martes, 12 de febrero de 2013

0 El nuevo Manchester, el United de siempre


Regresa Sir Alex Ferguson con su Manchester United al Santiago Bernabéu diez años después. Esta última vez que se enfrentaron en eliminatoria en la máxima competición europea se llevó tres goles para Manchester y únicamente el gol de Van Nistelrooy les daba esperanzas de clasificar a los red devils. Cuatro goles le consiguieron endosar al Real Madrid allí, pero el hat-trick de Ronaldo aguó cualquier posibilidad de final feliz para los ingleses. Ferguson se la tiene guardada desde entonces, y desde cuando tres años antes el entonces impenetrable Teatro de los Sueños fue mancillado por Raúl y un obra de arte de Redondo. El United sufrió casi una humillación a pesar de ganar 0-1 en Chamartín.
Desde aquellos enfrentamientos el camino que ambos equipos siguieron en Europa fue dispar. Los blancos en seis ocasiones seguidas no pasaron de los octavos de final de la competición, rozando en ocasiones el ridículo. Ridículo que únicamente el año pasado y en 2005, y con una inesperada salida de pista, sufrió el United al caer en la fase de grupos. El resto de años, cuartos de final, semifinalista, tres veces finalista  y una de ellas campeón. SI bien es cierto, los de Madrid llevan dos temporadas seguidas llegando a semifinales y habiendo encauzado el buen rumbo que merece como rey del trono europeo.

Esta vez Sir Alex tiene enfrente a un Madrid muy diferente pero entrenados por un viejo y mal conocido para él en lo que a lo futbolístico se refiere, y es que José Mourinho le cogió la medida al Manchester durante su periplo inglés.
Cambiado en las formas pero no en su esencia está el United, que siempre vive más de sus figuras que de un juego colectivo, figuras que suelen habitar en la delantera en la mayoría de los casos –grandes plantillas- desde que Fergie regenta el banquillo.
Probablemente el Manchester tenga ahora el mejor equipo desde 2009, ya que al igual que entonces poseen más de una estrella mundial en, como digo, su delantera y se nutre de ellos en un 80%.
El fichaje de Robin Van Persie este verano ha sido acertado en su totalidad, te vuelve a dar el status europeo que requieres, te sube un par de escalones en el nivel futbolístico, te libera a Rooney de presión y le da mayor versatilidad, y te da lo que te da un reciente máximo goleador de la Premier League en un estado de forma fantástico y uno de los mejores delanteros del continente. Esta es la gran amenaza que posee el United ahora mismo.
Una de las mayores incógnitas es saber que once inicial puede plantear Ferguson en ambos partidos de la eliminatoria. No tiene un once tipo ni tampoco una alineación fija para partidos exigentes, pero si se puede intuir con que jugadores puede afrontar el duelo según la frecuencia de veces que los ha utilizado o en función de que ha planteado en partidos importantes.

La medular, la zona más débil

Lo que si se puede asegurar con totalidad es que el escocés utilizará el 4-2-4, sistema común para él y para el equipo esta temporada. Con la mayor pólvora arriba y seguridad y excesiva firmeza atrás. El centro del campo es lo que más perjudicado se ve siempre, es la zona más descompensada del equipo y donde más esfuerzos tiene que hacer normalmente. El mediocampo del Manchester es, casi con total seguridad, el peor de los 5-6 mejores equipos de Europa y candidatos a ganar la Champions. La influencia de la medular en plantel es escasa respecto a la del resto de “los grandes”. El equipo se alimenta de los golpes de los de arriba y de sus casi siempre fabulosas transiciones. Los mediocentros o volantes tienen, como tales, funciones de unión, sustento y control, pero más que generar ventajas en lo colectivo buscan generarlas al servicio de la vanguardia.
El que parece será un fijo de inicio es Carrick, es el que más en forma está de todos los centrocampistas. Carrick le da peso al equipo, algo que necesita mucho en esa zona, y tiene buen entendimiento con Rooney. La duda es saber quien será su acompañante o si el propio Ferguson variará su planteamiento y le dará dos escuderos a Michael. Todo parece indicar que el talentoso Cleverley será su pareja. Tom Cleverley ofrece algo distinto en esa parcela, es un futbolista más flexible, Carrick tiene un juego más oficioso y rígido. Tom tiene la pega de ser más inconstante, y el Real Madrid es un duro exámen para él, a priori. Se baraja la opción de meter a Phil Jones en el centro, Jones es un tipo poco ducho en la creación y habilidad con las piernas pero fantástico tácticamente y muy polivalente en lo que respecta a posiciones. Según como quiera enfocar Sir Alex el partido puede entrar o no, anda además con ciertas molestias, veremos.
El concurso en la eliminatoria de las leyendas Paul Scholes y Ryan Giggs puede ser testimonial, son ya dos jugadores que apenas aportan en lo colectivo y les da el físico para tanta exigencia, aunque la experiencia en este contexto Champions es un grado.
Antes se podría contar con Darren Fletcher o incluso con Anderson si el partido se vuelve demasiado físico.
Bajo palos y, habida cuenta del reparto de partidos que han tenido esta temporada De Gea y Lindegaard, cabe alguna duda de quién saldrá, aunque David es lo mejor que tienen ahí y debería ser él.

La zaga red devil se presume formará con Patrice Evra y Rafael Da Silva en los laterales y Vidic y Ferdinand como centrales. Evra y Rafael son dos laterales que se prodigan mucho en ataque, Ferguson los tiene como piezas clave en sus despliegues ofensivos, siempre reforzando a los dos delanteros que se abren más, en ocasiones, Van Persie que cae mucho a banda. Esto es uno de los mejores recursos del United.
Nemanja Vidic y Rio Ferdinand son dos centrales de categoría y otrora mejores centrales del mundo. No pasan por su mejor momento y se han vuelto más estáticos, principalmente el serbio ya que Rio nunca fue un prodigio, sus salidas de balón han perdido fluidez y la velocidad no es la misma. Pero como todo central veterano, ellos saben perfectamente como colocarse y qué hacer en todo momento.
Ferguson suele alternar la pareja de centrales principalmente con Jonny Evans y Chris Smalling y quizá alguno pueda entrar, aunque estando bien Ferdinand y Vidic deberían ser ellos los que formen de inicio.

La caballería del Manchester se presenta con dos figuras innegociables, Wayne Rooney y Robin Van Persie. Dos jugadores Top Mundial en su puesto y que representar el mayor peligro de este equipo. Tener a Van Persie a día de hoy es una gozada, lo hace todo bien, tanto jugando de referente como por detrás de él, las bandas se le siguen dando de lujo. Le ha dado un plus más a los mancunianos. Pasa por el mejor momento de su carrera y es el máximo goleador de la Premier League. Es el momento de que haga algo grande en Europa.
Wayne Rooney es el otro gran futbolista de este equipo y su jugador franquicia. Ha madurado mucho como jugador de fútbol, más sacrificado y participativo, y tan decisivo como siempre. Wayne es un portento físico y puede ejecutar muchas facetas del juego. Su influencia esta temporada está siendo mayor, varía más su zona de intervención, desde el centro llegando de segunda línea o incluso bajando hasta la base para generar. El nuevo roll de Rooney en el equipo más la inclusión de Van Persie le da muchas ventajas a los de Ferguson. Función fundamental va a tener el inglés en cuanto a generar ventajas para Robin. El Pepe-Ramos es un hueso duro de roer.
Atentos habrá que estar con la posible salida de Javier Hernández Chicharito si la trama del partido se tuerce o si el entrenador escocés decide ir un pasó más en ataque. Lo de Danny Welbeck se ve menos probable.

La variable de Kagawa puede funcionar

En las alas del United también encontramos ciertas dudas, parece que si Antonio Valencia está bien partirá de inicio. Nani no lleva muy buena temporada y apenas es titular. Ashley Young es la otra opción para la banda y aunque suele intervenir mejor desde el banquillo esta es una oportunidad motivadora para él. Este es un perfil que debe manejar con inteligencia Sir Alex, aparentemente la banda para hacer más daño al daño al Madrid es la derecha, la izquierda blanca, y ahí es donde entra Shinji Kagawa.
Conociendo la llegada de Rafael, el japones puede hacer daño más por dentro y para un partido más en estático como parece va a ser el del Bernabéu puede tener más influencia. Si bien empezó la temporada fantásticamente, una lesión de tres meses le cortó la progresión y la adaptación de Kagawa a las funciones del equipo no termina de funcionar, pero tenerle es contar con cualquier chispazo de repente.

Los partidos del Manchester United son espectáculo y entretienen, si Ferguson no tira de freno de mano puede ser un partido de goles. Así que a disfrutar.

Alberto Fernández

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates