viernes, 24 de mayo de 2013

0 Gente y aparte: Jaquetones de los ochenta por Javier Barquín (ABC, 11 de abril de 1987)

Jaquetones * de los ochenta

Jaquetón visto por Mariano de Cavia
El auge de la Fiesta Nacional no puede desmentirlo nadie: ni ganaderos, ni matadores, ni espontáneos ni monosabios. Dos ejemplos, dos polos opuestos –tan opuestos como Joselito y Belmonte-, que revelan la vitalidad del Arte Supremo con esclarecedoras luces.

Fernandito, el torero punk ovetense. Siempre quiso ser torero, pero se tuvo que conformar con el liderazgo de un conjunto punk. Actuó de telonero con Ramoncín, y gustaba de adornarse con toda clase de imperdibles y objetos punzantes que no dudaba en incrustar en sus carnes toreras. Aunque nunca nadie lo había visto torear, una gran peña de aficionados se fue congregando en torno a su mitológica figura, y al cabo de varios años de gloria tabernaria un mecenas accedió a adquirir cinco toros para Fernandito.

La corrida fue memorable. Con un revólver del 38 corto, vestido de luces, haciendo la rana, de espaldas y a cinco metros del toril, Fernandito despachó a cinco astados, tiñendo de blanco las cabelleras de la afición, que envejeció aquella tarde asturiana lo que no había envejecido en toda su vida anterior.

Paco Machado (que, por cierto, toma hoy la alternativa en la plaza de Aranjuez) podría ser el contrapunto. Universitario, ilustrado, ortodoxo, exacto, veintiún años de edad, matador de extraordinaria precisión, traje diseñado por Antonio Lenguas dentro de los moldes más puramente clásicos. Pacho Machado supone la renovación einsteniana de la Fiesta por la vía de la vuelta a os orígenes de la única metafísica que un español es capaz de comprender: el serio y sublime juego –que no trampa- de un hombre con la inteligencia y las luces suficientes para ponerse delante de un toro.

Javier Barquín


*Jaquetón, paradigma de la bravura, fue lidiado en Madrid en la tercera corrida de abono de 1887

Para saber más de Jaquetón click

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates