viernes, 5 de julio de 2013

0 6ª Etapa: El escudado Greipel levanta los brazos en Montpellier

Aix-en-Provence-Montpellier (176,5 km)



Decía Don Quijote de la Mancha que “amistades que son ciertas, nadie las puede turbar”. Algo similar debió pensar ayer Greipel (Loto-Belisol) de sus compañeros que lanzaron un sprint perfecto para conseguir su primera victoria en lo que va de Tour. Y eso que las turbiedades del asunto responden a nombres tan imponentes como Peter Sagan o Mark Cavendish. Ni con esas. Greipel llego tremendamente bien lanzado a la línea final con una preparación del sprint que duró casi un kilómetro hasta que su fiel escudero decidió descolgarse hacia la izquierda y “taponar” la salida de un Cavendish sorprendentemente mal colocado. Guarda el lanzador de sprints un punto entre amigo de confianza y pagafantas que nunca supimos dirimir, aunque la cena de ayer la pagara Greipel.

Fue un día histórico para el Tour y para un continente. Si el día anterior hablábamos de Asia con la escapada de Yukiya Arashiro (Europcar), nos toca dar el salto a África por el maillot amarillo de Daryl Impey. Los puntos fueron los culpables, así como que Simon Gerrans, compañero de equipo de Impey, entrara en la cola de un pelotón partido para con los sprinters por seis segundos, que beneficiaron a los diecisiete primeros. Un hombre pletórico Impey que se convirtió en el primer sudafricano en vestir de amarillo y que  quiso acordarse de Mandela y de Froome, este último por cuestiones del corazón:fue quien presentó a Impey a su actual novia.

El ritmo del pelotón fue tan duro como peligroso. Los equipos con sprinters no querían dejar de desaprovechar la casi última oportunidad (hoy hay colocado un repecho similar a los de Córcega a 30 de meta que tratará de dinamitar el pelotón) para la victoria. El ritmo peligroso acabó con varios protagonistas por el suelo entre los que se encontró Purito Rodríguez, parte de chapa y pintura, y Janez Brajkovic (Astana) que perdió 10.48 en meta en un día nefasto para su conjunto tras el abandono de Kessiakoff. La nota de color la puso Luis Ángel Mate (Cofidis) que sirvió más de minutos publicitarios que de opciones victoria reales. El pelotón ya tiene la cabeza en el sábado. Y nosotros no vamos a ser menos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates