viernes, 1 de febrero de 2013

0 Atlético de Madrid 2-1 Sevilla: Diego Costa otorga medio cuerpo de ventaja


Ventaja mínima para el Atlético de Madrid tras el primer round de las semifinales de Copa del Rey. Tras una primera parte en la que los rojiblancos fueron muy superiores, el Atlético se llevó una pequeña ventaja tras unos segundos 45 minutos plagados de penaltis.

Se despedía la parroquia rojiblanca del Calderón cuando agonizaba el jueves con una sensación agridulce. El Atlético había sido superior al Sevilla en la práctica totalidad del partido, pero la renta se antoja exigua de cara al segundo asalto en Nervión. Antes, habían pasado muchas cosas y alguna que otra certeza.

Fue un partido abierto, en el que el Sevilla se plantó al estilo de Emery, con sobriedad y seriedad defensiva, algo que habla bien de un equipo que asimila con rapidez los conceptos de su nuevo entrenador. Por su parte el Atlético fue bravo, con las embestidas características de su juego en el Calderón. Presión e intensidad. Sello Simeone.

Durante el primer acto el Atlético fue superior. Arrinconaba una y otra vez a un Sevilla parapetado en dos buenos centrales como son Fazio y Spahic, sin embargo, sus problemas a la hora de sacar el balón eran oro para un equipo colchonero tan cómodo en la labor de asfixia.

El Atlético con el paso de los minutos rondaba el área del Sevilla como un tiburón hambriento. Pero ayer no estaba el mayor depredador del reino. Con Diego Costa voluntarioso, pero desacertado durante los primeros minutos, y con Adrián desacertado, el cual tiene menos instinto asesino que un koala, el Atleti perdonaba una y otra vez.

Arrinconado el equipo hispalense, sólo Negredo dio un pequeño susto tras un disparo lejano.

Antes del descanso Diego Costa tuvo la mejor oportunidad después de buscar el espacio con su maestría habitual. No pudo decidir con certeza el brasileño ante el debutante Beto con pierna izquierda.

El segundo acto fue un maremoto en el que entró en escena Ayza Gámez. Para pitar lo que debía además de olvidarse de un penalti más en el área sevillista.

La primera pena máxima conllevó la expulsión de Spahic tras una mano clara. Sin polémica. Diego Costa fue el encargado de ejecutar la pena máxima para poner en ventaja al Atlético. Viento en popa para un equipo que tenía ventaja en el marcador, numérica y la eliminatoria.

No supo gestionar el equipo de Simeone la ventaja mientras se dejaba llevar por la furia del Calderón. Atacó al Sevilla a cara descubierta olvidándose de que en el equipo hispalense existe un genio llamado Jesús Navas.

El pequeño genio se inventó una galopada desde perfil derecho para acabar asistiendo a Negredo. El vallecano como buen killer no perdonó la primera que tuvo, sin embargo Godín se interpuso entre Negredo y el gol con la mano. Penalti y expulsión. ¿Norma absurda? Debatible, pero al fin y al cabo la expulsión la dictaba la norma. Tampoco perdonó Negredo para asestar un golpe a la eliminatoria. Empataba el Sevilla

Los minutos siguientes al gol visitante fueron de aturdimiento para el Atlético. Lo había visto tan claro, tan cerca la final, que el empate parecía una montaña casi imposible de escalar. Fueron los mejores minutos del Sevilla en los que se sintió dominante además de ser capaz de llevarse mayor premio del Calderón.

No pudo ser porque el guión del partido volvió a dar un giro cuando faltaban apenas diez minutos para finalizar el partido. Unas nuevas manos de Fernando Navarro, con su consiguiente expulsión, volvieron ser aprovechadas por Diego Costa para poner en ventaja al Atlético.

El tercer penalti fue el canto del cisne del choque ya que el Sevilla con 9 se limitó a administrar fuerzas y limitar daños. Al Atlético no le quedaba mucha gasolina en el depósito por lo que puso más voluntad que precisión.

Acababa el partido con 2-1, una eliminatoria abierta y la moneda esperando a caer depende de que lado en Sevilla. Toma pequeña ventaja el Atlético, pero si el equipo de Simeone quiere pelear la Copa sabe que tiene que anotar en Sevilla. Imprescindible. Lo asegurado es que habrá batalla de las épicas en Nervión. Hagan sus apuestas.

A.Briega

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates