas, el grupo que encabezaba el despeje de la Policía Municipal, los guiones y la agrupación del Santo Cáliz, decidió suprimir esa parte del recorrido y dirigirse directamente a la iglesia de Santa María, a donde fue accediendo el resto del cortejo.

Varios lectores han contactado durante la mañana de hoy con Cartagena de Hoy para expresar su indignación de lo sucedido. Unos señalan que se sabía de la existencia de ese botelleo, "que está permitido desde hace tiempo por el Ayuntamiento", indica un comunicante, mientras que otros también hacen hincapié que las calles del entorno "se observaban muchos charcos de orines". También señalan que pudo haberse producido un altercado "que se evitó gracias a la decisión de los procesionistas". Y en general reclaman una solución desde el Ayuntamiento.

Noticia completa en Cartagena de hoy

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates