domingo, 1 de mayo de 2016

0 Somos la leche

[...] Hoy, el impacto de lo audiovisual tiene a los empresarios de los medios escritos tradicionales como a Foreman cuando se comió aquella mítica derecha de Ali. Con los ojos glaucos, groguis, dando manotazos de náufrago, sin entender por dónde les vino la hostia, tratando de levantarse antes de que las redes, la competencia y hasta los youtubers cuenten hasta 10.

 El resultado de todo es que importa mucho la comunicación y nada la información. Que queremos usuarios y no lectores. Que los medios son una eterna jornada de puertas abiertas en las que un señor de Murcia o un tuitero de Palencia se te meten en la redacción, se te sientan en el ordenador y te dicen cómo tienes que hacer el periódico. Las otra tarde una manada de japoneses con Nikon vio a un tipo leyendo un diario en el andén de Alonso Martínez -exótico en el ademán-, y se hicieron una foto con él porque no daban crédito.

Pedro Simón
El Mundo
Leer el artículo completo en El Mundo

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates