domingo, 18 de noviembre de 2012

0 Fútbol y literatura: Miguel Delibes, "Mi vida al aire libre"


"Pero vayamos al principio. El fútbol, para mí, a los doce años, estaba en todas partes, lo impregnaba todo, era casi como Dios: una presencia constante. De ahí que dispusiera de un fútbol con botones para jugar a escondidas en un pupitre de la clase…otro con pelotas de trao o de papel para jugarlo con mis hermanos en la galería de la casa… y finalmente, el fútbol-fútbol, el fútbol propiamente dicho, con balón ensebado y camisetas para jugarlo en los campos del Colegio…

Hoy, conocido el fulbito o fútbol-sala, me doy cuenta de que era para ese fútbol menor para el que yo estaba dotado…"

M. Delibes, Mi vida al aire libre

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates