lunes, 20 de agosto de 2012

0 Al cuarto de siglo de David


"El señor Balaguer, escribano del juzgado municipal, suele tomar café con mi padre. Es un señor muy simpático. Siempre que me encuentra, me dice:

-¡Ven al juzgado! Harás prácticas en la carrera, leerás papeles, verás cosas que te interesarán...

-Deben abrir muy temprano- le digo yo.

-A las diez y media...Es una hora que está bien."

Josep Pla
El cuaderno gris

0 may1978- Julián Marías rompe con 'El País' y PRISA, batalla entre accionistas


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me




domingo, 19 de agosto de 2012

0 Atlético de Madrid: Las dificultades económicas obligan a Simeone


El bicampeón de la Europa League vuelve a escena en la Liga, su asignatura pendiente desde su retorno de las cloacas de Segunda División. Con las apreturas económicas propias de una estación de dura crisis, sumado a un protocolo de endurecimiento del régimen fiscal español, ha conllevado la poca inversión del club rojiblanco. Sólo Cata Díaz ha supuesto un desembolso por parte del Atlético de Madrid. Los otros fichajes, "Cebolla" Rodríguez y Emre, han llegado a coste 0. Poca inversión para un club que no necesitaba grandes desembolsos.
El capítulo de salidas tampoco ha sido muy nutrido, con salidas de jugadores secundarios, si obviamos el final de la cesión de Diego. Salvio y Domínguez dejaron buena caja en las arcas del Calderón, mientras que Perea y Antonio López cerraron un ciclo con luces y sombras en el Atleti. Capítulo aparte merece Diego; Querido y respetado por el Calderón, tuvo un rendimiento a todas líneas bueno, pero su elevada ficha imposibilitan, de momento, tan ansiada contratación.
Con todos los jugadores encima de la mesa, el Atlético se sostiene en un pilar desde el banquillo: Cholo Simeone. El argentino aterrizó en una auténtica jaula de locos, poco tiempo después el equipo se proclamó campeón de la Europa League y se quedó a las puertas de la clasificación a Champions. La afición le adora, la plantilla le respeta y tendrá un año entero para trabajar sus ideas, ¿su único problema? El eterno bucle frenopático que rodea al Atlético. 
El equipo de Simeone se centrará sobre una idea clara basada en la entrega y la lucha. Centrado en el aspecto defensivo, obsesión de Simeone, el equipo encomendará su producción ofensiva al talento de Arda o Adrián, y al instinto asesino de Radamel Falcao
Importante será el papel de Arda, el turco debe refrendar su gran año, aunque ciertamente irregular, y hacer olvidar a Diego. Doble reto para un jugador acostumbrado a vivir con la presión de Estambul.
¿Y cuál será el objetivo del Atlético? Claro y conciso: ser el campeón de los mortales. Con un Málaga sumido en el caos, un Sevilla ciertamente debilitado y un Athletic en vilo debido a las inminentes salidas de Javi Martínez y Llorente, parece claro que el gran rival del Atlético será su enemigo íntimo levantino: el Valencia de Pellegrino. Si la tercera plaza sería un buen premio para el Atleti, la cuarta se antoja como indispensable para un club que disputará su cuarta Europa League seguida. Si bien esta competición ha regalado los momentos más placenteros en la historia reciente del club, es necesario ingresar los jugosos premios que reparte la máxima competición continental. Todo lo que no sea Champions será un fracaso.
Con estos ingredientes se presenta el Atlético de Madrid, equipo que esquiva los tópicos con tanta facilidad como busca los problemas. Pura incógnita.

A.Briega

0 Iwo Jima (1945)


Joe Rosenthal
Associated Press

0 Ryanair


Acabo de un trago la biografía de Jobs y me encuentro en la portada de EL MUNDO a otro visionario, Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair. Uno que alumbró un mundo de belleza y otro que hizo algo insólito: trasladar el infierno a lo más alto del cielo, en lo que constituye el reto definitivo para un teólogo. Si Jobs consiguió que un niño analfabeto de una cañada africana supiese manejar un iPhone a los pocos segundos por pura intuición, O'Leary ha logrado que un catedrático baje de sus aviones sin recordar nada de lo hecho en su vida anterior y esforzándose en volver a aprender a andar tras pasar una hora y media con las rodillas clavadas in the guanter.
Ahora Fomento investiga a Ryanair por volar por debajo del mínimo de combustible. De todas sus cicaterías, la de tratar de volar sin gasolina podría llegar a ser épica, pero parece que Ryanair ha decidido que por intentarlo que no quede. Cierto es que ya se estaba bordeando la desesperación. En mi último vuelo llegué naturalmente sin dormir a Barajas, medio borracho y sin tarjeta de embarque, pues de otra manera hubiera parecido un funerario. Me hicieron el favor de sacar un trozo de papel por el que cobrarme 60 euros, más por tanto de lo que me hubiera costado el vuelo si hubiese encontrado un vuelo barato, porque finalmente pagué por Madrid-Santiago más de lo que me costó el Fráncfort-Addis Abeba en Lufthansa. Entré en el avión a la carrera y me concentré en no dormir, pues es conocido que, si te duermes, una voz chillona directamente exportada de Guantánamo te despertará a los dos segundos para venderte lo primero que se le pase por la cabeza, así sea una nube. El objetivo no es hacer caja, sino que nadie descanse para que en medio del vuelo, hartos, confesemos un crimen.
Todas esas parrafadas ofertando revistas, colonias y perritos calientes llegan a su éxtasis cuando uno se convence de que no podrá conciliar el sueño en lo que le queda de vida; entonces una chica coge el micrófono y dice, agotada: «Este es el momento que todos ustedes estaban esperando». Y en lugar de decir que nos vamos a estrellar, que es lo que está pidiendo el pasaje a gritos, anuncia cantarina: «Comienza la venta de cartones de bingo», que ya hay que ser optimista para pensar que ninguno de esos que se hacen los dormidos te están deseando la muerte en secreto.
Ryanair, efectivamente, es un retroceso de tal magnitud que no le extrañe a usted salir a veranear a La Concha y terminar aterrizando en un pueblo de secano. Por eso lo raro no es que se hubiese decretado el estado de alarma cuando no pudieron salir los aviones, sino que no se decrete cada vez que despega uno.
Manuel Jabois/El Mundo

0 abr1978- Mancebo condenada por pornografía, la defiende Jiménez Losantos ('El País')


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me



sábado, 18 de agosto de 2012

0 Quinquis del cielo


Tres aviones de Ryanair, cargados de peña, dieron la alarma cuando sobrevolaban Valencia porque se les acababa el combustible. Esta compañía, colosal por dar viajes a peseta y hacérselo pagar después al usuario con un despliegue de humillaciones, triunfa pese a patentar una de las formas más burdas de volar: la de convertir sus aparatos en ruletas rusas. La natural psicosis del ahorro y el llegar a toda Europa por menos de lo que cuesta el bonometro es una trampa. Un avión sale siempre muy caro. Más un avión que suspira de viejo como los de Ryanair, ferrallas asmáticas del cielo. Por eso se va más seguro a lomos del albatros de Baudelaire, incapaz de mover las alas, que en uno de estos bichos que despegan con 150 tíos en la panza y los mismos galones de gasoil que exige mi Mobylette para llevarme a las calas.
Estas compañías low cost suponen el falso café para todos del volar. Y, a la vez, la aceptada degradación del viaje y su impronta de amenaza. En la puerta de embarque de Ryanair sólo falta que la azafata te conduzca hasta el finger a hostias, pues lo barato gasta mala baba. Por menos de 10 pavos que cuesta llegar a Fráncfort tienes derecho a no tener derechos. A llevar la bolsa de viaje entre las patas. A que te echen a puntapiés si el equipaje de mano abulta un dedo de más por una esquina. A que no te permitan leer ni dormir por la metralla de una desquiciada megafonía de teletienda. A respirar tres veces por minuto para ir más ligeros, que vamos justos de oxígeno... Hay un oscuro placer tercermundista en aceptar pirarte con Ryanair. Una cristiana resignación. Nadie ha llegado más lejos en hacer de un desplazamiento una macarrada de tanto espesor. Es un síntoma de la Europa non stop. El éxtasis de aceptar ahorro a cambio de riesgo. Patético. Aunque a todo se acostumbra uno.
Así se llega, con mucho esmero en la desidia, a acumular 100 expedientes sancionadores como los que luce esta marca. (¿Por qué no hemos fabricado la noticia cuando ya eran 50?). Así se alcanza el récord de tres aterrizajes extremos en un sólo día y en la misma ciudad. Así se juega al gua con la vida de unas 400 personas en lo que se tarda en llegar de Madrid a Manises con aviones sequizos. A ver qué hace Fomento, que debiera haber decapitado la escalerilla a estos quinquis del aire. Ya verás como caiga un cacharro de esos, un cruce de chiquero alado y cárcel modelo. Pues su ganadería somos nosotros.
Antonio Lucas/El Mundo

0 A puñetazos en Tailandia (II)


Según algunos historiadores, su nacimiento se remonta a miles de años atrás, al nacimiento de la nación Tailandesa. Hoy, estos luchadores son muy respetados en el país, aunque no gozan del mismo nivel social de los de Sumo en Japón, a pesar de ser el deporte nacional de Tailandia.
“Sí gozaron de privilegios similares en el pasado, durante los siglos XIII al XV, cuando estos peleadores fueron una especie de caballeros que resolvían sus desacuerdos en duelo para mantener su honor”, explica Brian Walker, fotógrafo responsable de este reportaje, que hace dos meses realizó una corta pero intensa inmersión en este deporte.
Dice Walker que la pasión que se transmite cuando compites, aunque sea contigo mismo, es maravillosa. “Ese fervor suele quitarle la máscara a la gente y mostrarla tal cual es, no como quieren que los veas”. Por eso cuando viaja intenta buscar temas que representen el lugar donde está y le ayuden a capturar la esencia de su gente. Y eso es lo que ha hecho en esta ocasión.



0 Tarawa (1944)


Frank Filan
AP,1944

0 A los 23 de Briega


"Tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierto de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro, tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes."

Muriel Barbery
La elegancia del erizo



0 mar1978- Se funda 'La Calle' de Alonso de los Ríos, accionistas


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me



viernes, 10 de agosto de 2012

0 San Lorenzo


San Lorenzo (Lorenzo), fue uno de los siete Diáconos de Roma. Sin embargo, nació en Hispania en el año 225. Algunos textos sitúan el nacimiento en Tarraconensis (Huesca), aunque también podría ser originario de Valencia, donde sus padres habrían residido un corto espacio de tiempo, viniendo a nacer el santo en esta ciudad. Cuando en 257 Sixto fue nombrado Papa, Lorenzo fue ordenado Diácono y encargado de administrar los bienes de la Iglesia y el cuidado de los pobres. Por esta labor, es considerado uno de los primeros archivistas y tesoreros de la Iglesia. De ahí viene la tradición por la cual es el Patrón de los bibliotecarios.

Cuando la persecución contra la Iglesia era enorme, en el año 258 Lorenzo fue quemado vivo en una hoguera, concretamente en una parrilla, cerca del Campo de verano, en Roma. Se dice que en medio del martirio, exclamó: Assum est, inqüit, versa et manduca (Traducción: Asado está, parece, da la vuelta y come. Traducción aproximada: Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho). Su santo se celebra hoy, el 10 de agosto, ya que es el día en el cual según la tradición recibió martirio. Lorenzo fue enterrado en la Via Tiburtina, en las catacumbas de Ciriaca, por Hipólito de Roma y el presbítero (sacerdote) Justino. Se dice que Constantino I El Grande mandó construir un pequeño oratorio en honor del mártir, que se convirtió en punto de parada en los itinerarios de peregrinación a las tumbas de los mártires romanos en el siglo VII.

En el día de hoy, como cada 10 de agosto, el relicario que contiene su cabeza quemada es expuesto en el Vaticano para recibir veneración. Por otra parte, además de por su nacimiento en tierra hispana, San Lorenzo está muy ligado a nuestro país por dar nombre a uno de nuestros patrimonios más importantes (el Monasterio de San Lorenzo del Escorial). El Monasterio, construido por Felipe II para conmemorar la victoria de San Quintín, lleva dicho nombre porque esta victoria se rubricó precisamente un 10 de agosto de 1557. De esta manera, el Rey agradeció la protección del mártir San Lorenzo. Por ello, hizo construir el Monasterio con forma (en su estructura) de parrilla, por haber sido el instrumento de su martirio. Felicidades, por tanto, a todos los Lorenzo, y muy especialmente al Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), en cuyo curioso gentilicio (“gurriato”) hay un pueblo que es un museo en sí mismo, y una gente magnífica.

Luis F.V.

Procesión de San Lorenzo, 1942

Programa de Fiestas de San Lorenzo de El Escorial,1902

0 Protagonistas Sierra 10/08/2012

0 A los 33 de Melmoth



Generalmente, se acaba por elegir al ex ministro, y el escultor, que ya suele tener preparados cuerpos para ex ministros, para filántropos y para generales, no hace más que preparar la cabeza y enchufarla. En una ciudad, cuyo nombre no importa, el poeta local fue desechado porque era tuerto, y se le sustituyó con un abogado.

-¡Un tuerto!- decía el escultor-. Si me dieran ustedes un ciego, les haría una obra magnífica; pero, ¡por Dios!, no me den ustedes un tuerto.

-Es que es el único hombre de algún mérito que tenemos por aquí. El único digno de una estatua.

El escultor fue irreductible:

-¿Cómo va a ser digno de una estatua un tuerto?¿Cómo va un tuerto a tener mérito?

Los que no somos tuertos no debemos desconfiar todavía de llegar a tener nuestra estatua; pero, para adquirir una personalidad algo estatuaria, debemos dejarnos crecer la barba y vestir siempre de levita.

Julio Camba
Grandes hombres

0 feb1978- Emilio Romero rompe con 'El Imparcial' de Domingo López


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

jueves, 9 de agosto de 2012

0 A puñetazos en Tailandia (I)


Solo dispuso de una hora para captar la esencia del Muay Thai. A Brian Walker le bastaron sesenta minutos para mostrar la dureza de este deporte milenario tailandés y retratar el fervor de los que lo practican.
El Muay Thai o Thai Boxing es un reflejo de la historia e identidad de los tailandeses. Una disciplina dura creada por gente muy dura. Desde sus orígenes ha sido practicado por reyes y soldados. Se ha utilizado para preparar a los hombres jóvenes para la guerra, perfeccionándolo como un arma de combate para defender el honor y la tierra. Quizás por eso Tailandia sea el único país del sureste asiático que nunca fue colonizado por una potencia europea.
Es una mezcla de lo mejor o, según se mire, lo peor del resto de artes marciales, donde casi todas las partes del cuerpo son usadas para dar golpes o para recibirlos. Manos, piernas, codos y rodillas sirven para golpear al adversario, incluso en el rostro y la cabeza.
Yorokubu


0 Homecoming (1943)

Earle L.Bunker
The World Herald, Omaha, 1943

0 Protagonistas Sierra 09/08/2012

0 feb1978- La fuga de Boadella


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

miércoles, 8 de agosto de 2012

0 Water! (1943)

Frank Noel
Associated Press,1943

0 Cuando el rayo encontró al relámpago (y V)



Sus coqueteos con el cártel de los Arellano, sus vínculos con el poder político, sus conexiones con el mundo del espectáculo y el estado penoso de sus finanzas le acechaban. Sus puños de hierro y su mandíbula de granito ya no servían para sacarle del atolladero. Encerrado en sí mismo, cada vez más alejado de su familia e incapaz de librarse de las sanguijuelas que se aprovechaban de él, Chávez vivió una pesadilla. Cuentan que un día, en su lujosa hacienda, ‘Mister Nocáut’, harto de que sus empleados vigilaran su adicción, los reunió en una habitación y les encerró bajo llave. Él corrió hasta su habitación, esnifó cocaína sin descanso y abrió el cajón de su mesita de noche. Sacó una pistola, cargó el revólver y apuntó a su sien. ‘Tenía problemas con Hacienda, con Don King, con mi matrimonio, con todo, estaba sin salida’. Desesperado, apretó el gatillo. Milagrosamente, la bala destinada a saltarle la tapa de los sesos nunca salió de la recámara. La pistola se encasquilló. ‘Estaba drogado, quise matarme y Dios me salvó’. Al conocer la confesión de su marido, la esposa de Julio César decidió actuar. En agosto de 2010, le dio ultimátum: dejar la droga o morir. Días después fue ingresado, contra su voluntad, en una clínica de desintoxicación. Su mujer fue explícita: ‘O hago algo, o se me muere’. Tras meses encerrado, privado de libertad e incluso atado, Julio comenzó a desintoxicarse. ‘No quería aceptar la enfermedad, pero con el tiempo me fui adaptando al medio y me dieron amor para poder enfrentarlo todo, aprendí que se podía vivir limpio’. Su noche más feliz llegó le concedieron el alta. ‘Recuerdo aquella noche de manera especial, me reencontré conmigo mismo, me sentí sano, mi familia estaba contenta y me seguía queriendo, era el Julio de siempre’. A día de hoy, mientras su marido entrena a sus hijos Omar y Julio César —uno futuro campeón del mundo y el otro ya lo es—, la esposa de Chávez ha recuperado la sonrisa. ‘Somos como viejitos, nos levantamos, desayunamos y damos un paseo. Julio está recuperado, ha aprendido a vivir con ello’. Había noqueado a la droga.
Hoy Julio César corre doce kilómetros diarios cada día, atiende a la prensa con regularidad, colabora con varias iniciativas sociales contra la droga, ha puesto a salvo el patrimonio económico de su familia y ha ingresado en el Salón de la Fama del Boxeo, junto a Mike Tyson, su admirador número uno, y junto al actor Sylvester Stallone. Es el boxeador que más defensas del título ha hecho a lo largo de toda la historia del deporte del noble arte (37), ostenta el récord de más tiempo invicto (13 años y 11 meses sin perder), tiene el récord de asistencia a una pelea en un escenario cerrado (Alamo Dome, 73.000 personas) y en uno abierto (estadio Azteca, 137.000). Está considerado, junto a Roberto ‘Mano de piedra’ Durán, como el mejor peso ligero de la historia. ‘Fui un gran boxeador. Ahora solo soy un hombre que se ha librado de la droga. Ese ha sido mi mejor combate’. El mundo se postró a sus pies aquella noche de 1990 en la que el trueno abatió al relámpago. Julio César Chávez, la leyenda, el mejor libra por libra, hoy disputa su asalto más feliz. Vive una vida limpia, sin droga.

0 Garzón


Con el “Curiosity” posándose en Marte y Chavela, la resucitada de Manolo Arroyo, poniendo el pie en el otro mundo, vieneGarzón con la serpiente del verano:

    –Soy el último exiliado del franquismo.
    
La banalización del exilio que hace Garzón es más graciosa que la banalización del nazismo que hacen los progres con Mou, apagando el incendio tuitero que el pizpiretismo de Ana Pastor, la Eva Longoria de los pobres, había provocado con su destitución.
    
Me dejé la juventud luchando contra la dictadura –viene a decir el hijo predilecto de Torres, Jaén, aprovechándose de esa memoria de pez que es el secreto de la cultura progre.
    
Como los “zan-ryū Nippon hei” (aunque él va de Dreyfus, Garzón sólo sería un epígono hispano de Teruo Nakamura), el último exiliado del franquismo cuenta cosas que los hombres corrientes no podemos creer. Cuenta que la gente por la calle se ofrece a escoltarle, pero ya suponemos que lo que quiere esa gente es divertirse con sus cuentos de viejo luchador antifascista.
    
Cristina Losada, que sí estuvo en esa pelea, se tomó la molestia de buscar y concluyó que el pedigrí antifranquista de Garzón “es un triste folio en blanco”.
    
Estuvo en unos seminarios que no eran de los que organizaba el PCE para captar gente… La única acción heroica que se le conoce ya corresponde al 23-F. La ha contado él mismo. En su primer juzgado, Valverde del Camino, se armó de unos prismáticos para observar el cuartel de la Guardia Civil del pueblo. Ah, y guardó unos papeles.

Ignacio Ruiz Quintano
ABC
Leer el artículo completo de Ruiz Quintano en Salmonetes Ya No Nos Quedan

0 ene1978- Julián Marías ('El País') contra las 'nacionalidades'


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

martes, 7 de agosto de 2012

0 Ford Strikers Riot (1942)


Milton Brooks
The Detroit News,1942

0 Fútbol Vs Rallyes

Lucha encarnizada, San Lorenzo de El Escorial 

0 Siéntate aquí, chaval

Cuando el periodismo aún se parecía al Periodismo, y eras un redactor novato que pisaba por primera vez la redacción, había dos personajes a los que mirabas con un respeto singular, mayor que el que te inspiraban los redactores jefes en mangas de camisa con tirantes y una botella de whisky metida en un cajón de la mesa, o los grandes reporteros con firma en primera página, a cuyas leyendas soñabas con unir un día la tuya. Los dos personajes a los que más podía respetar un joven periodista eran el corrector de estilo y el redactor veterano. El primero solía ser un señor mayor con la mesa cubierta de libros y diccionarios, encargado de revisar todos los textos para detectar errores ortográficos o gramaticales antes de que se convirtieran en plomo de linotipia. A veces, a medio redactar un artículo, te levantabas e ibas a plantearle una duda. Solían ser cultos, educados y pacientes. A uno del diario Pueblo -lamento no recordar ya su nombre- debo desde 1973 un truco para no equivocarme nunca, después, al manejardebe y debe de. Cuando es obligación, me dijo, pon siempre debe. Cuando es suposición, debe de. Tampoco he olvidado su aclaración sobre leísmo y loísmo: Lo violó a él, la violó a ella, les violó la correspondencia

Arturo Pérez-Reverte
XL Semanal
Leer la Patente de corso completa de esta semana

0 dic1977- Se funda 'El Imparcial', Emilio Romero contra Suárez


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

lunes, 6 de agosto de 2012

0 Cuando el rayo encontró al relámpago (IV)



Peor fue cuando, por un buen puñado de dólares y para mitigar el estado de su cuenta bancaria —sacaba fajo de billetes de cien y su séquito se los pulía en media hora cada noche— decidió aceptar el desafío de Óscar De la Hoya, diez años menor que él. En sus dos enfrentamientos ante ‘El chico de oro’, Julio recibió un castigo severo, brutal, al que jamás debió haberse expuesto. Chávez, inalcanzable para De la hoya en su mejor versión, acabó ensangrentado, herido y humillado ante un rival más rápido, más joven y más hambriento de gloria que él. Julio estaba en su cuesta abajo, pero ni siquiera era consciente. ‘Incluso una semana antes de los combates, estaba enganchado a la cocaína. Creía que me ayudaba, pero me arruinaba, me quitaba lo mejor de mis condiciones’. Así, en inferioridad, con 38 años, Chávez se resistía a abandonar los cuadriláteros a pesar de los consejos de su círculo más íntimo [‘Le pedíamos que lo dejara porque ya no era él mismo, ya no era ese guerrero pero cuando estás tan arriba y te ha costado tanto sacrificio llegar ¿quién es tan valiente como para dejarlo?]
Con las costillas destrozadas, el hígado tocado y varias lesiones en los puños, Julio prolongó su vida en el ring hasta los 42 años. En septiembre de 2005, el campeón de campeones, el mejor del mundo libra por libra, afrontaba su realidad. En Phoenix, Arizona, se veía obligado a retirarse ante Grover Willey, un ‘paquete’ al que, en los viejos tiempos, habría enviado a la habitación del sueño en el primer asalto. Roto por dentro, arañado de frente y perfil por su propia mano, adicto a la cocaína y con problemas financieros, el guerrero mexicano lloraba, desconsolado, en los vestuarios. Se había roto la mano y no podía continuar. Mientras su esquina le quitaba los guantes y su hijo trataba de consolarle sin éxito, Julio se enfrentaba a sus demonios a pecho descubierto, sentía todo el peso de la responsabilidad del héroe y el de la soledad de quien es consciente de haber enterrado su propia leyenda. ‘La droga es una enfermedad que progresa y cuando te quieres dar cuenta, te va ganando’. Julio estaba perdiendo por KO. El boxeo se había ido y ahora el campeón tenía que enfrentarse con algo peor que la muerte, su propia vida.

Rubén Uría / Jot Down

0 Humo olímpico


España no aprende de sí misma. La incapacidad cíclica del autobombo cubre de gloria efímera el medallero aun vacío de oro en Londres. La globalización –ese concepto acuñado en la época de Zapatero, el que fue Ministro de Deporte del gol de Iniesta- pilla al país descompasado y en palabras de Briega mandan a 300 fulanos a vivir la “experiencia olímpica”, un Erasmus para musculados que cambia el LSD por la Epo pero manteniendo las hamburguesas del payaso, con lo que, a día de hoy, potencias mundiales como Cuba nos superan en el medallero.

En España no somos nada internacionales.

-¡Internacionalismo! ¡Humanidad! ¿Qué valor pueden tener esas frases en labios de un hombre que, luego de pronunciarlas, haría el mayor sacrificio por tomarse una taza de caldo de grelos?

Andamos pues inmersos en una crisis de humanismo e internacionalidad que nos impide, y dicta de nuestros valores un sumiso Gran Hermano moral donde el eructo es el oro, la plata el insulto y el bronce la falta de valores. Como el Espíritu Olímpico.

-“Y a los que me criticáis, sólo daros las gracias. Gracias por hacer que mi motivación aumente”.

Ha dicho Iker Muniaín, previas faltas de ortografía Logse, un energúmeno espídico que ha decidido que la mejor opción para la protesta es empujar al árbitro. Forma tándem con el portero que roba Donuts y que un día se fue a Manchester para ello, en ausencia de títulos. Actitud compaginada por una PS3 y un desorden estético para con el pelo: apuesta perdida con el peluquero, suponemos, al mancharse la camisa por no usar babero. El tercero en cuestión es el ídolo de la Euro, Jordi Alba, que en vistas de los Juegos Olímpicos de los cero goles, ha puesto la pica en Flandes de ser el Chigrinsky de Vilanova.

Aunque si siempre nos hemos caracterizado en algo es en esa superación negativa, casi propagandística, de conseguir un grado más de estupidez que el vecino. Para este caso, el jugador de hockey Álex Fábregas (por mucho que Manolete en el segundo periódico favorito de Mariano se empeñe en que es Cesc) quien “juega con España porque no tiene otra opción”. Lástima que España, como bien indica García Domínguez si tenga otras opciones. Enviarle a casa, por ejemplo. La estupidez regionalista y cantonal (“como no haya concierto económico pediremos la independencia”) llevada al deporte en manos de unos analfabetos funcionales la hace más peligrosa que nunca, por aquello de darle pistolas a los monos. “Cuanto más peligro tiene un necio que un malvado. El malvado descansa, el necio nunca”. Y menos si es joven.

Xente nova, leña verde, todo é fume.


Darío Novo

0 Protagonistas Sierra 06/08/2012

0 jul1977- Antonio Izquierdo nombrado director de 'El Alcázar'


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

domingo, 5 de agosto de 2012

0 Descalzo en la Iglesia

La socialdemocracia mas cool: de la chancla al calcetín

Bernudas y zapatillas tres bancos más atrás

0 La sonata de estío, de Don Ramón del Valle-Inclán (y VIII)


Tal es el autor de las Memorias del Marqués de Bradomín.
Estilista original y al mismo tiempo adorador de la lengua patria, adorador hasta el fetichismo; inventor de las ficciones novelescas con más raíces en una humanidad histórica que en la actual. Enemigo de toda transcendencia, nudo arista y trabajado creador de nuevas asociaciones de palabras. Y estos rasgos pronunciados hasta la exageración, hasta el amaneramiento. Por eso, como todo carácter excesivamente marcado y exclusivo, como todo intenso cultivador de un pequeño jardín, Valle-Inclán tiene muchos imitadores. Algunos han confundido o asemejado su arte con el de Rubén Darío. Y entre ambos y los simbolistas franceses han ayudado a escribir a un número considerable de poetas y prosadores que hablan casi lo mismo unos que otros y en una lengua retorcida, pobre e inaguantable. Y ese trabajo, de ardiente pelear con las palabras castellanas para realzar las gastadas y pulir las toscas y animar las inexpresivas, ha resultado en lugar de utilísimo, perjudicial.
Si el señor Valle-Inclán agrandara sus cuadros ganaría el estilo en sobriedad, perdería ese enfermismo imaginario y musical, ese preciosismo que a veces empalaga, pero casi siempre embelesa. Hoy es un escritor personalísimo e interesante; entonces sería un gran escritor, un maestro de escritores. Pero hasta ese entonces, ¡por Baco!, seguirle es pecaminoso y nocivo.
Confieso, por mi parte, aunque esta confesión carezca de todo interés, que es de nuestros autores contemporáneos uno de los que leo con más encanto y con mayor atención. Creo que enseña mejor que otro alguno, ciertas sabidurías de química fraseológica. ¡Pero cuánto me regocijaré el día que abra un libro nuevo del señor Valle-Inclán sin tropezar con “princesas rubias que hilan en ruecas de cristal”, ni ladrones gloriosos, ni inútiles incestos! Cuando haya concluido la lectura de ese libro probable y dando placentero sobre él unas palmaditas, exclamaré: “He aquí que don Ramón del Valle-Inclán se deja de bernardinas y nos cuenta cosas humanas, harto humanas en su estilo noble de escritor bien nacido”.

José Ortega y Gasset
La lectura, febrero de 1904

0 Cuando el rayo encontró al relámpago (III)


El combate parece visto para sentencia para todos. Menos para ‘Búfalo’, que ofrece la banqueta a un exhausto y desmoralizado Julio, que necesita que le restañen las heridas. Los micrófonos de la televisión captan la voz rota de ‘Búfalo’, que enciende a su boxeador antes del último asalto. ‘¡¡Por su familia, por sus hijos Julio!! Tu eres más macho que él, Julio…¿Quieres que tu madre vuelva a fregar escaleras? ¿Quieres eso? Julio, usted es más macho que él, todavía le puede noquear, usted es más’. Julio se incorpora y espera a que la campana sonase. No se abalanza sobre él en un ataque a la desesperada, sino que busca el momento preciso para dañar al norteamericano. Una combinación de Chávez hace temblar Las Vegas, pero Taylor resiste. Julio, que no está dispuesto a que su madre vuelva a fregar escaleras, encierra a su rival y busca un resquicio entre la fatigada guardia de Taylor, que se ceba intentando devolver cada mano del mexicano. Queda treinta segundos para el final. El norteamericano descubre su mentón una décima de segundo y Chávez, en modo huracanado, conecta un puñetazo seco al mentón de su rival. Las piernas de Taylor parecen doblarse. ‘El León de Culiacán’, inasequible al desaliento, lanza una combinación de izquierda-derecha. Una vez, otra vez y otra vez. Su último ataque, todo raza, encuentra premio. Taylor cae, a plomo, cuando restan dieciséis segundos para el final del combate. El árbitro comienza la cuenta de protección. Uno, dos, tres, cuatro, cinco… La campana podría salvar a Taylor, pero éste se incorpora… El árbitro le pregunta y el americano no responde. Está fuera de combate. Richard Steele mueve sus brazos e indica que no puede continuar. En el reloj quedan… dos segundos. Un suspiro. Una vida. Y un campeón, Chávez.
Tras su dramática pelea ante Meldrick Taylor, considerada como una de las cinco mejores de toda la historia del boxeo, Julio César Chávez amasó una fortuna valorada en más de cien millones de dólares, se codeó con el presidente de México, abrió varias franquicias a su nombre, fue la mina de oro de Don King y se convirtió en uno de los campeones más respetados de la historia. Campeón del peso superpluma, del ligero y del superligero, forjó una leyenda inigualable: antes de Taylor derrotó al ‘Chapo’ Rosario, luego otra vez a Taylor –que jamás volvió a ser el mismo–, y envió al infierno a campeones de la talla de Mayweather, Lokdricge, Giovanni Parisiy Greg Haugen. Heredero del cetro de Mike Tyson como referencia número uno del boxeo, fue considerado el mejor del mundo libra por libra, comparado con Roberto Durán y además, coronado como mejor noqueador de todos los tiempos por la revista The ring.
Durante tres-cuatro años, Chávez tuvo ‘fama, dinero, mujeres, todo lo que un hombre puede desear tener’. Así fue hasta que la vida le agarró en un mal paso. Fue después de vapulear al lenguaraz y huidizo Héctor ‘El Macho’Camacho. Había noqueado a todos los rivales posibles y entonces, de manera progresiva, fue bajando la guardia. Comenzó a consumir cocaína, dejó de lado el gimnasio, frecuentó malas compañías y dejó de escuchar los consejos de su familia. ‘Le perdí el respeto al boxeo’. Con el guerrero mexicano abonado al club del tabique blanco, el drama sobrevoló la hacienda de los Chávez. Julio César solía organizar fastuosas fiestas después de cada una de sus victorias, pero la droga invirtió ese proceso. El orden de los factores alteró el producto. Con la coca como fiel compañera, Chávez se daba grandes fiestas antes de los combates y cuando subía al ring, ya no era ese fajador fiero, potente, capaz de derribar a cualquier bicho viviente sobre el ring. ‘Ya no me preparaba igual, peleaba por inercia, por dinero, lo había ganado todo. Me pasé muchos años consumiendo cocaína, entre pelea y pelea a veces’. Ante Frankie Randall, un boxeador excelente pero que en otro tiempo habría sido víctima de los puños de Chávez, el mexicano experimentó la primera caída de su carrera profesional. Algo se había roto. El entorno de Julio lo sabía.

Rubén Uría / Jot Down

0 El que no tiene otra opción



En declaraciones concedidas al diario "Ara", el jugador barcelonés del RC Polo ha asegurado que juega "con España porque es con quien me toca jugar"."No tengo otra opción, mi sentimiento es catalán, y no siento lo mismo escuchando el himno español que "Els segadors".

"En ningún momento juego pensando que lo hago por España", admite, asegurando que "disfruto por mí, por los compañeros y por la gente que me viene a ver".

Leer la noticia completa en Terra

0 mar1977- Pernau destituído en 'Diario de Barcelona', llega Tristán la Rosa


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

sábado, 4 de agosto de 2012

0 La sonata de estío, de Don Ramón del Valle-Inclán (VII)


Tales son las figuras: entre ellas las hay inolvidables, soberbiamente acuñadas. Aquel don Juan Manuel tío de Bradomín y señor del Pazo de Lantañón, es un último señor feudal que se queda prendido por siempre en la memoria del lector.
No hay ningún ser vulgar en estas novelas y en estos cuentos; todos son atroces: o atrozmente sencillos o atrozmente voluntarios. Ese hombre-medio de la literatura naturalista y democrática no podía encajar con sus pequeños deseos y su parda vida entre vistosos y pintorescos caracteres.
Lo pintoresco: he ahí la fuerza principal de las páginas que glosamos. Valle-Inclán corre desalado a la caza de lo pintoresco en sus composiciones. Es el eje de su producción: me dicen que también lo es de su vida, y yo lo creo.
Para poder atrapar esa postura graciosa y amena de las cosas y de las personas hace falta haber vivido bastante, haber huroneado en muchos rincones y -¿quién sabe?- tal vez haber tenido poco amor al hogar y haber dado muchos bandazos por esos curiosísimos mundos. Yo pienso en ocasiones por qué causa lo pintoresco estará desterrado de la literatura diplomática. Pienso esto cuando leo los libros fríos y correctos de algunos escritores nuevos del Ministerio de Estado que alienta y ampara el alma de don Juan Valera, ese Dios-Pan sonriente y ciego que perdura en el yermo jardín de nuestras bellas letras como la estatua blanca y rota de una deidad gentílica.
Para lograr eso, que es como un anecdotismo de rasgos más que de frases, hace falta haber vivido, como para ungir de emoción a las palabras hace falta haber sufrido. Sé de un amigo mío que era mozo, feliz y literato, y pensaba esto que yo ahora pienso: sabía que cultivar su espíritu para el arte no era sólo leer y anotar; que era preciso el Dolor que nos hace tan humanos. Y yo veía a aquel ingenuo muchacho correr tras el Dolor de un modo insensato, y el Dolor esquivarle de un modo desesperante. ¿No es curiosa esta nueva manera de Don Quijote?
Perdónese la escapada a recuerdos personales. He asociado la memoria de un amigo mío que quería, como Dickens, emocionar, con Don Ramón del Valle-Inclán, que no emociona ni quiere. Sólo en Malpocado, unas cuantas líneas definitivas conmueven al lector. El resto de la obra es inhumanamente seco de lágrimas. Compone de suerte que no hay en ella nada de fresco sentimentalismo, ninguna página libre a una inspiración de última hora. El artista oculta celosamente las amarguras y las desgracias del hombre: hay un exceso de arte en ese escritor. Llega a desagradar como un señor que no se descuida nunca en el abandono de la pasión, del cansancio o del hastío.

José Ortega y Gasset
La lectura, febrero de 1904

0 Cuando el rayo encontró al relámpago (II)



El azteca no sale de su asombro. Está pegando con todo lo que tiene, pero el americano resiste el castigo y se lo devuelve, multiplicado, en cada acción. Al final del sexto asalto, Chávez se derrumba en su banqueta. Está desesperado. Su preparador, el venerable español José María Martín ‘Búfalo’, entra en acción. ‘Tire más golpes Julio, tire más golpes’. Chávez le mira tratando de explicarle que le está pegando con el alma. ‘No me mire, tire más, usted es mejor que él’. Julio sale decidido a pegar más. Tres minutos después, vuelve desencajado. Sabe que está recibiendo una paliza tremenda. ‘Búfalo’ vuelve a dirigirse a él mientras le retira el protector bucal. ‘Julio, mi hijo, tire más golpes, tire más, hasta que se caiga de culo ¡está creciéndose y no le hace nada!’. Chavez se incorpora, encorajinado, y recrudece la batalla. Taylor no cede, está en estado de gracia, parece levitar sobre el ring. Está haciendo el combate de su vida. Las bombas de Chávez llegan a su destino y el americano tiene el ojo hinchado, pero no cae, ni tiene pinta de caer. Antes del noveno ‘round’, ‘Búfalo’ vuelve a comerle la oreja a su pupilo. ‘Vamos, arriba, está usted parado, muévase más, hay que zafar, hay que pegar, hay que tirar más’. Acto seguido, pide a su asistente que levante el calzón de Julio César Chávez y que le eche agua en los testículos. Chávez, extrañado, mira a su preparador. ‘Búfalo’ echa espuma por la boca: ‘Va a salir ahí afuera y va a tirar más, porque usted es mejor, es más macho que él… Usted es más macho Julio’. Ciento ochenta segundos después, ‘el León de Culiacán’ vuelve confundido a su esquina. Ha pegado con una violencia extrema pero Meldrick Taylor, lejos de caer, se traga su propia sangre como si fuera vino de cien dólares la botella. Con Chávez en trance y Taylor menos ágil, el combate alcanza su clímax en el décimo asalto. Chávez necesita un milagro, una mano salvadora, un nocáut. Si no lo encuentra, perderá el título, el tren de la fama y una cuenta corriente dorada para su familia. Pero el KO no llega y Taylor se regocija en todos y cada uno de los asaltos, levantando la mano derecha en señal de triunfo.
Búfalo’ se pregunta de qué demonios está hecho ese Aquiles moreno que se traga cada mano sin pestañear y que, a pesar de estar herido, sigue castigando a Chávez con tanta potencia como electricidad. Pero José María, tozudo, sigue trabajando en la mente de Chávez. En una batalla más allá del umbral del dolor, su pupilo no puede perder la moral. Es una guerra mental y necesita sentirse superior. Así que insiste: ‘Échele corazón, usted puede, usted es Chávez, usted es más macho que él, hágalo por su familia’. Chávez aprieta los dientes y vuelve a la carga. Conecta dos bombas terroríficas y acosa a Taylor. El árbitro, Richard Steele, se interesa por el estado de Taylor, que tiene la cara tumefacta por los golpes del mexicano, pero sigue de pie. El undécimo episodio es la tercera guerra mundial. Chávez se siente un asesino en serie y descarga una tormenta sobre Taylor, que alcanza su esquina dando síntomas de desorientación.
Solo resta un asalto, el americano está a solo tres minutos de lograr el sueño de su vida y simplemente tiene que mantenerse fuera del alcance de los puños de Chávez.

Rubén Uría / Jot Down

0 De Reagan a Phelps

0 mar1977- Tamames, un comunista en PRISA


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me

viernes, 3 de agosto de 2012

0 Cuando el rayo encontró al relámpago (I)


Hilton Center, Las Vegas, 17 de marzo de 1990. El reinado de Mike Tyson, el terror del Garden, se desmorona. Así que, para mantener su negocio de ríos de millones de dólares, el crápula Don King encuentra el relevo perfecto en Julio César Chávez, el león de Culiacán, el mejor boxeador del momento, libra por libra. Un guerrero mexicano programado para matar, apodado ‘Mister Nocáut’, con dinamita en los puños y un carisma tremendo entre los aficionados. Un Tyson en miniatura con picante mexicano. Su contrincante es Meldrick Taylor, un hércules de ébano de técnica depurada y reflejos felinos. La pelea lo tiene todo: dos invictos, dos estilos antagónicos, dos campeones y dos personalidades opuestas. Una bicoca para Don King, que mientras trata de exprimirle los últimos dólares a Tyson, se frota las manos con la pelea entre Chávez y Taylor. No se equivoca. La pelea rompe todos los récords en el pago por visión. El cartel de la pelea, un anuncio de lo que se avecinaba: ‘When thunder meets lightning’ [Cuando el trueno encuentra al relámpago]. Chávez, el puño de Mexico, se presenta con un récord bestial de 68 victorias consecutivas —56 de ellas antes del límite—, la racha más larga del boxeo en los últimos ochenta años. En la otra esquina le espera Taylor, oro olímpico en los Juegos Olímpicos de Los Angeles de 1984, con un récord de 25 victorias consecutivas —14 por nocáut— y un combate nulo. Ambos, mexicano y estadounidense, ponen sus títulos en juego. Solo puede quedar uno.
Julio César Chávez tiene mandíbula de granito, pegada de mula y piel del diablo. Es el guerrero más fiero de todo México, levanta al público de sus asientos y devuelve el precio de la entrada pegándose, hombro con hombro, como si estuviera encerrado en una cabina de teléfono. Chávez intimida. Está dispuesto a morir si llega el caso. Taylor no esquiva su mirada, le escruta y le desafía: ‘Ni siquiera podrás tocarme’. Suena el tañir de la campana y ambos saben que solo uno saldrá de Las Vegas sin saborear la hiel de la derrota. El que lo consiga será el heredero del trono del depuesto rey Tyson. En el primer asalto, Chávez intenta ganar el centro del cuadrilátero para marcar su territorio. Se supone que Taylor va a ‘bailar’ a su alrededor, tratando de impactar sus precisos ‘jabs’ y mantenerse fuera del alcance de los puños del mexicano. Ocurre lo contrario. El americano acepta el reto de Chávez, intercambia golpes y castiga, con severidad, el rostro y el cuerpo del ‘León de Culiacán’. En posteriores asaltos, Taylor desarbola a Chávez una y otra vez. A cada mano asesina del mexicano le sucede una serie de golpes encadenados, con nitidez, por el campeón olímpico. Chávez está siendo superado en su propio terreno por un boxeador más potente, más rápido y tan fiero como él. La pelea es brutal. Las cartulinas de los jueces conceden abrumadora superioridad al americano.

Rubén Uría
Jot Down

0 Protagonistas Sierra 03/08/2012

0 mar1977- Fraga pierde peso en 'El País', Milián Mestre sale de PRISA


Hemeroteca del buitre
J.F.Lamada
http://www.intereconomia.com/blog/buitre-me
 

No queda sino batirse Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates