lunes, 6 de mayo de 2013

0 Real Zaragoza 3-0 Rayo Vallecano: Apoño aleja Europa


Apático. Así estuvo el Rayo la mayor parte del partido de ayer. Era un partido importante para ambos, para los locales por la permanencia y para los visitantes por la utópica plaza en Europa. Los primeros demostraron el ansia por conseguir tener un sitio en Primera el año que viene. Los segundos, aunque llegaba con importantes bajas, no demostró ser un equipo de la parte media-alta de la tabla.

El partido comenzó con embestidas para ambos equipos, teniendo las más peligrosas el equipo de casa. Rubén, guardameta rayista, se fue erigiendo como protagonista del partido. Cuando el Rayo estaba alcanzando su mejor juego basado en Trashorras, llegó el momento clave del partido. El árbitro, influenciado o no por Agapito, vio una mano dentro del área totalmente inexistente, ya que el balón tocó claramente en la pierna de Jordi Figueras. Otro año más, cuando el Zaragoza está en problemas, los árbitros cometen errores incomprensibles a favor de los maños. La pena máxima decretada por el colegiado acabó en el primer gol de la tarde y de Apoño y desestabilizó por completo al Rayo que, a pesar de mantener la posesión, no tenía la velocidad de otros días por las bajas de Lass y Leo. Tenía el control del esférico, pero le daba mal uso: individualizaciones excesivas (como siempre) por parte de Piti, fallos en pases de José Carlos y Franco Vázquez, etc El Zaragoza aprovechaba mejor sus posesiones y, lo más importante, jugaba mejor sin balón que el Rayo.

El segundo tiempo siguió en la misma línea, con el Zaragoza poniendo la misma intensidad al juego que el Rayo en otros partidos y el Rayo buscando con una paciencia excesiva la portería rival. Además, pronto llegaría el mazazo para los franjirrojos en forma de segundo gol aragonés. Hélder Postiga cabeceaba a las manos de Rubén un centro de Víctor Rodríguez, pero el inmediato rechace lo metía Rodri desde el área pequeña en la portería. Antes de que al Rayo le diera tiempo de bajar la cabeza, Paco Jémez quitaba a Casado para buscar, con una defensa de 3, más llegadas al área rival. Además de meter a Adrián para que siga demostrando cosas, y no diré si buenas o malas, hizo debutar en Primera a otro canterano, Alberto Perea (realmente es jugador del Rayo B, aunque canterano atlético). Con la entrada del segundo y la de Tamudo a veinticinco minutos del final es cuando más se notó la ansiedad del Rayo por conseguir un gol y optar al empate o incluso victoria, pero era el día de Apoño.

El Rayo lo intentó de todos los colores, pero o la enviaba fuera, o se encontraba con Roberto o con algún defensor. En la más clara, cuando el portero zaragocista ya estaba batido, Piti cabeceó y Apoño apareció cuando más se le necesitaba para salvar en la línea un gol cantado. Aquí no acabaría su fiesta. El Rayo siguió teniendo oportunidades, pero el cansancio hizo que fuera poco a poco bajando los brazos y que el Zaragoza buscara la sentencia. A punto estuvo Postiga con un tiro al palo de conseguir el tercero de la tarde. ¿Quién lo consiguió? El MVP del partido: Apoño. El Rayo estaba intentando sacar el balón jugado, Adrián la perdió cerca de la frontal y el centrocampista andaluz robó, se la colocó y remató con la zurda a la base del palo derecho de Rubén, que nada pudo hacer para evitar el segundo gol de Apoño y el tercero y último del Zaragoza.

El Zaragoza que, "sorprendentemente", cuanto más ahogado está, más rápido se salva. Aunque fue claramente superior al Rayo Vallecano, si el colegiado no se hubiera equivocado de una forma tan clamorosa en la jugada del primer gol, hubiéramos visto un partido más igualado en juego y en goles, pero eso nunca lo sabremos. La afición grandiosa local y los más de 500 rayistas desplazados disfrutó de un partidazo defensivo y ofensivo del Real Zaragoza, guiado por el ex-malaguista Apoño. Los visitantes, por su parte, llevan cuatro partidos (un mes) sin conseguir la victoria y si quieren conseguir ese ansiado pero casi irreal puesto en Europa League deben ser más ansiosos en su fútbol. Además, debe esperar resultados favorables suyos y de rivales directos y esperar que el TAS haga justicia en la sanción al Málaga para que el octavo también tenga oportunidad de jugar la Europa League y así haya más probabilidad de formar parte de ese torneo la temporada que viene.

Real Zaragoza-> Roberto, Sapunaru, Álvaro, Loovens, Abraham, Pintér (Romaric, min. 85), Apoño, Montañés, Víctor (Rochina, min. 60), Rodri (Movilla, min. 70) y Hélder Postiga.


Rayo Vallecano-> Rubén, Arbilla, Amat, Figueras, Casado (Adrián, min. 51), Javi Fuego, Trashorras (Perea, min. 55), Vázquez (Tamudo, min. 67), José Carlos, Piti y Domínguez.

-1-0, Apoño, de penalti (min. 25);
-2-0, Rodri (min. 50);
-3-0, Apoño (min. 90+2)


Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (comité cántabro). Amonestó por el Real Zaragoza a Pintér (min. 56), Rochina (min. 66), Sapunaru (min. 72) y Movilla (min. 84) y por el Rayo Vallecano a Figueras (min. 24) y Adrián (min. 55).

Toni López

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates