domingo, 17 de marzo de 2013

0 Pellegrini


Gracias a Quintano descubro lo que el seleccionador Mateos le contaba a Miquelarena en los años 30: «Mi sistema tiene tres partes: lectura de prensa, informes particulares y comprobación ocular».
Con esto, descubría la importancia del periodista y la existencia del entorno mucho antes de Cruyff.
Con motivo de la victoria del Málaga, la prensa ha elogiado profusamente a Pellegrini. Esto no tiene nada de raro, pero el elogio tenía un cariz retrospectivo y nostálgico. La reivindicación del chileno, no obstante, era algo torpe: que llegue a semifinales con Málaga o Villarreal no hace sino subrayar el fracaso de no haber pasado de octavos con el Madrid.
Pellegrini batió un récord, récord pírrico diría el locutor, el primer récord inútil del fútbol. Récord puramente Guinness, como del Qué apostamos. Plusmarca «poulidora», apoteosis triste. Porque en Pellegrini, la verdad, hasta el récord fue triste.
Barthes se preguntó sobre fútbol: ¿Por qué atacar? ¿Por qué atacar contra el Mallorca un sábado por la noche?
En el ciclismo o se pedalea o se cae. En el esquí la pendiente empuja al esquiador.

Hughes
ABC
Ir a Los objetos impares, blog de Hughes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates