jueves, 14 de marzo de 2013

0 Decir adiós. Jueves, 14 de marzo de 2013

Decir adiós

Página 74 de 365

Mirad que he escrito cartas y os puedo asegurar que hoy es una de las más difíciles de mi vida. Porque si empezar un proyecto es siempre ilusionante, nada puede evitar esa tristeza que nos marca la despedida, el adiós. Hoy digo adiós a una casa que me ha acogido desde el primer día con los brazos abiertos y me he prometido hacerlo apartado los malos pensamientos y hacerlo con una sonrisa, como el primer día que pisé el estudio.

Me llevo de aquí el recuerdo de una experiencia tan maravillosa que me faltan palabras para describirla como quisiera, una metáfora preciosa de lo que es la radio en sí. Es el momento de acordarse de todos los que en algún momento habéis formado parte de la vida desde el otro lado del micrófono. Y es que la radio es ese balcón maravilloso desde el que divisamos la vida en tiempo real.

Gracias, a todos los que me hicisteis amar este medio por encima de todos. A los que me habéis inoculado ese veneno caluroso y plácido que es el de las ondas. A tantos cuantos hemos podido aunque sea, alegrar un poco los quehaceres diarios en una situación social muy difícil. Y con quienes hemos pasado malos momentos porque la vida, amigos, también son eso, malos momentos, como el de hoy.

Desde este maravilloso palco VIP he sido testigo de un cambio de Presidente del Gobierno, de dos Huelgas Generales, de la reelección de Obama o de la elección, ayer mismo, de un nuevo Papa. Testigos de la vida y testigos de la historia. Como hemos sido testigos de la historia deportiva. Desde esta grada vi a España ganar su tercera Eurocopa, los JJOO de Londres, al Real Madrid la Liga de los 100 puntos y a mi Atlético de Madrid coronarse campeón en Bucarest y Mónaco entonando abrazados “Cuando fuimos los mejores”.

Pero si algo me llevo de este camino es el no haberlo hecho solo. Todo lo contrario. Lo he recorrido rodeado de los mejores. Irene Sánchez Moncloa, la productora que todas aspiran a ser. Toni López, de quien hemos sabido hace poco que podía hablar un poco más alto o Alberto Fernández, a quien aparte de la radio solo le queda tiempo para ver deporte. Viejos amigos, como Edu Aguirre. O nuevas amigas, como Paloma Domínguez que sigue mirándome como un Gran Hermano orwelliano mientras leo esto. Y Álex Briega, ese hermano pequeño que ya jamás podré decir que nunca tuve y al que siempre tendré.

Decía Shakespeare que “estamos hechos de la misma materia que los sueños” y la radio, su radio, es la materia del que se han hecho latentes nuestros sueños en este último tiempo. Solo me queda daros las gracias a todos por todo este tiempo de cariño, de amistad y de radio. Y es que precisamente estás tres palabras hacen realidad el sueño de que el periodismo es el mejor trabajo del mundo.

Muchas gracias, mucha suerte, mucha vida y hasta siempre.


Darío Novo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates